Estamos completamente asombrados por la forma en la que mucha gente expone su salud, a pesar de las miles de pruebas que existen ya sobre los riesgos de la vacunación. Una evidencia es la imagen que hemos podido ver de un centro de vacunación en Rusia. Una fila de personas aguardan su turno para ser vacunados, de repente se abre la puerta y aparecen varios sanitarios trasladando en camilla a un hombre que está convulsionando.

Como podrán ver nadie en la cola se altera o se pregunta por lo que estará pasando. Simplemente miran con tranquilidad al hombre que está convulsionando y una vez le pierden de vista, siguen aguardando por su turno sin darse cuenta que los próximos podrían ser ellos.

Esta es la evidencia del lavado del cerebro al que se ha sometido a una gran parte de la humanidad. La evidencia de que, a pesar de que lo estén viendo con sus propios ojos, nadie se hará preguntas si por la televisión y grandes medios se les ha dicho que se vacunen porque no les va a pasar nada.

Seguimos asistiendo asombrados a cómo millones de personas ponen en riesgo su salud de una forma totalmente irracional. Nadie se hace preguntas, nadie pregunta, no buscan más información, ni siquiera se sorprenden…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

9 Comentarios

  1. En Rusia les está costando que la gente se inyecte, los rusos en su mayoría no quieren.

  2. Una vez hayan muerto todos los “vacunados” el mundo entero y los que quedemos respiraremos al fin libres y tranquilos de tanto subnormal

  3. Y la de VOX haciendo el subnormal, engañando a bobos e ignorantes, porque no creo que a ella le hayan inoculado el veneno mortal, eso es para los vasallos .

  4. Los genocidas asesinos continúan con su trabajo de inocular para matar a la humanidad, asesinos, asesinos, gobiernos cochinos y asesinos.

  5. Recemos para que el porcentaje de vacunados aquí no supere el 50%, porque ya sabemos lo que ha ocurrido en Israel o Chile : apartheid y demonización de los no inoculados y eso que se vacunó el sesenta y pico por ciento, esperemos, me reitero en lo dicho, que aquí no llegue a esas cotas o será nuestro final como sociedad. Yo, desde luego, estoy mentalizado para vivir en el ostracismo, en plena naturaleza. Lo único que espero es no ser perseguido o asediado. No quiero saber ya nada de los borregos, lo siento.

  6. Pasa un tio convulsionando delante de las narices de la gente que hace cola para que los suiciden y siguen haciendo cola, como si nada hubiera ocurrido.
    Los que quieren vacunarse merecen que les pase factura y los mande la mierda esta a la caja, nos quitaremos de encima un buen puñado de subnormales profundos.

  7. En un principio ya sabéis que el Big farma está gastando mucho dinero para convencer y persuadir a la gente a través de los vendidos medios de comunicación,lo que todos consideramos delitos ‘consentidos’,ahora inyectan dinero en campañas para ocultar los efectos adversos muertes y abortos por estas inyecciones.
    En segundo lugar la gente se inyecta por estar amenazada,ya que es una absurda exigencia en contra de la ley,nadie se vacuna por gusto,sino por obligación,la malloria para tener empleo,los ancianos para que no les quiten las pagas de jubilación,así lo dicen…y muchas madres por absoluta ignorancia.
    Hay cierta similitud entre los campos de exterminios nazis y esas duchas…y las filas de gente que van al matadero.Pero es que el Estado lo ha hecho muy bien,y no hay escapatoria,en todas partes te someten incluso en el Corte Inglés.Son hechos históricos que pasarán a la historia,hasta que sean descubiertos,mientras tanto experimentamos la sensación de ser ‘la resistencia’ perseguida y acosada como en cualquier guerra civil.Ojala hubiese otro Alzamiento Nacional,contra los neorojos,y sus falsas vacunas.

Comments are closed.