Ley de transexualidad

No es de extrañar, que cada vez haya más gente que se cuestionen la eficacia del régimen democrático. Que se cuestionen que sea la verdadera solución para una gestión justa de la sociedad. Aunque, por otro lado, hay que reconocer, que ese término, está cada vez más devaluado, la relatividad que se va adueñando de esta sociedad, también le afecta.

[Adif y Adif AV anuncian la creación de cerca de 6.200 plazas de empleo público hasta 2025]

Es verdad que desde que el actual presidente de España, el impresentable Sánchez, llegó al gobierno, y de qué manera, su prioridad más importante, ha sido colocar a amigos, paniaguados de muy alto rango, en los pocos órganos institucionales que aún se mantenían con cierto aire democrático.

Son muchos ciudadanos, muchos responsables políticos y gobernantes, y también bastantes periodistas que siguen dándose golpes en el pecho en defensa de su independencia -estos últimos son los más dañinos- que acusan al Sr. presidente, de ser responsable de toda esta deriva antidemocrática. Para nada, estos señores o leen poco, o atienden, en muchos casos, a un poder superior de marcada generosidad; Apenas iniciado el actual régimen democrático, apenas llegado al gobierno Felipe González y toda su gente, comenzó a restar independencia a todo órgano institucional al igual que hoy lo hace Sánchez. Los que sucedieron a González en mayor o menor medida, todos, fueron acentuando esa actitud y gracias a ello, a día de hoy somos muchos ya lo que pensamos que el arreglo es más que complicado.

Se ha aprobado en el Congreso de los Diputados, la ley de transexualidad que, al parecer, busca eliminar la “discriminación” que sufre este colectivo. Ha sido posible, gracias a la representación a la que da lugar la actual ley electoral española, que permiten que una minoría no representativa del pueblo, pueda hacer lo que le da la gana en el congreso.

Con motivo de la aprobación de esta nueva ley, son muchas las personas y medios de comunicación e incluso gobernantes, que se echan las manos a la cabeza, hasta a la Sra. vicepresidenta del gobierno, que parece ser, se la van a quitar de en medio porque se ha opuesto a esta ley -me suena a estrategia política más que a otra cosa, en definitiva, a cuento chino- No deja de sorprender, que esta señora que ha apoyado y defendido todas las barbaridades que hasta hoy se han hecho contra la democracia, siempre en beneficio propio o de su partido,  este ahora en desacuerdo.  Esta señora y todos los que ahora se dan golpe en el pecho, callaron o miraron hacia otro lado cada vez que se iba erosionando el actual régimen democrático.

Una vez más se está aprobando una ley, del todo inconstitucional. La Constitución expone claramente en su artículo 14, que la orientación sexual de las personas es de plena libertad de cada uno, y que nadie podrá ser discriminado por ello. De la misma manera, en ningún apartado de la misma, se dice, que, por pertenecer a un colectivo minoritario, nadie tenga que tener “privilegios de ningún tipo “. Privilegios que hoy ya, de forma generalizada, se están legitimando a favor de cualquier colectivo minoritario con capacidad para hacerse notar; Lo denominan “Inclusividad” y como ven, la palabra que lo define, no es fiel a su significado etimológico, más ajustado sería el de “Exclusividad”. Se ha aprobado una ley, que, si se hubiera sometido a referéndum, no solo no la hubiera votado a favor casi nadie, es que casi nadie, se habrían molestado siquiera en ir a votarla.

Peino canas desde hace años, he vivido en muchas zonas de España, he participado en muchos sectores sociales; Jamás, jamás, he conocido en mi entorno, un acto de discriminación. Tengo familiares, amigos y conocidos de todas las tendencias sexuales, y de todo tipo de razas y religiones, siempre he visto “personas” al igual que toda la gente de mi entorno. Créanme si les digo, que hasta que no vi la película, magnifica, de “Las cosas del querer” dirigida por Jaime Chavarri e interpretada por Angela Molina y Manuel Bandera entre otros, no me enteré de que, en España, se había discriminado a los homosexuales.

Esto sucede y ha sucedido de esta manera en España, por mucho que la señora Irena Montera y su ejército de bienpagás, se empeñan en hacernos ver una realidad, que solo existe en sus cabezas.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

También te puede interesar...


Artículo anterior#SoloVídeos: ¿Será esta la inyección con la que ponen la “vacuna” a algunos?
Artículo siguienteReflexiones sobre la democracia española y el coste de mantenerla
Faustino
Terminadas mi obligaciones genéticas; lo de cultivar los árboles, garantizar la continuidad de la especie y escribir un libro, me dedico a darle voz a todo lo que me descuadra en mí de rededor, muy especialmente la falta de justicia en su más alto concepto. Cuando no lo hago, escucho la voz de mi padre que me recuerda que "nunca se ha escrito nada de ningún cobarde". como apenas puedo dar voz, escribo pequeños textos para intentar suplir "mi afonía" y además me esfuerzo intentando que lleguen a la gente. Tengo infinidad de escritos publicados en "círculos menores" He sido pregonero de la Semana Santa de mi ciudad, Tomares. He publicado la novela; Costalero de Sevilla, Mi blog personal es Incorrectamente Político, encabezado por una foto de George Orwell y su más célebre frase: Periodismo es publicar aquello que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas.

1 Comentario

Comments are closed.