Ha causado un gran revuelo una entrevista concedida por Florentino Fernández al diario ‘El Mundo’. El motivo de ese revuelo han sido unas declaraciones de Fernández en las que afirmaba que el hecho de que no hubiera demasiadas mujeres cómicos en el mundo del espectáculo es debido a algo normal: si tienes talento triunfas y si no lo tienes, no.

El planteamiento inicial de esa pregunta era, cómo no, el absurdo motivo de la igualdad. Y es que nunca puede haber igualdad al realizar ese o cualquier otro trabajo, el que vale, el que tiene talento, el que se lo curra tiene que llegar y el que no vale, no, sean estos hombres o mujeres.

Pero como no podía ser de otra forma en esta España enferma de muerte, a Fernández se le han echado encima las feministas y el hombre se ha acobardado y ha querido matizar sus palabras. Que sí, pero no, que si la abuela fuma, que a lo mejor ha sido el redactor del diario ‘El Mundo’ que no le ha entendido demasiado bien pero vamos, que quede claro que él es feminista de toda la vida.

Pero en esa excusa hay una parte importante en la que ha metido la pata al decir que antes las mujeres no tenían oportunidades para llegar. Ya se sabe, como ahora estamos tan bien, lo de antes era mucho peor y vivíamos con menos conflictos de los que se genera ahora con cualquier tontería.

Y lo que ha conseguido Florentino Fernández ha sido meter la pata por dos veces. La primera, por excusarse ante algo perfectamente entendible por quien no busque manipulación. La segunda, utilizar para esa excusa datos falsos.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. Titiriteros y titiriteras y salvo tres o cuatro excepciones son bobos sin gracia pero se creen van de graciosillos, eso sí sin meterse con pagapensiones, mujeres, los de la religión de la paz ni con los que les subvencionan.

  2. Lo que ocurre,es que es más difícil encontrar una mujer que actúe de payasa,exceptuando a las ministras y a las de Podemos,que a un hombre.Por eso vemos tanto payaso en la tele,que incluso se creen graciosos o afirman ser cómicos,sin tener nada de gracia.

Comments are closed.