Con el subtítulo Una cortina de humo para un mundo sin libertad, el libro presenta una visión alternativa de la pandemia y la crisis geopolítica generada en torno a ella. Su presentación estaba programada para el miércoles, en el marco de la Feria del Libro de Monforte, pero el acto fue censurado a última hora del lunes y cancelada la presentación y firma del libro.

En un comunicado de prensa de pésima redacción y plagado de inexactitudes, del que se hacen eco diferentes medios de comunicación, autonómicos y nacionales, la directiva de la Federación de Libreros se justifica ante sus patrocinadores: la Xunta de Galicia, el Xacobeo, la Diputación de Lugo y el Ayuntamiento de Monforte, gobernado en estos momentos por el Partido socialista. Las genuflexiones son de pena. Unos libreros, que deberían ser los representantes de la libertad de expresión y propiciadores del debate de ideas se han prestado –por la limosna, suponemos— a una acción que no cabe en un Estado democrático, con una Constitución que defiende el derecho a la libertad de expresión. Solo les faltó besar los pies de quien paga y manda. Que unos profesionales del libro muestren este sesgo tan sectario es motivo, más que suficiente, para pedir la dimisión de la directiva al completo, como poco, por incompetentes y desubicados. El mundo de las ideas, tan amplio y versátil, les viene algo grande y no encaja con sus perfiles rancios y pueblerinos, dispuestos a servir al poder aun a costa de burlar los derechos de los autores y lectores amparados en la Carta Magna.

De esta actitud se desprende que los libreros gallegos tienen que ganarse el pan con “subvenciones”, como bien insinuaba el presidente de la actual directiva, Ramón Domínguez López, propietario de la librería Formatos de La Coruña en un artículo de prensa de 2020, en el que aludía a la necesidad de esas “ayudas”, para paliar el problema de la crisis del libro. Por eso hay que rendir pleitesía a los dueños del dinero. Esa es la clave que mueve a estos vendedores de papel impreso.

Como expresamos, el texto de la nota de prensa no tiene desperdicio, seguramente, producto de los nervios, la precipitación o el desconocimiento. Invenciones y tergiversaciones que no se corresponden con la realidad de lo que se dice en el libro es la tónica general –lo cual es una falta de respeto impropia de alguien que simula representar el mundo de la cultura—, amén de otras arbitrariedades que podrían considerarse injuriosas.

Se dice en uno de los redactados publicados que “los Colegios de médicos de Galicia han subrayado que este libro […] contiene afirmaciones como que la causa de la covid hay que buscarla en otros focos distintos al virus, como los campos electromagnéticos”. Esto lo repiten casi todos los medios. Sin embargo, en el texto del libro se alude como causa, aparte de los campos electromagnéticos, otros adyuvantes como el óxido de grafeno –tal como demuestra el estudio preliminar del científico Pablo Campra Madrid— y otros adyuvantes, como el polisorbato 80 y el triton-x, presentes también en las vacunas de la gripe de los últimos años. En cuanto a la vacuna COVID, en primer lugar decimos que no debería llamarse vacuna, ya que es un experimento génico, que además no inmuniza. En segundo lugar, decimos que es innecesaria, como bien advierten científicos independientes de todo el mundo que se encuentran amordazados, no permitiéndoseles expresar sus conocimientos en público porque contraviene la línea de pensamiento único dictada por la OMS, uno de los organismos más corruptos del mundo, dicho sea de paso. En tercer lugar, la vacuna Covid no ha sido aprobada, sino autorizada para uso de emergencia. En cuarto lugar, los gravísimos efectos adversos, incluso muertes, silenciados sistemáticamente, con la complicidad de los médicos, algunos con notorios conflictos de intereses. En quinto lugar, la inmunidad de los laboratorios fabricantes. ¿Por qué no hacerse cargo de las posibles consecuencias si el producto es la panacea del siglo? Pues no, no se responsabilizan.

