votos subvencionados

En España tenemos un total de 3,4 millones de empleados públicos, a los que hay que sumar una nueva oferta de empleo de 30.455 plazas convocada en julio 2021, con lo que se alcanzan cifras históricas en este sector de población. En los 12 últimos meses la ocupación pública ha aumentado en 213.600 personas. Se incluyen funcionarios de carrera, interinos y adictos contratados de forma digital o dactilar, que pretenden pasar a funcionarios, con las prebendas y mantenimiento de por vida en el empleo, sin aprobar las correspondientes oposiciones.

[Mira las ofertas de empleo de Booking.com en Barcelona e internacionales]

Para ello, se destinará una partida de los Fondos Europeos a recibir que, bajo el concepto de modernización e informatización de la Administración Pública, va a financiar a personas que empezaron a trabajar con el papel de calco. Es una forma, como otra cualquiera, de mantener contentos a una serie de ciudadanos que te devolverán el favor mediante votos cautivos agradecidos, en un país con las siguientes cifras reales de paro:

votos subvencionados

El PSOE, siguiendo el programa de Podemos y de ERC, se ha propuesto como objetivo prioritario rebajar la edad de voto a los 16 años. Menores de edad a efectos judiciales y cumplimiento de penas por ser “niños y no tener todavía la madurez necesaria”, pero sí utilizables como votos cautivos, sangre ardiente con ganas de revolución, educados en el odio a España y pensando en las futuras subvenciones del Estado.

Igualmente, pretenden que puedan votar los inmigrantes con permiso de residencia y sin nacionalizar, extranjeros a todos los efectos, y no en consideración precisamente hacia los jubilados europeos que se han establecidos en nuestras costas en busca de su merecido descanso, sino en aquellos más jóvenes, algunos con ignotas verdaderas intenciones, que disfrutan más beneficios, sin contraprestación de ningún tipo, sociales y dinerarios que muchos de nuestros jubilados/as y viudos/as que trabajaron de sol a sol para dejarnos la España que ahora estos se encuentran gratis.

“En España no solo funcionan mal los que mandan, sino también los que obedecen”, palabras de Fernando Fernán Gómez.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

También te puede interesar...


Artículo anteriorLa resistencia en Afganistán vuelve a ondear la bandera de la Alianza del Norte contra los talibanes
Artículo siguienteY seguimos dándole vueltas a las ollas
Antonio Campos
Antonio Campos nació en Ciudad Real, en la España del queso amarillo y la leche en polvo de los americanos. Licenciado en Económicas, Diplomado en Humanidades, PDG por el IESE. Ha trabajado durante muchos años en un importante grupo multinacional del sector financiero, al que reconoce estar agradecido por haberle dado la oportunidad de desarrollarse profesional, académica, personal y humanamente. Conseguida cierta estabilidad profesional y dineraria, volvió a su verdadera pasión de juventud, escribir; desde entonces, han sido cuatro libros y unos dos mil artículos de opinión, económica y política, publicados en diferentes medios de comunicación, pretendiendo conjugar la libertad individual o personal (el progresismo) con la libertad económica (el conservadurismo), elogiando las ideas y no las ideologías. Y lo hace, dice, pretendidamente independiente, ideológica y socialmente, con la libertad de quien tiene libre el tiempo, el pensamiento y la palabra.