Parece que esa vacuna que políticos, expertos y autoridades sanitarias nos venden como “maravillosa”, la “única solución para todo” y como un brebaje que produce más “beneficios que perjuicios”, no termina de convencer a todo el mundo ya que no todos ponen el brazo tan alegremente como hacen algunos.

Nos quieren hacer creer que somos pocos, pero parece que el ejército de “bebelejías” es más numeroso de lo que se nos quiere vender. Una prueba evidente de ello es lo que publica el digital ‘Redacción Médica’ que no parece ser uno de esos medios a los que tan alegre e injustamente se llama “negacionistas”.

Según recoge en una de esas publicaciones, “España acumula más de 77.000 sanitarios que han rechazado la vacuna Covid”. Y es que, aunque el número total de sanitarios lo compongan 1.100.000 personas, aproximadamente, el número de los que no quieren hacerlo no está nada mal.

Cómo nos gustaría recoger testimonios de buena parte de ellos para que nos dieran su versión de todo lo que está sucediendo. ¿Se imaginan que todos esos sanitarios contaran sus motivos y lo que están viendo en hospitales y centros de salud? El relato que se nos está vendiendo por parte del gobierno finalizaría de inmediato.

Si ya han tenido la valentía de dar ese primer paso, no estaría nada mal que dieran el siguiente y nos ofrecieran sus testimonios. Seguro que nos encontraríamos con muchas sorpresas y muchas irregularidades denunciables. Deberían formar una asociación o sindicato para protegerse y denunciarlo todo. Tendrían todo nuestro apoyo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

6 Comentarios

  1. En esos datos sobre sanitarios, creo que habría que matizar lo que entendemos por sanitarios y los relacionados con la salud en sus distintas profesiones. Si nos ceñimos a quienes en teoría, por números, están en los hospitales y que pueden o han podido ver más de cerca lo que está ocurriendo, por ser testigos directos de ello, las cifras cambian bastante. Entre enfermeros y médicos suman aproximadamente , 600.000, según el INE. En ese 1.100.000 que comentan, se contabilizan también, farmacéuticos, fisioterapeutas, dentistas, psicólogos con especialidad sanitaria, veterinarios, ópticos, logopedas, podólogos y protésicos dentales. Las matronas , unas 9.000, dentro de los sanitarios.
    Sin quitar a cada uno su mérito, en su especialidad, me parece que lo propio sería diferenciarlo, pues saber la incidencia del rechazo entre los primeros del grupo (médicos y sanitarios) y el resto, es un dato importante, por aquello de quién lo vive y lo sabe y quién , dentro de su profesión, carece de la suficiente información para decidir.
    Por lo tanto, si se supiera el nº real, que seguro supera esos 77.000, dependiendo de su actividad sanitaria, en relación a los 600.000 profesionales directos, la proporción varía sustancialmente.

  2. Y el titular de que ” se niegan a vacunarse”, sería más propio, “deciden no vacunarse”, por aquello de que muestran su no voluntad de hacerlo.

  3. A quien hay que vacunar pero del cerebro es a los políticos, empezando por los comunistas y siguiendo por todos sean de izquierda o derecha a ver si les viene el sentido y dejan de tocar los cojones con las inyecciones, no hay político bueno, todos están llenos de veneno. y a los sanitarios que están inoculando a la gente pero ellos ahora no quieren, después de los que algunos han hecho no se como se atreven a pedir ayuda, que cuenten que ha pasado con los ancianos, se le fueron de las manos.

  4. Valentía sería lo que han hecho sus colegas franceses, que han renunciado a sus empleos. Eso sí es valentía, honradez y coherencia.

    Mientras tanto, los nuestros no quieren ser pinchados, pero sí pinchar a los demás. Bien calladitos a pesar de todo lo que están viendo, y que rule la bola.

    A mí me enseñaron a no querer para los demás lo que no quiero para mí. No me parece una actitud valiente como dicen ustedes en el artículo. Es más, me parece cobarde y egoísta a más no poder.

  5. Amigo, los politicastros de este pais, son los primeros pagados por los de arriba entre ellos el Presimiente, que va a ver a sus jefes de Black Rock y a Soros, mientras los demás de la derecha se ríen de que, no ha sido recibido y no por tal ni por cual gobernador, alcalde o presidente del pais. Como comprenderéis las risas del presimiente son de órdago. Nunca dirá la verdad ni trabaja para los españoles que es por lo que pagamos el sueldo, mientras los diarios de derecha ya apuntan a que Ayuso va a ser recibida en la Casa Blanca, como si al nefasto y criminal Sanc-Hez le importara. DESPERTAR DE UNA ZORRA VEZ. Saludos

  6. Es una buena noticia por qué los sanitarios son los que más deben de dar ejemplo,y si no se quieren inyectar la poción venenosa,pueden influir a los más escépticos y eso es positivo.Fijense que diferencia con los caraduras de los políticos,que esconden la cabeza como avestruces en este tema ya que de los periodistas no se puede esperar nada semejante.A los sanitarios de otros países que se han negado a inyectarse (pues no es vacuna),les van a negar el sueldo,esperemos que la sangre no llegue al río y que en España sepan respetar su decisión.

Comments are closed.