virus patológico

VIRUS PATOLÓGICO. SAR COV 2: Todo comenzó con la existencia de un ser vivo minúsculo de variada procedencia: laboratorio, migrante de murciélago, combinación de ambas, llevado de Estados Unidos, etc. Sus efectos no eran menos variados: pérdida del gusto, neumonía bilateral, trombos sanguíneos, tormenta de citocinas …Su peligrosidad de contagio tan extrema que se invalidan las autopsias, se cierra todo tipo de establecimientos y se nos encierra en nuestras viviendas, todo ello a pesar de que se advierte su casi exclusiva acción sobre los mayores.

[QUÉ Va A Pasar Con La Ley De Eutanasia Y Los Recursos Ante El Constitucional]

Todo lo anterior va acompañado por un bombardeo atómico informativo, exagerando hasta el paroxismo una realidad que si era alucinante en las residencias de mayores, por su tratamiento inexistente y ausencia de atención médica, nunca justificó nuestro encierro en los domicilios. Por su parte, el terrorismo informativo (construcción de una falsa realidad que trate de imposibilitar la búsqueda de la verdad) alcanzó su culmen con la muestra de un palacio de hielo lleno de ataúdes con víctimas de la pandemia, así como otro lugar con ataúdes vacíos apilados, propiedad de una funeraria, que desmintió la falsa noticia, respecto al supuesto contenido de los mismos.

Actualmente resulta escandaloso que informativamente se siga viendo, hablando y escribiendo de las mutaciones de un inexistente SAR-COV 2, que científicamente nunca ha sido aislado, cuya supuesta existencia se ha completado con ordenador y no se ha comprobado su presencia en la maldita enfermedad o enfermedades que se han dado a conocer como COVID- 19.

VIRUS APOCALÍPTICO. GRAFENO: Este metafórico virus: no es orgánico, pero si microscópico. Su creación se data en la segunda decena de nuestro siglo y su calificativo de apocalíptico, se constata en la conclusión del escrito.

Nunca hasta ahora se había hecho patente la posibilidad de “manejar” el cerebro humano de forma ajena y oculta a la propia persona: ¡ESCÁNDALO!, sin duda. ¡REALIDAD!, certeza científica.

El COVID 19, Esta enfermedad multisintómatica, que los satánicos han empleado para tratar de deshumanizarnos, hacernos económicamente dependientes y anímicamente inertes, está provocando un efecto rebote de alerta, provocada por esa “huella magnética” que deja en el cuerpo, ese inyectable macabro, de sobrenombre “vacuna”, que obsesivamente propuesto por nuestros políticos, esbirros del globalismo (Nuevo Orden Mundial) y secundados por médicos funcionalizados, nos introducen en nuestro cuerpo.

No me resulta difícil como creyente, admitir que nuestro Creador, nos pone de manifiesto este siniestro símbolo, con objeto de dejar al descubierto a sus macabros creadores e iluminar a todo aquel que no le asuste la Verdad. Se trata de la innegable HUELLA MAGNÉTICA.

Otra muestra de ello es la lección diaria de humanidad, honestidad, valentía, claridad y tenacidad que los dos presentadores de La Quinta Columna en el canal twitch, nos ofrecen cada día mediante diversos tipos de investigación: muestra de personas imantadas, artículos científicos,  entrevistas de científicos punteros, declaraciones de mandatarios políticos promocionando la vacunación y las macabras bondades de la banda de frecuencias 5G, ambas cosas, auténticos agentes causantes del mortífero COVID 19. Todo ello sin eludir la búsqueda de soluciones para combatir esta realidad de pesadilla.

¿Qué es el Grafeno? Es una nanopartícula formada por átomos de carbono, que al adquirir propiedades electromagnéticas en nuestro organismo y dado su ínfimo tamaño, puede ser alojada en el cerebro e interactuar con nuestras neuronas, empleando ondas exteriores procedentes muy probablemente de las bandas de frecuencias de antenas 5G. O quizás a través de la red de satélites de inteligencia artificial Starlink que ofrecerá internet satelital de un Gigabyt a todo el mundo.

