amantes

Tiempo atrás, compartí en un grupo de feisbuc llamado “Casas de Pueblo”, una información que recopiló mi hijo y que tituló “Todo lo que necesitas saber sobre el dióxido de cloro”. Uno de los seguidores del grupo comentó -Muy buena información, aunque no es el lugar apropiado-. Otro, directamente me denunció. ¿Cuál es el lugar apropiado para decirle a alguien que existe solución para su mal? ¿No estamos todos sufriendo los efectos de este “pandemónium”? ¿No los sufren también los seguidores de “Casas de Pueblo”?

[QUÉ Va A Pasar Con La Ley De Eutanasia Y Los Recursos Ante El Constitucional]

Mi hijo y yo compartimos esa información en los grupos más diversos, y en todos nos sucede, más o menos, lo mismo. Por un lado agradecimientos, por otro censuras. El caso es que hemos podido comprobar que estamos colocados, casi todos, en “grupos estancos”: Los hay de todo tipo, desde “amantes de la ciencia” hasta “amantes de las revistas del corazón”, y todos suelen reaccionan ante nuestra intromisión, como amantes cornudos. Es cierto que podríamos compartir el artículo con los “amantes del dióxido de cloro” pero ¿Qué sentido tiene comunicarle a alguien lo que ya sabe?

Mediante ingeniería social nos han dividido y nos han aislado en grupos cuyas fronteras virtuales tememos traspasar, pues no pocas veces el “atrevimiento” acaba en “castigo” -Ya ves, nos tratan como a párvulos- Los “mass media” son los únicos que tienen licencia para hablar de cualquier tema, o mejor dicho, para aterrorizarnos con cualquier tema. Los ciudadanos de a pie, debemos ceñirnos al tema del grupo, por “respeto”.

Esos “mass media” nos han vendido un falso concepto de respeto y muchos lo han comprado. ¿Por qué? Pues porque cada vez que alguien dice algo que choca con tus creencias, le puedes decir “Me estás faltando al respeto” y eso lo hace callar, inmediatamente. ¡Qué guay ¿no?! Mediante ingeniería social nos han hecho olvidar que la verdadera libertad es decir lo que quieras, donde quieras y cuando quieras. (Eso es lo que protege la Constitución y la Declaración Universal de Derechos Humanos, la libertad de expresar cualquier opinión sin ser molestado por ello). Nos han hecho olvidar nuestro derecho a la libre expresión y lo han sustituido por el “derecho a censurar” que no podrás encontrar en ningún texto legal de ningún país democrático.

¿Acaso quién exige “respeto” no tiene la libertad de leer o no leer la información que se le brinda? ¿Qué más quiere? ¿Por qué tiene interés también en que no puedan leerla los demás? Alguno de esos censores me ha dicho que lo hace para “proteger a los incautos de mis mentiras”. ¿Llamas incautos a tus semejantes? ¿Crees que ellos son tontos y tu eres el listo? ¿Qué te hace pensar que ellos no saben, o no pueden protegerse de las mentiras, y tú sí? ¿Tienes a tus compañeros de grupo por retrasados mentales? ¿No te parece eso una tremenda falta de respeto hacia ellos? Ninguno de esos censores me contestó estas preguntas ¿Podrías hacerlo tú?

Mi hijo y yo hemos compartido información entre los grupos más diversos, y lo seguiremos haciendo mientras podamos, por entender que se trata de información importante para todos, y por entender que está mejor informado quién tiene dos versiones que quién solo tiene una (No por otra cosa se inventaron los juicios, con el fin de que una persona pueda decidir, en conciencia, después de escuchar ambas versiones). A nosotros no nos pueden silenciar esos “amantes del odio”, porque tenemos claro que el respeto siempre es algo que se da, y demandarlo, siempre es una falta de respeto.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Con el Nuevo Orden Mundial viene incluida la Nueva Inquisición político/mediática, puede que ahora no te condenen y maten físicamente en la hoguera pero, te llevan directamente a la muerte civil, social e incluso profesional a todo aquel que se salga del “dogma Oficial” que es el único verdadero para ellos y del cual quieren hacernos partícipes por medio de la “Fe” en nuestros líderes institucionales.
    En definitiva que esos a los que se les llena tanto la boca hablando de democracia y libertad “del Pueblo” son, en realidad, los mas serviles sectarios fanáticos al “Dogma Acientífico Oficial Único” establecido por los líderes/amos de su secta a los que no hemos elegido y son los que en realidad manejan a los títeres que sí hemos elegido.
    Pero estemos tranquilos que todo lo que hacen es “por nuestro bien”.

