potencia

Si eres un no creyente “cerrado en banda”, lo que viene a continuación no te va a interesar: Si eres de los que luchas contra la realidad (palpable para mí) de la existencia de Dios, mejor es que no sigas leyendo. Pero si tienes responsabilidades públicas desde las que puedes influir queriendo imponer tu criterio particular, te rogaría que continuaras la lectura. Hoy voy a hablar algo sobre lo que es poco frecuente hacer en las escuelas, institutos y universidades y tampoco en los periódicos. Y es, del Ser Humano, con mayúsculas. Y, por ende, del cuerpo y del alma.

[Adif y Adif AV anuncian la creación de cerca de 6.200 plazas de empleo público hasta 2025]

Creo que los que nacimos entre los años 30 y 60 del pasado siglo, tuvimos la suerte de recibir en mayor o menor grado una formación integral, que ahora se está encauzando por otros derroteros de ideología marxista para decir a los individuos lo que deben hacer y pensar. A pesar de ello, hay unas verdades que jamás podrán destruir. Y es que el ser humano se compone de cuerpo y alma, que son dones recibidos de Dios y es lo que nos diferencia de las demás criaturas porque nos dota de la capacidad de conocer y de amar. Pues, de las tres potencias del alma (memoria, entendimiento y voluntad) ya se está cuestionando por parte del gobierno arrinconar la primera de ellas porque, según ellos, “con mirar en Google” o consultar un “artilugio” de última generación tendremos la cuestión resuelta.

No hay que saber que 8 x 8 son 64, se le da al botón de la calculadora y nos lo dice al instante. ¿Van a arrinconar también el entendimiento? Porque siguiendo este camino, no hay que enseñar a un niño la interpretación de una frase: se le da al botón del “entendedor digital” y nos da la solución.

En cuanto a la voluntad, los “gurús” de la educación comunista son expertos en “dárnosla” envuelta en códigos cerrados de “obligado cumplimiento”. Si es obligado nadie puede optar por otras alternativas y así se elimina la voluntad.

¿No presumen ustedes de amar la libertad? ¡¡Pues déjennos intacta nuestra alma!!

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

7 Comentarios

  1. Somos animales, como los otros animales del planeta, ni más ni menos. ¿Que los demás animales no sienten, aman y piensan como nosotros?…, eso es de muy narcisista, de enfermo mental, no tienes si no que fijarte un segundo en cualquiera empatizar un poco. Si hasta las plantas algún estudia ha demostrado que “sienten”.

    Quizás la sociedad en su conjunto está enferma mentalmente y/o la han enfermado y/o se ha dejado enfermar, que digo quizás, SEGURO.

    La humanidad está enfermada, quién la desenfermará, el desenfermador que la desenferme, buen desenfermador será.

  2. Como dice el autor de este artículo usted no estaba preparado para entenderlo si no ve la diferencia entre el Ser Humano y el resto de seres vivos de la Creación. La diferencia es el alma, y por medio de las virtudes del alma estamos por encima del resto lo que nos da el derecho y responsabilidad de utilizarlos, no que nos de derecho a destruirlos o ser crueles con ellos. Y por el libre albedrio que el Señor de la Creación nos dio, tambien podemos ser los seres más abominables, desalmados, por dicho motivo deberemos rendir cuentas al final de nuestro camino en esta vida.

  3. Por la señal de la santa cruz +
    de nuestros enemigos +
    líbranos, Señor, Dios nuestro +
    En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo +

    Amén.

    • Dios me salvará

      Resulta que hay unas inundaciones y un hombre se queda en lo alto de un campanario totalmente aislado.
      Pasa toda la mañana y por la tarde llega una barca:
      – ¡Oooigaaa! suba que le llevamos.
      – Noooo graciaaaas, tengo fé en Dios y seguro que él me salvará.
      – ¿Está seguro?
      – Siiii, sigan que Dios me salvará.
      En esto que pasa toda la noche y al día siguiente pasa a su lado una lancha:
      – ¡Eh Oigaaa! suba que le llevamos.
      – Noo no hace faltaaa. Soy muy devoto y seguro que Dios me salvará.
      Sigue pasando el tiempo y por la tarde llega un Helicóptero de la Guardia Civil:
      – ¡Ehhhhh! ¡El del campanario! ¿Necesita ayuda?
      – Noooo gracias. Confío en Dios, él me salvará.
      En esto que esa noche vuelve a subir el nivel de las aguas y el hombre se ahoga.
      Cuando va al cielo se encuentra con Dios y le dice:
      – ¡Señooorr! ¡Dios mío! ¿Por qué no me has ayudado?
      – ¿Qué no te he ayudado? Te mandé una barca, una lancha, un helicóptero…

      (nótese que ¿ayudó? con las acciones, esfuerzo y trabajo de otros animales humanos, no hizo nada, “directamente” claro, dependió de otros animales o seres vivos)

      https://www.1000chistes.com/chiste/dios-me-salvar

Comments are closed.