Como les adelantábamos en un artículo que publicábamos ayer mismo, Joaquín, el hombre atado de pies y manos en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, era entrevistado por Julio García en Canal 5TV junto a su pareja Victoria.

Y lo que contaron en esta entrevista nos ha dejado completamente sobrecogidos. En primer lugar, que dos psiquiatras decidan requerir a un juez para que dictamine que un hombre no está en sus cabales solo porque no se quiere hacer una prueba PCR, ya nos parece tremendamente sospechoso. De estos dos psiquiatras, Joaquín llegó a decir que parecían estar “drogados”, que no parecían dos personas normales.

Y a todo esto, esa decisión judicial le llevó a estar atado de pies y manos a una de las camas de ese hospital durante una semana. Pero si todo esto ya era dramático y preocupante, lo que contó Joaquín acerca de una llamada telefónica que recibió de un médico diciéndole que huyera de allí, ya nos dejó completamente aterrados.

Según contaba el propio Joaquín, él es una persona muy solitaria y como familiar más cercano solo cuenta con Victoria, su pareja. Y eso, al parecer, era algo que agravaba su terrible problema en el hospital puesto que, según denunciaba en la entrevista, él sospechaba que las intenciones que se tenía en ese hospital para con él eran otros, sobre todo después de recibir la llamada de un médico que ejerce en su propia consulta.

Al parecer el médico le advirtió para que saliera huyendo de allí en cuanto pudiera ya que creía que no iba a salir “vivo” del quirófano, Joaquín estaba allí para ser intervenido de un problema cardiaco. Le dijo, además, que “por cada PCR, el hospital cobra 360 euros. Si da positivo, son miles de euros”. Incluso llegó a advertirle que “posiblemente se quedaría muerto en la operación y sus órganos serían vendidos. Le dijo cuánto estaban cobrando por cada órgano”.

Como decíamos antes, absolutamente terrorífico. Escuchen esta entrevista porque es una de las entrevistas más fuertes que hemos podido escuchar en nuestra vida.

NOTA: LA ENTREVISTA COMIENZA A PARTIR DEL MINUTO 43 APROXIMADAMENTE.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Más vale que la gente se cuide, haga vida saludable, ejercicio, comida sana, dormir bien, etc., porque hoy día, salvo excepciones, ir a un hospital es ir directamente a un matadero lleno de matasanos /mercenarios vendidos por dos euros (lo que valen sus miserables vidas). No es normal ni este caso ni otros donde a gente absolutamente sana y cuerda y simplemente por cuestionar esta farsa se les ha llevado a centros de salud mental. YA BASTA. Sánchez, al paredón.

  2. No es descartable que estuviesen de colocón. Entre el personal sanitario el consumo de hipnosedantes está por encima de la media de la población general. No lo digo yo, lo dice Redacción Médica, un panfleto que es como el Gara del gremio médico, y aún así lo dice.
    Metemos eso en la coctelera, junto con la caída -objetiva- del nivel educativo, la generalización de la corrupción, la tendencia al apoltronamiento holgazán en parte de quienes se atornillan al funcionariado, y un largo etcétera, y no es de extrañar que las muertes por negligencias médicas, tomado como muestra de su hacer, suban imparablemente desde hace lustros -dato también objetivo-.

    Así, se entienden espectáculos de miseria moral como el que se describe aquí (aunque me gustaría oír a las dos partes), u otros como el de la turba que se manifestó con sus batas en Castellón porque preferían al paciente muerto, o un manifiesto ruin de unos matasanos y charos del servicio de salud de Canarias que circula por Telegram. O las pataletas infantiles de los colegios médicos.

    No darse cuenta de la decadencia general es no darse cuenta de nada. Decir “creo en la Medicina”, así en general, sin tener en cuenta la abundancia de especímenes como la morralla que he descrito, y ponerse ciegamente en sus manos, es como decir “creo en la democracia” y esperar que esa fauna política corrupta e inculta haga algo beneficioso por el país y las personas.

    • *Lo del paciente atado -excepto con la mano de grabar- ha tenido una pintilla sobreactuada desde el principio, eso también tengo que decirlo.

  3. Por eso rezamos por no tener la mala pata de tener que acabar en un hospital español,sobre todo en estas fechas,algo que también saben los turistas.Por dinero son capaces de cualquier cosa…ya ni sabemos si son cuatreros o bandoleros pero es lo que hay…a la más mínima a la UCI por qué les dan una gran cantidad de dinero,incluso hacen tacs por una migraña.Los hospitales ya no sé son lo que eran ahora parecen Salones de Bingos con chulos y putas vestidos de sanitarios,y matones a sueldo y caciques enlazados a empresas de seguros y a inmobiliarias de compraventa de fincas,es todo muy surrealista.

Comments are closed.