  2. Esto del respeto es muy curioso. Los que hicimos la mili siempre recordamos, entre carcajadas, las invectivas con las que suboficiales y oficiales nos dispensaban en plenas maniobras e instrucción. Nos ponían de nenazas para arriba. Entonces, al principio, nos parecía haber entrado en un manicomio de locos, pero luego uno se iba acostumbrando. Y hoy, todas esas anécdotas hasta nos hacen reír haya sido el arma o cuartel en el que uno ha servido a Dios y a España (a Dios porque Dios une, no divide las naciones). Todo formaba parte de una instrucción para lograr hacer de nosotros hombres recios física, moral y psicológicamente, algo que solo con los años uno valora de modo netamente positivo.
    Hoy, el nivel de ego, egolatría, narcisismo, el yo, me, conmigo, todo gira en torno a mí, y yo más, y yo, yo y solo yo, el hago con mi vida lo que me de la gana, hago lo que quiera, el querer ser famoso, visible, centro de atención, etc., es tan alto que vamos, no se le puede decir a uno cualquier cosa si pertenece a ciertos colectivos que exigen un respeto que ellos ni en sueños profesan por sus enemigos. Por ejemplo, el colectivo LGTBI, exige un respeto propio de majestades para arriba que ellos no solo no tienen por los católicos, que, aun pecadores como cualquiera, procuran agradar a Jesucristo Nuestro Señor con sus vidas acogiéndose a la gracia que Él les otorga y a los Evangelios en sus vidas.
    Así, los del colectivo LGTBI ODIAN FURIOSAMENTE A DIOS NUESTRO SEÑOR, pues no solo contravienen la Santísima Voluntad de Dios, sino que no pueden soportar lo del exterminio de homosexuales en Sodoma, lo que San Pablo escribe en Rm 1, 26-32 acerca de los homosexuales y quienes no siéndolo les apoyan e instigan por la hipócrita razón que sea, 1 Co 6, 9-10 sobre todo el que no respete la santa castidad, Ap 21,8 muy amenazante para los perros, etc. y la profundamente misteriosa omisión que Nuestro Señor Jesucristo hace en los cuatro Santos Evangelios sobre ellos, que ni los cita, lo que hace creer que esos colectivos en realidad son lo que quieren ser, no lo que es inevitable por trauma, trastorno o enfermedad. Todo por irreverencia, estupidez, infantilismo, falta de madurez (es decir, de darse a los seres queridos y no centrarse en uno mismo), etc. Y como este colectivo no puede soportar a Dios Todopoderoso, no es humilde y discreto como la Santísima Virgen María (a la que odian también) y no le piden humildemente ayuda a Dios, del que dicen poder prescindir en sus vidas con desprecio, la acaban pagando, como el mismo demonio, con sus fieles y persiguen judicial y físicamente a todos los miembros de la Santa Iglesia Católica de Jesucristo y de los sucesores de San Pedro. De hecho, el ODIO al católico supera en atentados, torturas, muertes y discriminación, a cualquier otra causa o colectivo en todo el mundo juntas, que ya es decir.
    Pero los mártires y sufridos católicos callan, guardan silencio, como verdaderos santos a imitar por todo el mundo sano y sensato, aunque se les odie en todo contexto públicamente, mientras que los LGTBI montan cada escándalo, falso las más de las veces para explotar su victimismo falso y criminalizar a todo el que no se arrodilla ante ellos como Jesucristo cuando no se arrodilló ante satanás en el desierto tras cuarenta días de ayuno, que lo suyo, lo de los LGTBI, ya degenera en un TERROR SATÁNICO IMPUESTO A TODA LA POBLACIÓN, con consecuencias fatales para quien no se someta a sus caprichos contra nátura, y no digamos para los que sí se someten.
    Así que eso del RESPETO, es cosa de los que no parece preocuparle que quien se ensalze será humillado, es decir, para los hijos de este mundo, muy preocupados por su “reputación”. Pobres de ellos. Lo de llorar por ser expulsado de las redes socialistas es tan absurdo como llorar por los propios excrementos que se han ido desde el inodoro por el desague abajo. Alégrense señores, quien pierde lastre, gana.

  3. Eso de “quién pierde lastre, gana” me ha gustado. No sé si te has dado cuenta de que todos mis textos van orientados a eso. Por cierto, hablas de católicos perseguidos pero ahora hay dos catolicismos: el perseguido y el perseguidor (Este último, con Bergoglio al frente).

  4. Fijaos lo que le paso al dr Frank Suarez un señor q proponia una medicina alternativa y lo han quitado del medio,camuflado detras de un suicidio que no se cree nadie

Comments are closed.