Está más que claro, y a las pruebas nos remitimos, que el nivel intelectual de esta sociedad de 2021 va en caída libre y nada tiene que ver con el nivel de hace 100 años. Y eso no es culpa de las personas, es culpa, en el caso de España, de unas leyes de educación que el único objetivo que han buscado es la docilidad del sujeto, su ignorancia y un adoctrinamiento absoluto para que cumpla a rajatabla lo que se le ordene por parte de “papá estado”.

Pero hace 100 años no sucedía eso. La gente leía, se educaba a sí misma, escuchaba lo que les contaban sus padres y abuelos y existía una sabiduría popular, en todos los sentidos, que ahora, directamente, no existe. Y todo esto sin el acceso a la información que hay ahora, no era tan fácil engañar a las personas como lo es en estos tiempos, se diga lo que se diga.

Un claro ejemplo es el mostrado por el periodista estadounidense Tucker Carlson en un reciente editorial realizado en la cadena FOX. Hablaba Carlson de la mal llamada “gripe española” y exponía la obligatoriedad del uso de mascarillas que existía por aquel entonces.

“La ciudad de San Francisco se tomó las reglas tan en serio que un agente de salud de la ciudad le disparó a un hombre que se negó a usar una mascarilla y golpeó a los dos transeúntes que estaban detrás de ese hombre”, contaba Carlson.

“A algunas personas les pareció un poco exagerado, pero muchas otras lo aceptaron. Tenían miedo del virus. Querían hacer su parte para detenerlo. Sobre todo, confiaban en sus líderes. Si sus líderes se lo ordenaban, asumían que era por una buena razón y querían ayudar”.

Pero un día apareció una fotografía en un periódico en la que se mostraba a los funcionarios de la ciudad de San Francisco todos apiñados asistiendo a un combate de boxeo. Ninguno de ellos llevaba mascarilla. En la fotografía se podía ver “al alcalde de San Francisco, un miembro del congreso, un administrador de salud, todos sentados en el evento y completamente desenmascarados”.

La fotografía circuló por todo el país, “los estadounidenses se sorprendieron al descubrir que las personas que elaboraban y aplicaban las reglas no tenían la intención de seguir esas mismas reglas ”, afirmó Carlson.

Fue a partir de entonces cuando toda la farsa de las mascarillas se desmoronó. Fue a partir de entonces cuando los políticos estadounidenses fueron incapaces de mantener esas leyes que tenían que cumplir los demás y que ellos mismos no cumplían. Piensen ahora en la cantidad de veces que hemos podido ver a políticos reunidos en distintas cumbres internacionales poniéndose la mascarilla para aparecer en la foto.

Carlson ha realizado este editorial tras salir a la luz un vídeo en el que la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, realizaba una recaudación de fondos en la que se le vio junto a otros cargos del Partido Demócrata sin mascarilla y sin cumplir ni una sola de las normas que imponen a los demás. Esa imagen habría indignado a todo el mundo hace 100 años, ahora, simplemente, no pasa nada.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

6 Comentarios

  1. Las medidas supuestamente sanitarias, en el fondo, no es sino clasismo anglogringo hacia los pobres, denigrando a éstos como si fueran sucios o transmisores de enfermedades. Las sociedades anglohablantes son las únicas donde la propia oligarquía vive permanentemente en una guerra sorda contra su propia población. Ahora han exportado esa dinámica. Calificar a los pobres o a las masas de sucias y peligrosas les permite ofrecerse una justificación inauténtica de sus privilegios arbitrarios.

  2. Bueno, aquí sabréis la malllamada gripe española, los muertos fueron por la vacuna, hay mucha info sobre eso.

    Es normal que repitan la historia, y más si no son capturados.

    https://laverdadofende.blog/2021/07/17/la-gripe-espanola-de-1918-solo-murieron-los-vacunados-y-jamas-fue-espanola/
    La “Gripe Española” de 1918: solo murieron los vacunados (y jamas fue española) – Verdades Ofenden

    ¿LE SORPRENDERÍA O LE PREOCUPARÍA SABER QUE LA “GRIPE ESPAÑOLA” DE 1918 NO TUVO NADA QUE VER CON ESPAÑA Y PODRÍA NO HABER SIDO UNA GRIPE EN ABSOLUTO? BUENO, AGÁRRATE FUERTE, ¡TE ESPERA UN VIAJE DIFÍCIL!
    LO QUE NOS DICE LA HISTORIA SOBRE LA “GRIPE ESPAÑOLA” DE 1918

    La historia nos dice que la gripe española de 1918 mató a entre 50 y 100 millones de personas. En ese momento, fuentes médicas y farmacéuticas lo describieron como EL proceso de enfermedad MÁS horrible desde la Peste Negra de 1347, que mató a aproximadamente 25-30 millones de personas.

    Las autopsias después de la guerra demostraron que la gripe de 1918 NO fue una “GRIPE” en absoluto. Fue causado por dosis aleatorias de una ‘ vacuna contra la meningitis bacteriana ‘ experimental , que hasta el día de hoy, imita síntomas similares a los de la gripe. Los múltiples y masivos ataques con vacunas adicionales contra el sistema inmunológico no preparado de soldados y civiles crearon un “campo de exterminio”. Los que no fueron vacunados no se vieron afectados.
    ENTONCES … ¿CÓMO MURIERON LOS CIVILES?

    La Primera Guerra Mundial terminó antes de lo esperado, dejando ENORMES cantidades de vacunas experimentales sin usar.
    Temiendo que los soldados que regresaran a casa transmitieran enfermedades a sus familias, el gobierno de Estados Unidos impulsó la campaña de “miedo” a las vacunas más grande de la historia. Utilizaron la población humana como laboratorio de investigación y desarrollo para probar vacunas experimentales en el campo.
    Decenas de millones de civiles murieron de la misma manera que los soldados.
    En lugar de detener las vacunas, los médicos las intensificaron, llamándola la gran “Gripe española de 1918”. Como resultado, SOLO MURIERON LOS VACUNADOS.

    “Siete hombres cayeron muertos en el consultorio de un médico después de ser vacunados. Se enviaron cartas a sus familias informándoles de que habían sido asesinados en acción “.

    Los soldados estadounidenses de la Primera Guerra Mundial recibieron de 14 a 25 vacunas experimentales no probadas con unos días de diferencia entre sí, lo que provocó una intensificación de los casos de TODAS las enfermedades a la vez. Los médicos la llamaron una nueva enfermedad y procedieron a suprimir los síntomas con medicamentos o vacunas adicionales .

  3. Efectivamente son siempre los mismos,y viven entre Londres y N.Y.Tambien las Universidades de medicina de los Rockefeller han influenciado mucho,para que gran cantidad de sanitarios sean partidarios de las vacunas,y estos influyen a la gente que por infantilismo y credulidad,creen que si se lo dicen los médicos hay que confiar ciegamente,algo que debería comenzar a cambiar entre la sociedad española,al igual que el vicio de creer ciegamente todo lo que se dice por la TV.
    Siempre afirmaremos que Inglaterra ha sido y sigue siendo enemiga histórica de España,y que el invento de las vacunas tuvo una doble interpretación,cuando fueron distribuidas por enemigos de España esta vez internos y de origen español…como suele ser habitual,desde nobles republicanos comuneros hasta todo tipo de anarquistas,rojos,y terroristas.

Comments are closed.