¡Pos baja tú!

Leo en un blog, Vuelta al Ruedo, una referencia a una anécdota que quiero compartir con los lectores y amigos de El Diestro ¡Olé! Bajo el título ¡pos baja tú!, se cuenta lo ocurrido en el año 1867 en Madrid, algo que podría ocurrir en muchos festejos…

[CÓMO optar a un empleo o ser franquiciado de Naturhouse]

Se cuenta que la tarde del 21 de agosto de 1867, toreando en Madrid el maestro Curro Cúchares al toro “Colegial”, negro listón, de la vacada de don Rafael de la Cuña. El toro tenía la embestida tan descompuesta, que era imposible cuadrarlo para entrar a matar. Ya había dado Cúchares una estocada corta, saliendo por pies, un pinchazo a paso de banderillas y cuando se disponía a entrar de nuevo “a por uvas”, un espectador le gritó: ¡Cobarde!

Cúchares se dirigió al lugar que ocupaba el gritón y le espetó: ¡Pos baja tú!

No volvió a oírse ningún grito.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Extracto de romanticismo y tauromaquia.

    Pues el concepto filosófico del romanticismo que es percibido por tan pocas personas es lo que a mí más me atrae. Es un concepto que puede existir, además de estar en la literatura y el cine moderno también puede estar presente en el baile, el cante y a veces la música. Pero donde más veo yo el romanticismo expresado de una manera filosófica es en la tauromaquia. Toda la cultura taurina tiene su ideología romántica.

Comments are closed.