El pasado 7 de julio nos hacíamos eco de una carta que CGT SACYL Valladolid-Oeste remitía al director del Hospital Río Hortega de Valladolid, José Miguel García Vela, en la que, debido al análisis realizado por el doctor Pablo Campra Madrid para la Quinta Columna y en el que se hallaron nanopartículas de óxido de grafeno en un vial de Pfizer, se le pedía que él, a su vez, hiciera lo mismo para ver si se encontraba ese mismo material en otros viales.

Acabamos de recibir un correo electrónico de esa sección sindical de CGT en la que nos informan que han recibido respuesta a su escrito y nos remiten, a su vez copia de la carta que han recibido por parte del máximo responsable de ese hospital de Valladolid.

Como verán, la respuesta de José Miguel García Vela es muy escueta y, simplemente, informa que ha trasladado esa petición a la autoridad sanitaria correspondiente, tampoco concreta demasiado. Si nos remitimos a los dos escritos recibidos por la Quinta Columna en estos días por parte de las autoridades sanitarias de Segovia y de Soria, suponemos que la respuesta va a ser exactamente la misma: Hacer mención al tuit publicado por la Universidad de Almería, que venía sin firmar y que pretendía desvincularse del informe realizado por el doctor Pablo Campra Madrid e intentar desmentirlo todo con un artículo de newtrola. Están las cosas como para que se estén pasando la pelota de unos a otros.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Es la típica salida por la tangente en la que uno le pasa la patata caliente a otro. Pero aquí, el director tiene una “alarma por administración de algo que de ser cierto tiene posibilidad de causar daños graves e incluso la muerte”, por lo tanto, lo prudente sería parar la inoculación de la Pfizer.
    Entiendo que es un buen paso para cualquier afectado por las vacunas Pfizer, ya que por tener constancia el director de un análisis acreditativo de una sustancia ajena a la declarada, podría el afectado o los familiares del afectado emprender acciones hacía ese director en concreto, pues es un tema independiente incluso de la propia PFIZER –estar exenta de cualquier responsabilidad- y de SACYL –entiendo no tiene conocimiento de esa notificación avisando contaminación-.
    Si el afectado tiene un buen abogado y el destino hace que toque el tema un buen juez y un buen forense, el director de ese hospital tiene todas las papeletas de comerse él solo el marrón (por lo menos hasta que no le llegase la notificación de la autoridad sanitaria competente –que por cierto no especifica-). El cuento chino de que fue voluntariamente el afectado ya no colaría por ser algo ajeno a la vacuna (podría haber sido contaminada esa vacuna después de salir del laboratorio) y estar avisado el director de su posible contaminación.
    Eso podría servir para cualquiera que, por ejemplo, presentara magnetismo después del pinchazo y probase que anteriormente no lo tenía, pudiese empezar a ponerse en manos de un abogado.

  2. Una de dos o cuando dicen que se han vacunado mienten,o nos toman por idiotas.
    Por qué nos vamos a inventar una cosa así?,por qué los científicos van a inventar lo del grafeno?,esto es muy muy raro,pues no les cuesta nada hacer esa prueba y aclarar el tema.

  3. MAS DE UNO DE LOS RESPONSABLES DE LA PANDEMIA QUE SE LAVAN LAS MANOS QUE NO OLVIDEN QUE LA PENA DE MUERTE EN ESPAÑA SI SE VUELVE A INSTAURAR A LOS TRAIDORES EN ESPAÑA ES EL GARROTE VIL EN LA PLAZA DEL PUEBLO,ESO SI MODERNIZADO AL SIGLO XXI PARA QUE SUFRAN POCO ESTOS ASESINOS CUANDO SEAN JUZGADOS Y EJECUTADOS POR GENOCIDIO .

Comments are closed.