casilla

Como creyente católico, siempre he sido hombre de Iglesia y por nada cambiaría mi modo de pensar. Traigo esto a colación al ver que algunas personas (con intención malsana) están tratando de influir para que, quienes venimos cumpliendo con la práctica que favorece a los más necesitados, dejemos de hacerlo. Se excusan, para ello, en la postura que algunos obispos españoles han adoptado apoyando al gobierno en la concesión de indultos a los golpistas catalanes.

[Conoce las oportunidades de empleo internacional de Roche Bobois]

Yo creo (como quizás muchos católicos) que esos obispos han errado al hablar en los términos que lo han hecho, porque para otorgar los indultos es preceptivo cumplir con las normas que contempla el Código Penal español, que, casualmente, son muy parecidas a las que señala el Catecismo de la Iglesia Católica para otorgar el perdón de los pecados.

Dicho esto, quiero recordar, que la Iglesia Católica como institución, y muchas de las organizaciones adheridas a ella, como Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas -y muchísimas más- se nutren (para hacer sus obras solidarias) de las cantidades que los católicos aportamos en cuestaciones concretas, en cantidades fijas mensuales o anuales; y de una manera indirecta al poner la “cruz” en la casilla correspondiente de la declaración del IRPF, que no cuesta nada.

Al respecto, me importa resaltar algunas de las cifras más significativas de Cáritas (sólo en Córdoba) en la reciente pandemia: Con 1.650 voluntarios, trabajando desinteresadamente y al límite de su capacidad, han atendido a casi 30.000 personas, entre las cuales 8.000 lo hacían por primera vez; la cantidad invertida en obras solidarias han sido 6.400.000 euros (más de mil millones de pesetas); han ofrecido un sinfín de comidas en varios comedores en la capital y provincia y cubierto necesidades vitales de vivienda, ropa, sanidad, ayuda a la infancia, para pagar deudas contraídas en tiendas, ayudas al empleo y un sinfín de necesidades básicas. No hagas caso de las personas negativas; ni siquiera tengas en cuenta los errores de algunos clérigos.

Como buen cristiano, debes colaborar siempre. Pero si no puedes, al menos sigue poniendo la “cruz” en la casilla de la Iglesia en tu declaración de IRPF. Muchos te lo agradecerán. Y Dios, te premiará por ello.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Dices que nada cambiaría tu manera de pensar y casi te creo pues ni siquiera descubrir que el catolicismo es satanismo (O materialismo) lo ha hecho posible. Esa es la dureza de corazón de la que habló Jesús. ¿No echas de menos algún mensaje del Papa en contra de la vacunación infantil? Pero ¿Cómo emitiría un mensaje en ese sentido si fue él mismo quién pidió “vacunas para todos los niños”? -Ay del que escandalizare a uno de mis pequeños- dijo Jesús -Más le valdría que le ataran una rueda de molino y lo echaran al mar-. Así pues, seguirán “pasando cosas”, hasta que alguna de ellas ablande nuestro corazón y nos permita pensar de otra manera pues ¿Cómo vamos a cambiar las cosas si no cambiamos la manera de pensar?

  2. La Catolica Romana tiene de “LA Iglesia” lo que Britney Speare tiene de virgen… “consagrados” y ¿no consagrados?… un reino dividido no prevalece.

  3. La Iglesia la formamos los Bautizados. Los hechos cometidos por los “Dignatarios” no tienen nada que ver con los postulados cristianos y las enseñanzas de Jesucristo. No hay que confundir, los verdaderos católicos no tenemos nada que ver con las desviaciones de ciertos personajes.

Comments are closed.