cabo de gata

Decían los clásicos que el hombre es un lobo para el hombre, aunque imagino que ahora habrá que actualizar el adagio y decir algo así como que, el ser humano es un lobo o una loba para el ser humano. Es por ello, por la particular querencia depredadora que nos diferencia de otras especies, por lo que un día, alguna mente gris decidió proteger algunos espacios con leyes ad hoc, sanciones, protecciones y un sinfín de normas.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

Me pregunto, desde mi más profunda ignorancia, ¿por qué quedarnos sólo en protectores de la nada y no dar un paso al frente procurando embellecer a la propia naturaleza? El hombre ha demostrado, a través de los siglos, su capacidad depredadora, sí, mas también ha dado muestras de ser capaz de hermosear espacios que, sin su ayuda, no serían más que tristes eriales.

Los Parques, ya sean naturales o nacionales, no deben seguir siendo naturalezas muertas o bodegones para pintarlos. Tantas normas y tanta administración, parece que van más por el lado del chiringuito y el voto cautivo, que por el de cuidar y mejorar lo que nos dejó la creación.

Hoy vengo a contarles la desolación que me embarga, cada vez que me acerco al paraíso que es el rincón almeriense, que responde al rimbombante nombre de Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Insisto: soy un profano en la materia, pero en lugar de proteger tanta aridez, ¿no habría manera de darle una mano de pintura?, quiero decir que el espacio que va desde Retamar hasta el propio pueblo de San Miguel de Cabo de Gata, que hoy es un espacio desértico sin más, lleno de especies vegetales de dudoso porte, bien podría ser repoblado con un millón de árboles, desde la misma playa hasta la carretera. No digo palmeras, no digo pinos, no digo nada, sólo sugiero que este espacio podría llenarse de esplendor, a lo peor es una ocurrencia de lo más peregrina, pero de lo que no me cabe la menor duda, es que el patronato o quien diablos rija los designios de las 38.000 hectáreas que van desde El Toyo-Retamar hasta Carboneras, no dan muestras de hacer nada, salvo quizá, inventarse nuevas prohibiciones.

Incidiendo en lo peregrino de mi idea, hasta se me ocurre, que se podría proponer al personal la idea de apadrinar un árbol, de tal forma que este espacio recobrara nueva vida, en realidad algo de vida, porque salvo para los ornitólogos o estudiosos avezados, es un territorio que apenas si despierta el interés de algún ciclista o caminante loco, que osa adentrarse durante los meses de verano. El resto del año, excuso relatarles el número de visitantes, aunque a buen seguro los mandamases del Parque, tienen datos jugosos y actualizados. Almería y los Parques, en general, merecen algo más que turismo.

Se podría perfectamente orquestar una campaña que revitalizase un espacio ciertamente paradisíaco y que no necesita de grandes ayudas, puesto que ya se encargó la naturaleza de dotarlo estéticamente y no me quiero extender en la descripción de algunas de sus playas, porque algún amigo me previene, para evitar que degenere y esto se convierta en Benidorm. Me quieren tanto, que piensan que estas colaboraciones las lee alguien. Qué incautos son mis amigos.

Dejo en este cajón de sastre la idea, para que los que saben se pitorreen de mí, y por si alguna otra mente gris, decide dar la orden de plantar árboles allá donde más se necesita. Un millón de árboles, me parece una bonita cifra y un balón de oxígeno. Quien dice un millón, dice medio o dos millones.

Quizá hasta en el tumulto normativo, está reflejada la prohibición expresa de procurar la creación de bosques.

Hay que proteger la naturaleza, por supuesto, pero es más positivo mejorarla en la medida de lo posible. A día de hoy no tengo nada claro que, si tenemos una piedra o un terreno agreste, seco y yermo, tengamos que protegerlo, en este caso, nuestro deber no es mimarlo, sino cambiarlo para optimizarlo.

*Un artículo de Bienvenido Picazo

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. esta es una manera simple y eficaz de hacer la ecología… en lugar del bla bla bla … de los ambientalistas izquieridstas de moda de greta estupida thurnberg .
    es un problema de cerebro …asi como los comunistas quieren el bien del bueblo destruyendo todo lo que puede foncionar en la manera mejor, asi estos hipocritas ecologistas de salon harán el desierto donde hay vida verde .
    burocracia ? dime si tu recuerda una vez que la burocrazia resolvio un problema !
    el objetivo primario de la burocracia es detener todo
    el objectivo primario de la izquierda es no permitir que los demás tengan ( ma para ellos esto vale al contrario )
    y ahora por favor va al campo de cabo de gata y planta un arbol .
    yo voy a plantar un ROBLE ( ENCINA ) en el mi jardin.
    y tambien he propuesto al alcalde de mi pueblo de hacer una amplia linea continua de arboles en los limites del pueblo asi de permitir a la fauna de desarrollarse .
    problema : al mi pueblo el alcalde es : ecologista de izquierda ……….. yo NO .
    vamos a ver…

  2. Si es que en esta sociedad de comodones, se ha dejado todo el quehacer general , en manos de burócratas, de organizaciones y de estamentos que , lo único que han creado son amiguismos, trabas y desvíos de dinero que no iba soltando Europa, para vaya usted a saber dónde han ido a parar. Esta meridianamente claro que, estos sandias y aclaro ( verde por fuera y rojo por dentro), hacen y deshacen a su antojo y según reciban subvenciones o no y de quién. Los intereses creados llegan a todos los rincones y claro, cuan alguien se centra en mantener su estatus, poco espacio le queda en el cerebro, para pensar realmente qué proteger, cuidar, embellecer, renovar o innovar y así, no hay quién avance. No hacen más que machacar con el p… cambio climático y las emisiones de CO2 y ya sabemos lo que influye la vegetación en “cambiarlo” por oxigeno. Y entonces ¿por qué de esa restricción en la plantación de árboles o vegetación que tanto ayudaría en todos los sentidos? ¿Porque cambiaría el paisaje desértico en un auténtico oasis y pudiera atraer la masificación de turistas o visitantes? Esto último, si que es cuestión de los municipios. El limitar el desarrollo urbanístico es la solución, claro que, igual los intereses pueden más por lo contrario de esto y tener la vista echada para en un futuro cercano acudir a esa especulación a la que nos tienen tan acostumbrados y que sólo beneficia a los que lo consienten.
    Por otro lado y termino, sólo ver la cantidad de incendios descontrolados en todo el mundo, debería hacernos pensar que intereses se encuentran detrás de estas catástrofes y a lo mejor entenderíamos muchas situaciones que, por tener raciocinio, parecen no entrarnos en la entendederas.

  3. Es un noble sentimiento el de querer mejorar el paisaje,con el inconveniebte de su situación geográfica respecto de África y del clima derivado.Son dos factores a tener en cuenta,uno el de que no hay cultura de paisajismo en España,vamos atrasados en este aspecto,y otro factor son las inversiones del Estado,un Gobierno que despilfarra el dinero en caprichos y que no lo invierte en infraestructuras por ejemplo hidraulicas.Gesara ha entrado en África y van a construir una presa más grande que las de las tres gargantas,mientras los comunistas españoles quieren quitar las que hay en España en vez de mejorarlas.Sin embargo la naturaleza es la que mejor ‘pinta’ el paisaje,por este motivo también hay que educar en el respeto y amor hacia la naturaleza.

Comments are closed.