Nos habíamos quedado tremendamente sorprendidos cuando habíamos leído un titular en el diario in-‘Mundo’ en el que informa acerca de los registros de efectos secundarios de las vacunas pro-cepas del virus en España. El titular del artículo, al que pueden acceder a través de este enlace, se el siguiente: “Así se registra un efecto secundario de una vacuna anti-Covid”.

En cuanto lo hemos visto hemos ido raudos y veloces a leer los datos que nos ofrecían. Y aunque el artículo es de pago, nosotros no estamos dispuestos a soltar un duro a este medio por leer nada de lo que publiquen, nos ha bastado con leer el subtítulo para darnos cuenta de por dónde iban a ir los tiros del mismo: “Tras la puesta de 47.780.916 dosis de vacunas frente al Covid-19 hasta el 11 de julio, se han registrado 32.901 notificaciones en España“.

Como verán ya con eso cualquiera se puede dar cuenta de que los datos van a venir manipulados. Si quieren hablar de efectos secundarios no pueden mezclar dosis inoculadas con el número de casos denunciados. Lo lógico sería que indicaran personas vacunadas con el número de efectos secundarios denunciados porque la cosa cambia y mucho.

Tirando de datos oficiales hemos buscado el número de personas que están completamente vacunadas a día de hoy. Como podrán comprobar, los datos demuestran que el número de personas completamente vacunadas es algo menos de la mitad que el número de las dosis administradas.

Si calculáramos el porcentaje de efectos secundarios sobre dosis administradas nos encontraríamos con que el resultado sería de un engañoso 0,068%. Sin embargo, lo lógico sería calcular ese porcentaje de efectos secundarios sobre el número de personas completamente vacunadas, unas 23.890.458, dividiendo las dosis entre dos, aunque sea algo menos, según datos oficiales. Calculando el porcentaje de personas vacunadas con respecto a los efectos secundarios sufridos nos encontraríamos con un preocupante 0,137%. Como verán la cosa cambia.

Si tenemos en cuenta que, además, los datos que se nos ofrecen son de hace más de un mes y que se denuncia menos de un 10% de lo que sucede realmente nos podríamos encontrar con datos escalofriantes ya que el número de efectos secundarios que realmente causan estas vacunas superaría las 300.000 personas y el porcentaje con respecto al número de personas vacunadas sería del 1,2% aproximadamente. Es decir, más de una de cada cien personas que se vacunan sufren efectos secundarios más o menos graves.

Pero claro, como estamos hablando de un medicamento experimental que la gente se inocula de forma voluntaria poco se puede hacer. Para este tipo de situaciones el refranero español es sabio: Sarna con gusto no pica.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. La inmundicia que a diario excreta el “InMundo” no se diferencia demasiado del resto de excrementos que evacúan todos los panfletos digitales, mejor o peor pagados por los genocidas. El tiempo pondrá las cosas en su sitio, supongo.

  2. En el ránking de inmundicia perrodística el inMundo tal vez está el primero. Y mira que está reñido.

Comments are closed.