La confirmación reciente, mediante análisis del inyectable de Pficer para Covid 19, realizado en la universidad de Almería, según el cual queda palpable la presencia de óxido de grafeno, con sus efectos perniciosos sobre el organismo, similares a los admitidos para el Covid 19, sobre todo al ser  activado por ondas de telefonía, hacen de estas falsas vacunas un posible medio genocida, máxime teniendo en cuenta la próxima activación de las nuevas antenas 5G con sus controvertidas bandas de frecuencias.

La guinda apocalíptica la pone el hecho menos incontrovertible de todos: El átomo de carbona está constituido por 6 neutrones, 6 protones y 6 electrones, y su presencia en el grafeno es a través de redes hexagonales. Apocalipsis, Cap13; v18: Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

*Un artículo de Pablo Blas Villarmín

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Duele mucho ver la actual situación. Sin entrar en hablar del grafeno, de átomos, de electromagnetismo, de micro-ondas y demás; ya desde un comienzo en el fatídico marzo del 2020 fuimos prácticamente todos engañados con un supuesto bicho invisible y que, después de ese primer golpe paralizante que nos dejó KO, algunos poco a poco fuimos despertando y descubriendo que algo siniestro pasaba: prohibido hacer autopsias, recomendación de no tomar ibuprofeno, aspirinas,… , aplicación sistemática de respiradores, un supuesto virus que produce trombos fulminantes (gente que camina por la calle y se desploma mortalmente como si le hubiesen disparado o envenenado o de un ataque al corazón). Empezamos a sospechar que algo no cuadraba, pero lo más sorprendente de todo fue la TOTAL PASIVIDAD del servicio sanitario en su forma de actuar cuando ni tan siquiera las frías cifras de víctimas decían que no era una pandemia al uso y que su distribución geográfica era tal que respetaba fronteras. Otra vuelta de tuerca más es el comprobar la falta de razonamiento individual, dejando nuestro pensar para otra persona justamente del que siempre criticábamos o desconfiábamos (el político de turno). El mayor descubrimiento, por lo menos para mí, son las cifras de la altísimo nivel de ESCLAVITUD INNATA de las personas para dejarse manipular, explotar e, incluso, eliminar. Este altísimo nivel de mentalidad esclavista es, para mí, el mayor peligro; mucho más que las fumigaciones masivas, campañas de TV, 5G,… El gran problema de la humanidad es su propia libertad en el sentido de no saber aplicarla y defenderla. Las nano partículas de grafeno en el cuerpo, el 5G, … podrán manipular o matar a personas, pero el caso es que ya de por sí están como muertas pues actúan como marionetas, parece ser que desde hace mucho. Que la gente despierte de esta ceguera pues le queda poco.

  2. Existe una correlación de entre la Marabunta y la bestia, dos perniciosas perpetuaciónes que se ocultan estratégicamente bajo nuestros pies para llevar a acabo la destrucción del planeta TIERRA y de consecuencias tan devastadoras para el ser humano como es la desaparición del ADN humano. A pesar de su gravedad, la consciencia de seres divinos y despiertos, impedirán la tribulación masiva y a su efecto, sobre el cielo y nuestras cabezas flotantes, cambiarán el rumbo al que quieren someternos desde la la espiritualidad, la fuerza y la fe. ¡El poder de los malditos cobarde, será y es, su propia destruccion y su condena. ¡ Ánimos guerreros de luz!

  3. Yo he oído ya a dos Nobel, el uno Montagnier y el otro no recuerdo su nombre, que si es un virus modificado en laboratorio como ellos están seguros, no puede mutar; lo artificial no muta. Así que no nos hablen de variantes del bicho, que es mentira.

Comments are closed.