Hoy nos hemos encontrado con que, “sorprendentemente”, la prensa española vendida desde hace décadas a los distintos gobiernos que hemos padecido, se ha dedicado a defender y a justificar al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, atacando, además, al tuitero que ha destapado todos sus escándalos, Alvise Pérez.

Y la pena es que ese comportamiento debería sorprendernos, pero no nos sorprende en lo más mínimo. Esta prensa vendida ha optado por proteger al presunto corrupto que, además, vive de nuestros impuestos y ha optado por atacar a la persona que está destapando esa corrupción. El mundo al revés.

El pistoletazo de salida le ha llegado a Pérez por parte de un articulista de ABC quien, ni corto ni perezoso, ataca a quien destapa la información, en lugar de hacerlo con quién, presuntamente, comete el delito.

Pero la cosa no ha acabado ahí, el diario ‘El Mundo’ le ha lanzado otro ataque, esta vez de la mano de Juan Delgado Madueño.

Pero la cosa no se ha quedado solo en eso, Alvise Pérez ha recibido, también, ataques de Jorge Bustos, Jefe de Opinión de ‘El Mundo’, quien, al final, se ha convertido en cazador cazado puesto que Pérez también ha destapado información muy comprometida sobre él.

Es más que evidente todo lo que está pasando aquí. Todos estos periodistas “estrella”, unos más y otros menos, se deben a la empresa que les da de comer y esta empresa se la juega con los Presupuestos Generales del Estado. Como viven de los impuestos de los españoles, en lugar de por los frutos que obtengan de su trabajo se han convertido en mercenarios de los políticos más o menos poderosos.

Que alguien les ponga en evidencia les saca de quicio y sobre todo en estos que van de estrellas por la vida, como es el caso de Jorge Bustos. Al final, con todo esto se están demostrando muchas cosas de toda esta gente y ninguna buena.

Y lo peor no es que esto sea algo nuevo, lo peor es que lo llevan haciendo desde hace años llegando a extremos asquerosos como al que están llegando con todo esto de las vacunas. Son meros voceros del poder y esto ya sería algo grave en condiciones normales, pero lo que está pasando ahora es que están poniendo en riesgo la vida de muchas personas con sus informaciones.

Después se mosquean cuando se les pone en evidencia. Lo que está claro es que son todos iguales, todos tienen objetivos económicos y personales, ninguno de ellos lucha por la verdad y por intentar ayudar y colaborar con el pueblo para hacer contrapeso al poder. La realidad es que ellos también quieren la porción de esa tarta que se consigue saqueando a todos los ciudadanos.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Este twitero que se deje de gilipolleces y empiece denunciando la plandemia y la mafia politica y judicial no tanto ruido que no lleva a nada.

  2. Hombre, está bien que le des consejos. O sea, te eriges en una gran autoridad como para decir lo que tiene que hacer otro. Huele eso a pescado rancio.

Comments are closed.