El pasado día 26 de agosto de 2021, la asociación LIBERUM interpuso el  correspondiente recurso contencioso-administrativo en defensa de los derechos fundamentales  contra la Orden de la Consejería de Salud y Familias del 18 de agosto, mediante la cual se imponía  al personal sanitario y a los trabajadores de centros sociosanitarios y del Servicio de Ayuda a  Domicilio someterse a pruebas PCR para acceder y/o ejercer sus tareas laborales. Fueron objeto  del recurso el artículo primero punto uno, artículo segundo puntos dos, tres y cuatro de la citada  Orden.  

En dichos textos legales se impone al personal sanitario no vacunado a someterse semanalmente a  pruebas PDIAs (preferiblemente PCR), y con respecto al cribado de los trabajadores de los centros  sociosanitarios y del Servicio de Ayuda a Domicilio los no vacunados o con una sola pauta  deberán someterse a dos pruebas PDIAs semanalmente, mientras que los no vacunados con doble  pauta bastará con una prueba PDIAs cada quince días. 

Desde LIBERUM denunciamos que, estas órdenes son discriminatorias, carentes de base legal y  evidencia científica. Así es, imponer a una parte de la población que para acceder a su puesto de  trabajo deba someterse a 4 pruebas PCR cada quince días, y en cambio, aquellos trabajadores  vacunados con doble pauta contra la COVID-19 solo deban someterse a 1 prueba PCR supone un  trato desigual, convirtiéndose en realidad la medida en una forma de castigo corporal a aquellos  trabajadores que por diversos motivos, por el momento, han decidido no inocularse el tratamiento  experimental.  

Decimos, que esta norma carece de rigor científico, porque la evidencia ha demostrado que la  población vacunada también es fuente de contagio de la enfermedad en igualdad de condiciones  que los no vacunados. Esto ha sido reconocido por los CDC y corroborado por una abrumadora  bibliografía científica. Es más, hay estudios publicados que apuntan que precisamente la población  vacunada alberga una carga vírica muy superior de la variante Delta en comparación con la  población no vacunada.  

Esta realidad ha sido reconocida en sede judicial. Véanse los Autos de los TSJ de Andalucía del 6  de agosto de 2021, y del TSXG del 20 de agosto. La vacunación solo genera un beneficio  individual de mejor pronóstico de la enfermedad según la edad y patologías previas.

En consecuencia, dado que la vacunación no produce ni producirá la inmunidad de grupo, sino que  solo aporta un beneficio individual, imponer a la población no vacunada someterse a 4 PCR cada  quince días por 1 PCR al personal vacunado supone un trato denigrante para aquellos, y un premio  injustificado para estos. 

Estas normas fomentan el miedo y el odio en la población contra una parte de la ciudadanía, y  reiteramos, carecen de base científica, y por consiguiente, suponen una coacción o amenaza que  fuerza a someterse a un tratamiento invasivo para evitar las represalias, lesionando gravemente los  derechos humanos y/o fundamentales, a saber: la dignidad de la persona (art. 10 CE), la integridad  física y moral (art. 15 CE), la libertad ideológica o religiosa (art. 16 CE), y el derecho a la  intimidad personal (art. 18 CE); así como incumpliendo olímpicamente la Ley 41/2002, de  autonomía del paciente, la Ley 8/2021, el Reglamento (UE) 2016/679; la Ley 3/2018 y el RD  732/1995. Es más, dichos hechos pueden ser constitutivos del delito tipificado en el art. 510.1 del  Código Penal, como fomento al odio.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Menos mal que los pocos jueces que no son masones ni entran al trapo de toda esta farsa demoníaca dictan sentencias llenas de lógica y sentido común de cuando en cuando.
    Tengo claro que esto solo se puede tumbar por vía judicial y militar, no se puede confiar en parásitos (políticos), ni en matasanos (mayoría de sanitarios actuales), ni mucho menos en los “grandes” medios de desinformación y manipulación masiva, que de forma sibilina empiezan a cambiar el discurso, porque saben que una mayoría está hasta los cojones de todo este cuento. Pero pagarán, los mierdas genocidas pagarán, espero que les persiga todo esto durante toda su vida, no van a tener la conciencia tranquila jamás (bueno, muchos de ellos es que, directamente, ni tienen). Desalmados de mierda, vaya educación asquerosa la recibida por unas alimañas que solo piensan en infligir daño a los demás.

  2. A estas alturas,y siguen con la mentira!,hasta Faucy reconoció publicamente que no sirven para nada,en España tenemos un gran problema,pues aunque saben lo que hay… no están dispuestos a claudicar,y harán todo el daño que puedan,intentando bajar la moral,a los militares,a los civiles y a los sanitarios honrados.Ademas de que es un despilfarro,por qué nunca existió el covid19,pues es solo un resfriado,y el PCR no es una herramienta de diagnóstico,no nos cansaremos de repetirlo.

    Peor son las vacunas de Gates,el friki billonario.
    Vacunan a los pollos y gripe aviar.
    Vacunan a los cerdos y peste porcina.
    Vacunan a los humanos y autismo,cáncer o muerte súbita.
    Modifican ADN de mosquitos y plagas que se zampan los cultivos.
    Modifican los alimentos transgénicos y se necesitan fertilizantes artificiales igual a destrucción del suelo y aguas contaminadas.

    Bioingeniería?,y una mierda!,es bioterrorismo!.

Comments are closed.