Que nos han convertido en auténticos borregos y que eso ha formado parte de nuestra educación desde el primer minuto de nuestras vidas es más que evidente. La prueba más evidente de esto es lo que está sucediendo por todo el mundo en estos momentos a propósito del virus.

Si políticos, televisiones y grandes medios de comunicación le dicen a la gente que se vacune con un producto experimental y peligroso, una gran mayoría lo hará, como lo está haciendo, sin pensar en las consecuencias solo porque lo ha dicho la tele. Es evidente que si mañana les insistieran en que se tiraran por un barranco también lo harían porque no es más que lo que están haciendo en estos momentos.

Vivimos teledirigidos por el estado y por los grandes medios de comunicación y, a pesar de caer en infinidad de contradicciones en todo momento, mucha gente no se cuestiona nada porque se lo ha dicho la televisión y el gobierno de turno. “Vacúnate sin garantías, sin que nadie se haga responsable de las consecuencias que sufras porque eso es bueno para todos y la única forma de acabar con el virus”. Eso es lo que nos han dicho desde el primer día y la cosa, no solo no ha cambiado, es que va a peor.

Pero a pesar de ello, mucha gente no se cuestionará nada, seguirá defendiendo el pinchazo experimental y criticando a quien no lo haga. Pero no porque sepan cosas que los demás no sepamos, simplemente, se lo dice la tele.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Pobrecilla. Igual ha pensado que podía salir algún camión de mudanzas o maquinaria de obra.

Comments are closed.