En efecto, el libro es un grito de alarma, escrito, coordinado y publicado por amor a la humanidad. Para una mejor comprensión, transcribimos el texto íntegro impreso en la contraportada:

Este libro presenta una visión alternativa, no solo de la llamada pandemia, oficialmente producida por un virus, el SARS-CoV-2, que no fue aislado, purificado y secuenciado, sino de las piezas que componen este escenario distópico. Sus autores no niegan la enfermedad COVID, con sus neumonías, trombos y desórdenes neurológicos y mentales, ni tampoco los muertos. Lo que se niega es la causa, que hay que buscarla en otros focos distintos al virus, como los campos electromagnéticos y algunos adyuvantes de las vacunas, como el polisorbato 80, el triton-x o el óxido de grafeno. Los autores cuestionan la engañosa prueba PCR –base de todo este escenario covidiano–, la mentira de los asintomáticos y los contagios o las “olas”, y advierten del peligro de las vacunas experimentales que están llevando a la muerte y a sufrir efectos adversos irreversibles a miles de ciudadanos.

Este libro es un grito de alarma ante el suicidio asistido al que se está induciendo a la humanidad, en el que se desvela la gran mentira urdida, so pretexto de una crisis sanitaria que no es tal. Estamos ante una estrategia geopolítica global, de cambio económico y de valores éticos y espirituales, diseñado por las élites que manejan el mundo en la sombra, ayudadas por sus fieles servidores, especialmente los políticos. Se está librando una guerra contra la raza humana, con el fin de controlarla, esclavizarla, animalizarla y robarle su esencia, en aras de un transhumanismo perverso.

Este libro es una llamada de atención a los científicos de bien, médicos, sanitarios en general, jueces, fiscales, funcionarios, policías y demás instituciones del Estado. Si no hubiera corrupción en las cúpulas de estas áreas, nada de esto estaría ocurriendo. ¡No seáis cómplices!

Este libro es una llamada al despertar, a la acción y a la esperanza. ¡Hay que parar esta farsa!

Hasta aquí la sinopsis. Como puede ver el lector, los críticos no han querido o no han sabido sacarle jugo al texto. Han pretendido solo hacer un panfleto propagandístico. Así están las cosas. Nos queda la esperanza de poder sentar en el banquillo a todos los responsables.

El engaño más grande en la historia de la salud. Una cortina de humo para un mundo sin libertad, Obra colectiva, La Regla de Oro Ediciones, Madrid, 2021

publicaciones@laregladeoroediciones.com
www.laregladeoroediciones.com

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Lo ha censurado Bill Gates,a través de los medios de comunicacion a quien subvenciona.

    Esta fue la canción N.1 del año 2020,titulada,lo estoy perdiendo!:
    https://www.bing.com/videos/search?q=i+m+loosing+it&view=detail&mid=CEEB498D24ABD93C5FBECEEB498D24ABD93C5FBE&FORM=VRRTAP&PC=EMMX20

    Que está perdiendo?,un bebé en un aborto espontáneo,la exposición a la radiación de móviles TV ordenadores lámparas led y de aparatos eléctricos,electrodomésticos y antenas en general,están haciendo mella en la población mundial,el semen de los hombres carece de espermatozoides y las mujeres ya no se quedan embarazadas…las chicas tienen abortos espontáneos en los conciertos de música con millones de kilowatios en efectos eléctricos.

    Por eso la multinacional del aborto Planned Parebthoot ,no da abasto para comercializar los millones de fetos abortados al año,así que los comercializa de mil formas.La más original se descubrió hace poco,cuando Bill Gates dijo haber inventado falsa carne hecha con vegetales!,la gente se lo creyó…es carne triturada de fetos abortados,por eso la empresa que manufactura’ la carne falsa’,se encuentra a pocos metros de estas clínicas abortivas de esta multinacional.

    Y todavía habrá gente que no se lo creen!,en fin,que se le va a hacer!.

    Como las parejas ya no pueden tener hijos,por infertilidad,se separan.

  2. Al leer la noticia hace unos días aquí en Telegram, miré de comprarlo en Amazon y casualmente no tenían stock….asi que lo compré directamente a la editorial y estoy esperando que me llegue. No cobran gastos de envío al menos aquí en Madrid. Qué le den x ahí mismo a estos gilipollas.

Comments are closed.