Los préstamos para negocios son una herramienta muy usada para hacer crecer empresas o emprendimientos, pero aún con la fama que tienen, a muchas personas y emprendedores les aterra esta opción por diversas razones. 

El principal motivo por el cual existen personas que le huyen a esta alternativa, podría ser a la presión que les genera usar el dinero de “alguien más”, las consecuencias que tendrían al no pagar y despilfarrar el dinero o no poder administrarlo como se debería. 

Entonces ¿estos miedos son justificables o sí vale la pena esforzarse y adquirir crédito para pequeñas empresas?

Ventajas de préstamos para negocios

Te ayuda a adquirir un bien inmediatamente

Hay factores económicos que influyen en el rango de precios de los productos. Por ejemplo, la inflación y la demanda. Un préstamo te ayuda a adquirir de forma inmediata lo que necesitas para tu negocio, lo que quiere decir que no tienes que esperar hasta poder ahorrar el dinero y verte afectado por los factores mencionados anteriormente. 

Puedes planificar el pago de acuerdo a tu posibilidad y presupuesto 

Acá es donde las personas suelen equivocarse más a menudo. Al pedir un préstamo, usted deberá estar informado de las tasas de interés y de en cuántos plazos puede pagar ese crédito. Allí es que debes estar consciente de si puedes asumir ese compromiso o no, y al estar informado sabrás qué medidas tendrás que tomar para cumplir con esa responsabilidad.

Tu prestamista no te dirá cómo gastar el dinero

Es posible que te soliciten tu plan de negocios para comprender cómo pretendes administrar tus finanzas, pero no participarán en la toma de decisiones después de otorgar los fondos. Cuando devuelves el dinero con intereses, tú tienes la libertad de emplear el dinero prestado como mejor te parezca.

Te dará el impulso que tu negocio necesita

Quizá tienes muchos planes de emprender o invertir en algunas cosas para hacer crecer tu negocio, pero no cuentas con el dinero necesario y no sabes cuánto tiempo te tomaría reunir esa cantidad. Con los préstamos, tendrás la ayuda necesaria para hacer que tu negocio crezca y gracias a ese mismo impulso y crecimiento, es que serás capaz de pagar el crédito de vuelta. 

Desventajas

  • Es posible que debas ofrecer garantías de pago y que por eso tengas que comprometer bienes. 
  • Es posible que te otorguen un crédito que no cumpla con tus expectativas o que sea menor a lo que esperabas.
  • Algunas tasas de interés son muy altas y es posible que al terminar de pagar, hayas pagado hasta el doble del monto original.

¿Por qué solicitar préstamos?

Para aumentar tus ingresos, debes aumentar tu inversión. Si actualmente no cuentas con el dinero suficiente para aumentar significativamente tu inversión, esa sería una buena razón para solicitar un préstamo. 

Con un préstamo puedes adquirir mejores equipos para tu negocio o empresa, contratar mano de obra calificada que brinde mejores resultados para tu negocio, ampliar tu inventario, abrir sedes o sucursales, entre otros. Pero al fin y al cabo, siempre te brindará la posibilidad de hacer que tu negocio avance al siguiente nivel. 

Solicitar préstamos también hará que tu historial crediticio aumente y que tenga mejor reputación en el banco, lo que quiere decir que con el tiempo podrías acceder a mejores opciones de préstamos y a otros beneficios del banco para negocios como el tuyo. 

Vale la pena solicitar un préstamo para ayudar a que tu negocio crezca y se expanda. Solo debes tener en cuenta y considerar cuidadosamente tus necesidades, estrategias y objetivos comerciales a largo plazo antes de obtener uno. Asegúrate de poder reembolsar el dinero que estás pidiendo prestado. Si no realizas los reembolsos dentro del plazo acordado, estarán en juego tus activos comerciales y personales, así como tu solvencia.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL