Sabemos que, a pesar de la mucha información que existe y que desmonta la intenciones de los gobiernos de vacunar a los niños, va a haber mucha gente que, aún así, permanezca ciega ante tantas evidencias y pondrá el brazo de sus hijos para que los vacunen cuando el gobierno tenga intención de hacerlo. Esos padres serán los principales responsables de lo que les pase a sus hijos.

Según publica el Daily Mail, un estudio realizado en el Reino Unido por investigadores del University College London, la Universidad de York y la Universidad de Liverpool, revela que en todo el país y en el periodo comprendido entre marzo de 2020 y febrero de 2021, han fallecido 25 menores de 18 años a causa del virus, alrededor de dos por cada millón. Esos niños, en su mayor parte, tenían patologías previas como enfermedades cardíacas, cáncer, y discapacidades graves, que pueden incluir parálisis cerebral y autismo. “Más del 75 por ciento de los niños que murieron tenían afecciones crónicas, mientras que dos tercios tenían más de una afección subyacente y el 60 por ciento tenían afecciones que limitaban la vida”, afirma este artículo.

Por otro lado, en el mismo estudio se afirma que las medidas de encierro que alejan a los niños de los entornos sociales “representan un riesgo mayor que el del propio SARS-CoV-2” ya que en ese mismo periodo de tiempo, el número de menores fallecidos por suicidio ha sido de 124, mientras que 264 han fallecido por algo que en el estudio califican como “trauma”. El coronavirus ha sido el causante del  0,8 por ciento de las 3.105 muertes de niños por todas las causas en el primer año de la pandemia. Por lo tanto, los autores del estudio han expresado su preocupación acerca de vacunar a los niños hasta que haya más datos de seguridad disponibles.

Seguimos sin entender la obsesión de gobiernos y autoridades sanitarias por perseguir a los niños con las vacunas. Esa vacunación no se justifica, salvo que sean unos miserables criminales a los que poco les importan las consecuencias que puedan sufrir después.

 

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. El 60% de la embarazadas inyectadas con el veneno,han tenido abortos,el 80% de los bebés en inyectados han fallecido,a eso siempre se le ha llamado ‘asesinatos’,sin embargo los CDC,los medios de comunicación y algunas redes sociales,ocultan estos datos con todos los medios posibles.Ya han muerto 90000 personas que se sepa…tras la inyección.
    Pero es que los que mostramos estos datos reales y fruto de estudios serios,somos:tontos,negacionistas y estamos locos!,que te parece los cuerdos asesinos oficialistas como las gastan?.

  2. La Dra. Chinda Brandolino d Argentina menciona que una vez ingresa el ARNm de la proteína de punta del Cov2 Sars al ADN de las células estas sintetizan una Enzima convertidora llamada Angiotensina 2 presente en los testículos y responsable de la fertilidad masculina, una forma de esterilizar perenne e irreversible a los varones, y también hay otros estudios que he leído donde mencionan como lo hace en los Ovarios.
    Por eso quieren envenenar a nuestros niños para reducir la población.
    https://www.dailymotion.com/video/x80gjrw

  3. Que esto es un genocidio deliberado se sabe desde hace tiempo. Lo dramático es que haya padres que estén dispuestos a ponerle esa mierda a sus hijos, bien por ignorancia, bien por lobotomización por propaganda a lo mk-ultra. Que Dios nos asista a todos y Jesucristo nos proteja. La verdad sale a la luz poco a poco, pero cuesta trabajo ante tamañas mentiras, el mayor escándalo y fraude al que nos han sometido.

Comments are closed.