Como se habrán dado cuenta después de todos estos meses son muchas las “casualidades” que sufren muchas personas poco después de vacunarse. Una nueva “casualidad” se ha producido en un partido de críquet que disputaba el equipo de Las Indias Occidentales contra Paquistán.

En un momento de ese partido, una de las jugadoras se derrumbó en el campo convulsionando cuando, además, no estaba haciendo ningún tipo de esfuerzo físico puesto que estaba a la espera en su posición en el terreno de juego. Pero por si esto fuera poco, cuando esta jugadora estaba siendo trasladada en camilla a los vestuarios, otra jugadora se derrumbó con los mismos síntomas cuando se iba a reanudar el partido. (Minutos 1:52:26 y 2:02:41).

Lo “casual” de todo esto es que, según había informado el propio equipo, las jugadoras se habían vacunado tan solo tres días antes de disputar ese partido.

Suponemos que estas serán otras de esas casualidades que no provocan ningún tipo de investigación entre autoridades políticas y sanitarias y que tampoco provocan dudas entre las personas que, como conejillos de indias, hacen colas en los centros de salud para ser inoculados.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Y más efectos adversos que aparecerán. Ya hace tiempo que se dijo que, al tratarse de un organismo genéticamente modificado, cada persona lo tolerará de una forma distinta, en algunos casos ha habido desenlaces fatales, cosas que los grandes medios ocultan, en otros ha habido desde parálisis a dermatitis, pasando por cefaleas y fiebre de varios días y eso sólo a corto plazo. Da miedo pensar lo que la mierda esa puede hacer a medio largo plazo a menos que se pueda anular o degradar de alguna forma el veneno. Parece ser que la clave estaría en los antioxidantes y en una vida lo más sana posible pasa evitar la mayor,con ejercicio frecuente. Más nos vale estar sanísimos, en caso de que intenten imponer esa mierda con todo tipo de coacciones y sanciones. Son tan predecibles que asusta ver cómo juegan con nuestras vidas y se ríen en nuestra cara constantemente.

    • Pues la gente no lo verá, ni pensará siquiera por qué pasa esto. Y los que cobran por taparlo, seguirán cobrando. Por Dios, ¿qué pasa con todas las denuncias que hay en marcha contra la OMS y demás canallas? ¿Sabe alguien algo?

Comments are closed.