Llegado a este punto y habiendo expuesto lo hasta aquí expuesto, creo que es momento de hablar simple y claro, pues observo que muchos se quedan en el filtro intelectual que uso en los capítulos y no llegan al núcleo principal de la idea. Eso sucede porque no asimilaron correctamente todo el material anterior, y practicaron fielmente el “don del olvido”: Hoy se olvidaron lo que aprendieron ayer, y mañana se olvidarán lo que aprenderán hoy. Esa es la base de la eterna recurrencia del ego, la repetición continua y constante de los mismos olvidos, una, y otra, y otra vez. Contrariamente, aquellos que “recuerdan”, los cuales son muy pocos, avanzan cada día un poquito más en el camino, consiguiendo espacio y acercándose, lento pero firme, a SU propia verdad.

Siempre dije que lo importante de los artículos es lo que callo y no lo que digo, pero muy pocos descubrieron el código del silencio que se oculta en su interior, necesario para descifrar, destilar, depurar y obtener el contenido de los mismos y que no se extiende más allá de una o dos frases. Sé que cada uno tiene su lugar y su tiempo, así que realmente no me preocupa cuando y donde suceda, porque al fin sucederá. En un segundo, un relámpago de luz cruzará por sus mentes y entenderán todo lo que quise transmitir, porque, aunque no lo sientan, la semilla ya está implantada en su interior, y como un programa informático ejecutándose en segundo plano, comenzará a hacer su trabajo en silencio, de dentro hacia fuera, hasta manifestarse completamente un día cualquiera en la pantalla de su realidad. Hoy no usaré ninguna clase de encriptación o analogías, diré simple y claro qué son, para mí, los crop circles (círculos de las cosechas). Ustedes solo tómenlo o déjenlo, porque realmente no tiene importancia más allá de mi propia cinta de Moebius.

En el capítulo anterior dije: “…si bien el uso de analogías es necesario para transmitir una idea, no es la mejor forma para hacerlo. La mejor forma es a través de los símbolos, el lenguaje más antiguo que existe, pero para comprender todo lo que transmite un símbolo, primero tendríamos que ser unos iniciados en las artes de la magia…” 

Tomando como valedera la primera parte de esta cita, y como posible la segunda, la de «ser un iniciado en las artes de la magia para comprender» desarrollaré simple y claramente esta información. No relataré la historia para no “ensuciar” la exposición e idea final, pero comentaré que hace casi cuarenta años que disponemos de una tecnología que yo llamaré vulgarmente como el “Ojo de Horus”, para no meterme en problemas, y que fue usada exitosamente a partir del año 1973. Esta tecnología se desarrolló en base a ingeniería inversa de los llamados foo fighters, pequeñas esferas voladoras no identificadas que empezaron a aparecer durante la Segunda Guerra Mundial. El desarrollo del “Ojo de Horus” comenzó en la década del 60, más precisamente a partir de 1966 con el programa espacial secreto y paralelo de la NASA y ARPA, y fue liberada por la AFOSI (Oficina de Investigaciones Espaciales de la Fuerza Aérea Norteamericana) para un proyecto secreto paralelo al programa Apolo. 

Estos “ojos de Horus” son esferas autónomas programables que pueden ser usadas para distintos fines: el espionaje militar o civil, la observación y reconocimiento de escenarios bélicos o terreno enemigo, la cartografía terrestre o submarina, etc. La característica de estas esferas es su energía de campo o plano inverso (la membrana energética del capítulo anterior) y su forma de desplazamiento, que se logra por energía de campo gravitacional de punto cero, así que literalmente flotan en el espacio como un globo de gas, pero con velocidades, giros, aceleraciones y detenciones realmente increíbles y que “violan” toda ley física. No desarrollaré la energía de punto cero, tampoco la de plano inverso, solo diré que uno de sus usos es el de servir de pantógrafo dimensional, imprimiendo diseños bidimensionales y tridimensionales de cuerpos multidimensionales sobre cualquier tipo de terreno, o bien traspasar capas de elementos que interfieran su visión, entre otras increíbles utilidades que no relataré ahora.

