Lo que está sucediendo en todo el mundo con esto del virus y de las inoculaciones nos está produciendo una gran tristeza e indignación. Una de las escenas más tristes y duras que hemos podido ver en los últimos meses se produjo el pasado miércoles en Montevideo (Uruguay).

Un joven se quemaba a lo bonzo después de ser despedido de su trabajo. Electricista de profesión, este joven tomó la dramática decisión de rociarse con combustible y quemarse a lo bonzo en la Plaza de la Independencia de la capital uruguaya. Mientras ardía, este pobre chico gritaba continuamente “a mi no me pichen con nada, me oís, a mi no me pinchen con nada”.

El chico fue trasladado posteriormente al Centro Nacional de Quemados (Cenaque) de Uruguay en estado crítico, falleciendo la mañana del jueves 23. Una verdadera tragedia, una locura absoluta esta a la que estamos llegando y que está provocando el suicidio de muchas personas. Esa sí que es la verdadera epidemia, ¡cuántas vidas de personas jóvenes se está llevando toda esta locura por delante!

¡Advertencia! El vídeo contiene imágenes terriblemente duras.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Siento mucho si parezco insensible, pero no entiendo muy bien la lógica del suceso. Decide no vacunarse, supongo que sabiendo que es una sentencia de muerte, pero al final ¿se suicida y de esa forma tan tan brutal, dolorosa y violenta?, para eso haberse pinchado que al menos tendría cierta posibilidad de sobrevivir y no hubiera perdido su trabajo. Además, ¿no sabía que eso es más que DENUNCIABLE?, en serio, es preocupante a la ligera que se toma uno las cosas, sin recapacitar ni pedir ayuda antes de hacer una locura así, pero bueno, al final del día, cada uno es responsable de sus actos. D.E.P🥀

Comments are closed.