No es que Juan Manuel de Prada haya sido santo de nuestra devoción, hemos sido muy críticos con él en muchas ocasiones pero en esta ocasión no podemos hacer otra cosa que darle la razón porque, simplemente, la tiene y lo ha expresado perfectamente.

Nos encontramos en uno de los momentos más extraños de nuestras vidas no solo por el virus. El momento es extraño porque, a pesar de las evidencias que hay para tumbar el relato oficial, una gran parte de la población con unas tragaderas inmensas se creen ese relato sin pararse tan siquiera a analizar las múltiples contradicciones que tiene.

Desde ‘El Diestro’ no nos hemos cansado de denunciar lo que está sucediendo porque es demasiado evidente. Tan evidente como que el año pasado no había prácticamente contagios por estas fechas y este año se han disparado. Si alguno de esos que comulgan a pies juntillas con el relato oficial se preguntara qué diferencia hay entre el año pasado y este se encontraría con una respuesta muy simple: las mal llamadas vacunas.

Y esa diferencia es la que está provocando que este año estemos pasando por una situación como esta y el año pasado fuera más tranquilo. Pero a pesar de esa gran evidencia, a pesar de que se lo están poniendo delante de sus narices, los “tragacionsitas”, como dice de Prada, comulgan con todo eso y culpan a quienes les ordenen culpar las televisiones, los políticos y los grandes medios de comunicación.

Hoy los jóvenes, los botellones, los que no llevan mascarilla, los no vacunados, cualquier cosa les vale a un grupo de gente que se ha acostumbrado tanto a no pensar por sí mismos y ha dejar ese trabajo para la televisión, que ya se hace casi imposible que algún día entiendan incluso la lógica de que dos más dos son cuatro.

El esfuerzo para que traten de razonar la realidad de lo que está sucediendo es titánico, desesperante y agotador, pero aún así no nos cansaremos de hacerlo. A lo mejor llega el día en el que toda la verdad salga a la luz y nos encontremos con que todos esos que se lo están tragando todo nos digan aquello de “no se podía saber” y se queden tan anchos. Pero a pesar de que eso sería ya el colmo, estamos dispuestos a pasar por ello con tal de que se acabe esta pesadilla y que la gente despierte.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

12 Comentarios

  1. Otro listo que nada más quiere vender libros y chupar camara vete a la m que según donde vayas así actuas. Nada más que hay que verle pasearse por atresmierda o el tonto tv y como va variando el discurso. Otro jeta del sistema.

  2. Cuando le invitan a espejo publico es porque es más disidencia controlada que el diablo y además plandemico pero según vaya el viento va cambiando. Es parecido a reverte aunque más puritano o a herrera tirando a losantos. Estos camaleones se adaptan al habitat según vaya cambiando el ecosistema porque es lo que son camaleones que van mudando de piel.

  3. Como periodista no te la deberian colar tan facil, de prada es un charlatan del sistema eso es.
    A mi todos estos no me caen bien para nada.
    Compara a Enrique de Diego con algún personaje de estos.

  4. Este periodista nos recuerda en su forma de hablar a Alfredo Amestoy.Aunque ya no nos podemos fijar de casi ningún periodista,hay que dar de vez en cuando un poco de cancha a algunos,sobre todo si dicen palabras como ‘tragacionistas’,quizás algunos deseen hablar habiertamente y no lo pueden hacer,y aunque busquen publicidad o fama,nos vale cualquier iniciativa que se oponga al oficialismo de los medios masivos,corruptos y deshonestos.

    • Claro si nos olvidamos de los muertos y los perjudicados por su silencio y conveniencia corremos un tupido velo y aqui no ha pasado nada. Pues no estamos hartos de ellos y lo van a pagar por su acción y su omisión.

  5. Seguid cayendo en el mismo engaño una y otra vez vamos a dejarnos de cuentos el que quiere hablar habla y si tiene miedo ni aparece por los medios pero no va a la televisión de los asesinos. ¿Es que todavia no os dais cuenta de lo que estan haciendo? esto equivale a darse una vuelta como observador por los campos de concentración o gulags como pasaba en la segunda guerra mundial entonces podrian hablar de miedo y muchos se jugaban el pescuezo. Hoy en día el que no habla es porque es un traidor así mismo y a toda la raza humana o bien es idiota pero tampoco se les puede disculpar. A veces un idiota es peor que un malvado vosotros seguid dando cancha a toda esta purria que vereis como acabamos.

  6. En Madrid hay una manifestación este fin de semana, el 24 de julio, en Colón, y en muchas otras ciudades españolas, San Sebastián, Valencia, Sevilla, Gijón, Alicante…

  7. Aver que ahora mismo tengamos más contagios que hace un año… desde mi punto de vista tiene su lógica… el año pasado por estas fechas… salíamos de casi 3 meses de confinamiento y con mucho respeto al contagio… es decir partíamos desde la línea de salida… casi sin contagios.. ahora mismo.. se le ha perdido el miedo escénico.. por que algunos ya lo pasaron… por que también tenemos vacunados.. y la gente esta más confiada… y esta cansada… o lo que sea.. pero llevamos una trayectoria de contagios más alto.. con lo que la comparativa es errónea al ser diferente escenario.. es mi punto de vista sin ofender a nadie

Comments are closed.