Parece que en algunos países, aunque sea de una forma muy tímida, la justicia se está poniendo a trabajar y está investigando a los que tienen, o han tenido, responsabilidades políticas a lo largo de todo este tiempo de “pandemia”.

De esta forma, y tal y como publica ‘France 24‘, la exministro de Salud de Francia, Agnes Buzyn, habría sometida a un investigación desde el pasado viernes por parte del Tribunal de Justicia de la República. Según declaraciones del fiscal de este tribunal, el motivo es por “poner en peligro la vida de otros”, aunque no será investigada por un segundo posible delito del que se le acusaba: “no detener el desastre”.

Buzyn, quien acudió a una audiencia de la Corte el paso viernes y que podrá recurrir esta decisión, ha afirmado que esta será “una excelente oportunidad para que me explique y establezca la verdad”. Afirmando, además, que no “permitiría que se desacredite la acción del gobierno, o mi acción como ministra, cuando hicimos tanto para preparar a nuestro país para una crisis de salud global que aún está en curso”.

Esta es tan solo una parte de una investigación más amplia sobre el manejo de la pandemia por parte del gobierno: el ex primer ministro Philippe también está siendo investigado, así como el sucesor de Buzyn en el ministerio de salud, Olivier Véran, quien se espera que sea citado por los mismos jueces en las próximas semanas.

De momento, en Francia están sucediendo cosas que en España ni se esperan. Que la exministro de Salud de Macron sea investigada es una gran noticia, que esperamos se produzca algún día en España.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Simón al paredón, y Olla a la silla, pero electrificada.
    El uno debería ser juzgado por manipulación y servilismo, el otro por soberbia y mercantilismo.
    Que los dos como mínimo, lo que les queda de vida, en la cárcel y confiscación de bienes al más puro estilo Maduro.
    Uno es libre de tener fantasías, en este país, se premia la delincuencia y el servilismo al estado.
    A uno le dieron una medalla y al otro querían que fuera “president”.

  2. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado ante el Tribunal Supremo al ministro de Sanidad, Salvador Illa, como máxima autoridad del Gobierno en la gestión de la crisis del coronavirus.
    CSIF denuncia «falta de previsión» e «insuficientes medidas de protección con las que cuentan los sanitarios, y considera que «pueden ser constitutivas de delitos contra los trabajadores por infracción de las normas en materia de prevención laboral, de lesiones y homicidio imprudente».
    Ladilla ya colecciona denuncias de todos lados,desde lo del cigarrillo de tabaco electrónico,denuncias de sindicatos,por cuestiones de su candidatura,etc.
    Pero no pasa nada,es catalán!,y en Cataluña es la norma!.

Comments are closed.