socio

Toda sociedad, grande o pequeña, empieza con un contrato en el que los socios ligan sus voluntades en pos de un interés común, suma de sus intereses individuales. Pongamos por caso que hay diez personas que poseen, cada una, un terreno. A pesar de que existe un manantial en las cercanías, todas esas personas están limitadas a practicar cultivos de secano, pues ninguna de ellas tiene suficiente capital para construir la acequia que haría posible el riego de su finca.

[QUÉ Va A Pasar Con La Ley De Eutanasia Y Los Recursos Ante El Constitucional]

Un día se reúnen y acuerdan crear una sociedad de regantes. Ponen un dinero en común, construyen la acequia y contratan a un empleado para que la mantenga en buenas condiciones de uso, pues cualquier fuga del preciado líquido supondría un perjuicio para la comunidad. Así podemos decir que su misión es “velar por el interés común”.

En algún momento, ese empleado-funcionario valora la posibilidad de adueñarse de la sociedad. Siendo que conoce a todos los comuneros, le resulta sencillo meter cizaña y potenciar cualquier rencilla entre ellos. En una de las reuniones propone suspender los derechos de un comunero, acusándolo de perjudicar el interés común (para lo cual debería perjudicar su propio interés pues recordemos que el interés común es la suma de los intereses particulares).

Si la Asamblea de Comuneros acepta imponer tal sanción, es cuestión de tiempo que el empleado-funcionario les corte el agua a todos. Al cabo de un tiempo nadie tendrá garantizado su interés individual y el empleado-funcionario tendrá el control absoluto sobre el manantial, sobre la acequia y sobre lo que puede o no cultivar cada comunero.

El empleado se convertirá en un dictador y la sociedad, que nació como una sociedad liberal, se convertirá en una sociedad comunista, que velará por un interés general abstracto que no interesa a nadie en concreto.

Yo fui un comunero engañado.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. El comunista: el dictador Pedo Sánchez es el hijo de perro más grande que hay debajo del firmamento, además de ser un traidor a la patria esta lleno de odio hacia todo lo que tenga que ver con España , a mi este embustero y sepulturero me da mucho asco y hasta ganas de vomitar.

  2. Lo de los comuneros es de traca, se supone que es una fiesta regional izquierdista cuando la revuelta de los comuneros fue contra los impuestos abusivos y globalistas (imperialistas). Poco mas se puede decir.

Comments are closed.