Ana Pastor parece ser que tiene el trabajo de “verificadora” asegurado y con contrato blindado puesto que no tiene pudor alguno en haber publicado una noticia falsa y no eliminarla tras confirmarse que lo era.

Como parte del lado “progre” de esta sociedad que es, Pastor difundió el otro día, y sin verificar, la noticia sobre la supuesta “agresión homófoba” en Malasaña calificando la misma de espeluznante. Pero como ya sabemos casi todos, se ve que ella todavía no, la supuesta víctima de esa agresión confirmó finalmente ante la Policía que no había habido tal agresión y que fue consentida.

Pero parece ser que a la misma que le pagan por eliminar noticias reales de los demás, le da lo mismo que se le vea el primero porque, en el momento de redactar este artículo, todavía no ha tenido la vergüenza de eliminar este tuit.

Está claro que la ley que de verdad funciona en España es la del embudo, con el lado ancho para unos pocos y el estrecho para la mayoría de los españoles. Para Ana Pastor esa ley es doble porque, además, le pagan mucho por aplicarla. El problema de la chica es que, como gana dinero fácil, cree que este no le va a faltar nunca ya que le da igual lo que le puedan decir. Menudo “papo” que tiene.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Esta tipeja que tenga mucho cuidado, las guillotinas no seran suficiente en segun que casos, yo propongo que la empalen, es mas justo en este caso

Comments are closed.