esclavitud

Hace unos días he visto la telenovela “El libro de los negros”. En ella, he comprobado las miserias de aquellos esclavos capturados en África, donde eran conducidos y arrastrados como animales, esposados y maniatados hasta llegar a territorios americanos, vendidos según edad y forzados a trabajar en las plantaciones e incluso en minas. Los colonos subastaban y compraban tanto a los varones como a las hembras más fuertes, siempre vendidas al mejor postor por los terratenientes de aquellos siglos, e incluso cambiaban esclavos como si fuesen cromos. Abusando de estos con escenas carnales y exigencias de todo tipo. Desde hace muy poco tiempo, a finales del siglo XX hasta este actual siglo XXI, estamos viendo, como han vuelto aquel proverbio que dice: de aquellos polvos vienen estos lodos.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

Parece que no es así, la esclavitud, ni se ha ido, ni se irá por más vueltas que le demos. El fútbol es ahora la nueva versión de esa esclavitud, en dónde me refiero por ser el más tedioso y soporífero por las tintas que se han cargado. Me refiero a Lionel Messi, el actual jugador del Paris Saint -Germain de la liga francesa, donde el Fútbol Club Barcelona le debe aún una buena tajada a este futbolista.

Los jugadores de este deporte del fútbol, cuando les da la gana a sus clubes, lo venden, los traspasan o los cambian, es más, le buscan equipo, eso sí, mejor dicho, un club que hace de “traficante” para vender y hacer con este esclavo jugador lo que le viene en gana. Bien es verdad que todo esto lo saben estos futbolistas, pero esto no impide la verdad de este tipo de transacciones que hacen estos “nuevos colonos”.

Aunque hay una diferencia. En este intercambio de cromos los jugadores pueden -y de hecho suele ser así- salir ganando. Salen ganando porque estos nuevos clubes-estado les riegan del dinero suficiente como para pagarle una buena vida al menos a las próximas 4 generaciones. A diferencia de los esclavos, donde ellos no tenían nada, estos futbolistas viven en las más altas esferas de la élite económica. Aunque se podría decir que de esta manera los futbolistas también son esclavos del dinero.

Lo más claro de todo esto, con la esclavitud en el fútbol y la gran mentira de Messi, estas últimas semanas la hemos visto en Mbappé, el cual, cuando escribo todas estas controversias, me hacen no ser optimista en estos vaivenes, cambios de jugadores que, como si fuesen esclavos, los cambian por otros, los venden y los esclavizan, eso sí, no les quedan más remedio que firmar estos jugadores sus contratos. Pero ahí subyace toda esta trama donde una lógica locura, una explotación de unos patronos y la de los esclavos, se chantajean y amenazan a unos a otros.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. El Diestro no me importa que critique a quien sea de fútbol y futbolistas, esta en su derecho.
    Pero que enarbolas protejas la bandera del ¨real madrid¨ con todo el mal que a echo mundialmente al fútbol ⚽ con la REALEZA, LA CRUZ DE LOS CABALLEROS DE MALTA, CON LA PRESUNTA ESTAFAS A HACIENDA, CON LA PRESUNTA PORNOGRAFIA IFANTIL, TANTO DE LA CUPULA DIRECTIVA COMO FUTBOLISTICA, DISCO Nº8 RUÍZ…ETC… UEFA, FIFA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL ⚽ CUANDO ESTEBA Y ESTA, PERO TAMBIEN CUANDO NO EXISTÍA Y UN LARGO ETC… USTEDES REPESENTA A LA ÉLITE – CABALISTA DEL FÚTBOL COMO LE ÉLITE DEL CABAL GLOALISTAS NOM, son ud Fakes, o son lo mío no se toca. Hágaselo ver por favor, no se puede ser buenos a medias.

  2. Las competiciones de fútbol quedan adulteradas mientras participe ese club de Paris. No se debe tolerar la licencia para jugar con tantisima ventaja, mientras se limita a los demás.

Comments are closed.