Lo que están haciendo una gran mayoría de padres en España con sus hijos, ni lo entendemos, ni lo podremos entender nunca. Que sin necesidad alguna, sin que haya un peligro para ellos, sin que sean máquinas supercontagiadoras pongan a sus hijos como conejillos de indias de una inoculación experimental es de ser un descerebrado absoluto, como mínimo.

Personajes a los que les preocupa más el qué dirán o que a sus niños no les señalen en el colegio, que la propia salud de sus pequeños. Vagos hasta aburrir que ni se preocupan ni se molestan en informarse, ni siquiera cuando es la salud de sus propios hijos la que está en riesgo. Idiotas a tiempo completo porque incluso sueñan lo sumamente idiotas que son.

Y nosotros, una vez más, hemos vuelto a equivocarnos con esta sociedad cada vez más decepcionante. Una vez más nos quedamos atónitos pensando qué se le pasará a la gente por la cabeza. Una vez más que esperábamos que por algo como poner en riesgo la salud de un niño no se iba a pasar y llega la mayor parte de los padres y lo hace.

Después te dirán que no confían en Sánc-HEZ, que menudo gobierno, que vaya panda de mentirosos y de traidores pero a la hora de la verdad, ponen hasta los bracitos de sus hijos a disposición del estado para que se experimente con ellos.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. La AGE,o administración general del Estado,cobra un impuesto sobre las labores del tabaco,y obliga a poner en todas las cajetillas de cigarrillos,fotos viscerales,o mensajes como estos:Fumar reduce la fertilidad…el humo del tabaco contiene más de 70 sustancias cancerígenas.

    Si la gente quieren que pongan las mismas imágenes y mensajes con la vacuna experimental,tendremos que pagar un impuesto.Asi funcionan las cosas en España.

  2. Señores de El Diestro ustedes lo resumen perfectamente con esta frase “Idiotas a tiempo completo” porque eso es lo que son, no solo los adultos que estan ejerciendo de ratas en fase tres de la experimentacion, sino los padres ratas que tambien quieren que sus hijos sean tan ratas como ellos.
    Y no tardando mucho, ratas muertas.

  3. El engaño y el miedo es muy convincente para sin obligar los borregos pasen al redil.
    Si como decía Einstein, desconocía hasta donde llegaba la estupidez humana, lo mezclas con lo anterior y das con el típico español medio.
    Ahora le sumas la nueva publicidad estatal hacia los jóvenes, tienes la tormenta perfecta.

  4. Si cuando nos hacían llevar la mascarilla puesta, la gente se quejaba de su uso indiscriminado y ahora que puedes librarte , al menos al aire libre, salen con ella, es que realmente la etiqueta de composición de borrego, se la han dejado por fuera. La mediocridad de gran parte de la sociedad española, queda al descubierto y no por un motivo como éste, es que ya la debían traer de serie.
    Y en relación a esos muchachos tan …como sus padres, ya se sabe, de padres gatos, hijos michines. Porque los rebeldes ya no existen y se deben pensar que hacer botellón lleva implícito ese término y no se dan cuenta de que también están siendo manejados. Pobre juventud con un falso presente y un muy dudoso futuro.

Comments are closed.