No crean que la extrema izquierda española cree que exista problema alguno en la sociedad española con el virus, con las vacunas experimentales y dañinas, con el precio de la luz, con la terrible crisis económica, con el paro o con el daño irreparable que está haciendo a España este gobierno criminal al que jalean, no. A la extrema izquierda lo que más le preocupa del mundo es si una calle lleva el nombre del fundador de la Legión, el General Millán Astray, o cualquier otro nombre inventado por ellos. Eso es lo que más les preocupa puesto que están para lo que están, que no es otra cosa que para imponer una ideologización en España a costa de lo que sea.

Y miren que nos sorprende que, por ejemplo, con el asunto de las vacunas se hayan convertido en los firmes defensores de unas inoculaciones que, además de un gran daño entre la población, están generando millonarios ingresos a sus antes detestadas compañías multinacionales. En la locura en la que viven instalados desde siempre, ahora nos encontramos con que defienden la inoculación de este brebaje inventado por lo más criminal del capitalismo internacional. Globalismo en vena, que es lo que de verdad les gusta.

Y una de esas referencias de la extrema izquierda, Cristina Fallarás, se enfrentó ayer con nuestro colaborador, Guillermo Rocafort quien, entre otras cosas, es secretario de la Plataforma Millán Astray.

No deja de sorprender que, olvidándonos se sus evidentes limitaciones intelectuales, la televisión siga llevando a un personaje como este de “tertuliana” cuando es incapaz de controlar sus formas y mucho menos un histerismo cercano a la enfermedad mental. Interviene para atacar e insultar a Rocafort, pero ella dice no querer mantener una conversación con él. Y todo esto hasta que Guillermo Rocafort con un discurso firme, tranquilo y cargado de información la muele a palos dialécticos.

A partir de ese momento es cuando ya quiere mantener una conversación con él, algo que, en su caso, solo puede ser la conversación de una histérica.

NOTA: INTERVENCIÓN A PARTIR DEL MINUTO 27

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Hubiera sido mejor que todo esto de la plandemia hubiera ocurrido con un gobierno de derechas, pero de derechas de verdad, no con el paniaguado PP o con el otro que esta en todas partes y en ninguna.
    Si porque de haber habido un gobierno de derechas nada de lo que estamos padeciendo habria ocurrido, las calles estarian llenas de ciudadanos protestando contra las falsas vacunas y toda la parafernalia que acompaña a la histeria del falso virus. Lastima que la izquierda este mas preocupada en robar que en que se sepa la verdad. Que llegue el dia en el que veamos a todos estos colgados de sendos pinos. Solo hay que ver el silencio de la izquierda con el tema de la luz……malditos hipocritas ladrones

    • jajajajjajaj que inocente, ¿todavía te tragas el cuento de “derecha” e “izquierda”?. Son la misma caca con diferente color y discurso, pero al final del día sirven al mismo amo, la política es un juego de poder que sirve a los mismos de siempre. La gente va con una sonrisa a poner el brazo para que les inocules ese veneno siguiendo ejemplos tanto de la “izquierda”, como de la “derecha”, sino mira Olona “dando ejemplo de solidaridad y compromiso”, animado a los demás a kakunarse con su foto poniendo el brazo… en fin, la plandemia no te la han colado, pero por tu comentario la política si.

  2. Es lo más preocupante, la calle Millán Astray, es la culpable del cambio climático, de la subida de la luz, del desempleo juvenil y del paro generalizado en todo el territorio español, incluidos los reinos de taifas separatistas.
    No se pude consentir, cambiemos la calle de nombre y matemos a todas las vacas para evitar el cambio climático.
    Las muertes por vacunación es algo puntual y secundario.

  3. Si que tenéis razón,de que a los políticos les importa un pito lo que de verdad importa,que están matando a gente inocente,y solo les importa seguir con su guión,ahora basado en una memoria antidemocrática.
    Es muy llamativo,que tras tantísimos informes sobre las perniciosas vacunas,que no lo son según el Congreso de los EEUU,ni un solo político español ha dicho ni mu.Sabiendo ya todos que es una falsa pandemia y que no hay epidemia más que mediática,1000 casos?,1000 PCR positivos?…y no bajan la guardia ni quitan el estado de excepción,es una vergüenza y son todos igual de corruptos.Zasca para Cristina F.

Comments are closed.