Siempre lo hemos dicho y no nos cansaremos de hacerlo porque ahí están nuestras publicaciones. Nosotros, al principio de toda esta farsa del virus nos los creímos todo. Pero es que nosotros ni somos médicos, ni estamos en los hospitales. Fue a partir del confinamiento de marzo de 2020 cuando empezamos a ver cosas raras y fue cuando empezamos a no creernos nada de toda esta farsa. Hasta que ha llegado esto de la vacunación, que ya no podemos entender cómo puede haber gente que se siga creyendo esta gran mentira por muy mal informada que esté.

Pero lo del urgenciólogo y youtuber televisivo César Carballo tiene más delito. Él era médico cuando empezó todo esto y lo sigue siendo, o por lo menos eso nos cuentan y eso nos pretende demostrar él cuando sale con el gorrito en la tele pretendiendo ser el George Clooney español.

Pero Carballo no siempre ha sido el tipo que conocemos ahora, ha tenido un pasado. Y mientras ahora va por la vida de fomentador de las vacunas, de adalid de variantes y de vendedor de protectores labiales, en febrero de 2020 no se creía nada de lo que nos pretende vender ahora. Y lo peor para él es que le han pillado y parece no haberle sentado demasiado bien porque ha quedado en evidencia.

Ha quedado claro que ahora le interesa defender lo que antes no se creía. La tele debe ser muy rentable, YouTube también y las farmacéuticas ni digamos. Este era el mismo Carballo que ahora vive de vender miedo. Cazado, Carballo, el tipo tiene un futuro judicial un poco complicado.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. También podemos comparar lo que decían algunos “grandes referentes mediáticos” hace escasos años acerca de las farmacéuticas y del miedo generado de forma intencionada. Y, sin ir más lejos, pongo el ejemplo de Jordi Évole:

    https://www.youtube.com/watch?v=DIQJAe3ykuc

    Interesante cómo algunos cambian diametralmente el discurso en función del color de quien gobierne o en función de la cantidad de dinero que reciban.

Comments are closed.