Fig.28 – Fotografía del fondo marino tomada con un “ojo de Horus”

Aunque la primera alusión histórica que puede interpretarse como un círculo de las cosechas se encuentra en un panfleto fechado el 22 de agosto de 1678 titulado: The Mowing-Devil: Or Strange News Out of Hertford-shire (La siega del Diablo: o las extrañas noticias a las afueras de Hertfordshire), los primeros Crop Circles contemporáneos aparecieron en Winchester, Reino Unido, Inglaterra, en el año 1976, tan solo tres años después de las primeras pruebas exitosas del “ojo de Horus”. Estos primeros círculos eran simples, de apenas 9 o 10 metros de diámetro y sin ningún tipo de figuras, pero luego se fueron perfeccionando hasta los complicados diseños que conocemos hoy en día. ¿Alguna vez se preguntaron por qué aparecen normalmente en Inglaterra? ¿por qué no en todo el mundo si hipotéticamente el mensaje transmitido por supuestos extraterrestres es universal? Si bien es cierto que en otros países aparecen esporádicamente crop circles, ninguno de ellos tiene la complejidad, asiduidad y frecuencia que tienen los del Reino Unido. La respuesta a la pregunta anterior es muy sencilla: porque Inglaterra fue elegida como pizarra principal de comunicación, quizás por esa primera alusión del año 1678, o por que así lo pactaron para comunicarse, por medio del idioma de los símbolos, y transmitir un mensaje a las estrellas que solo un iniciado en la magia pudiera descifrar. Estos mensajes no son para cualquier extraterrestre, sino para los jardineros, los Logos creadores de mundos, los más antiguos y evolucionados Seres de la galaxia. Asi que los crop circles son nuestra forma de comunicarnos con los formatierras que están en las cercanías, a la espera de una señal para proceder. ¿Cuál es esa señal? ¿proceder para qué?, lo desconozco… lo que sé es que los crop circles son hechos por nosotros mediante la tecnología del “ojo de Horus”, con la finalidad de transmitir un mensaje que solo ellos comprenden, ¿Hemos tenido respuesta? posiblemente si, y algunos o muchos crop circles sean la contestación de ellos, pero realmente lo ignoro, hasta aquí llegó mi conocimiento, esta es mi opinión al respecto, más allá no tengo acceso, solo conjeturas. ¿Quiénes están utilizando esa tecnología del “ojo de Horus”? ¿quiénes se están comunicando con los jardineros?, ¿los oscuros?, ¿los Viryas infiltrados que luchan por la liberación? ¿los buenos?, ¿los malos?, ¿los cosechados? ¿ni unos ni otros? No lo se. Quizás alguien que lea esta información conozca la respuesta, y si no, esperemos, porque creo que muy pronto se desvelará el misterio. 

Algunos se preguntarán qué tiene que ver esto con la temática del blog, y yo les respondería: todo. ¿Quién puede decir cuál es la temática principal de este espacio? Realmente no creo que nadie tenga esa respuesta, porque no hay temática, como tampoco hay copa, solo hay consciencia y energía. Si usted solo ve la temática, la copa, la galera y el conejo, lamento informarle que no tiene un ápice de magia, y los crop circles de la vida nunca estarán a su alcance, verá únicamente lo que quiera ver y será solo un olvido más de su eterna recurrencia.

Lección de magia n.º 3: ¿Usted qué ve?

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Hola Morfeo, estoy interesado particularmente en este artículo que has publicado, donde puedo encontrar más información sobre este proyecto de ingeniería inversa de los foo fighters?! Tengo información que puede resultar útil y cooperativa, dejaré mi mail ahí abajo, porfavor y muchas gracias.. bendiciones.

Comments are closed.