asesor de Putin

Alexander Dugin, politólogo ruso, íntimo confidente de Vladimir Putin y director de la ONG International Eurasian Movement, considera que el SARS-CoV-2 es un arma biológica que se utilizó de forma involuntaria. El asesor de Putin considera que las vacunas y la inmunidad colectiva están mal. Pero las soluciones propuestas por el propio Dugin son extremadamente radicales.

[QUÉ Va A Pasar Con La Ley De Eutanasia Y Los Recursos Ante El Constitucional]

El politólogo ruso Alexandr Dugin está convencido de que el virus SARS-CoV-2 se produjo artificialmente. “Lo más probable es que sea un arma biológica, fabricada en Estados Unidos y realizada en Wuhan”, dijo en una publicación para el periódico en línea Nezigar.

El asesor de Putin cree que el Covid-19 es una enfermedad mortal y apoya las contramedidas. “No creí ni por un momento que no existe Covid, que es una infección común, de fantasías sobre un gobierno mundial y maquinaciones estratégicas para imponer códigos QR en todos los códigos QR, y ahora no creo en eso”. Por otro lado, no cree en la eficacia de las vacunas.

Dugin es director de la ONG International Eurasian Movement.

“Una especie de plaga de la nueva generación”

Según las propias declaraciones de Dugin, no hay duda de si existe Covid-19 o no. Considera que la enfermedad, que es desencadenada por el patógeno SARS-CoV-2, es potencialmente mortal y habla en este contexto de una especie de plaga de la nueva generación. Por ello, también apoya las contramedidas utilizadas hasta ahora, como los encierros, el uso de máscaras, el aislamiento hasta la salida de las ciudades, el cierre de comercios y la prohibición de viajar.

Al mismo tiempo, Dugin dijo que pensaba que el virus era un producto de laboratorio. El virus se utilizó accidentalmente como arma biológica . Esto fue demostrado por la reacción desprevenida de la élite occidental global. Esto se está aprovechando de la situación de la pandemia. Su enfoque caótico y la ambigüedad de sus objetivos, sin embargo, indicaron el uso inadvertido del virus.

Inmunidad colectiva: “Solución totalmente incorrecta”

Según Dugin, la suposición de que la infección de todos conduce a la inmunidad de todos es incorrecta. Dugin cree que confiar en la llamada inmunidad colectiva es una solución completamente incorrecta, ya que no es un virus común. Las vacunas tampoco tienen éxito: “La medicina actual es como adivinar el café molido, una especie de magia experimental”.

China procedió de manera diferente. El virus fue aislado y liquidado allí desde el principio, posiblemente junto con sus portadores. Si la humanidad moría de inmunidad colectiva, los chinos heredarían la tierra.

Vacunas: geopolítica, corrupción, negocios

Según sus propias declaraciones, Dugin lamenta que las vacunas no sean efectivas. O no hay antídotos reales o se están reteniendo. Él ve el uso de las supuestas vacunas en conexión con las luchas geopolíticas, políticas y económicas por el poder y el dinero.

En términos geopolíticos, las vacunas occidentales lucharon contra las rusas. Políticamente, se lucha por el mayor número posible de vacunados. En la administración, los funcionarios públicos pueden hacer carrera. En términos económicos, las vacunas son un pretexto para renovar áreas de la economía que no son necesarias para la vida, como restaurantes, centros comerciales y gimnasios.

La solución de Dugin: cierre de fronteras y dictadura militar

Para encubrir la ineficacia de las vacunas, se idearon las diferentes cepas del virus. Mientras se administren las vacunas “incorrectas” actuales, nadie buscará vacunas reales. Hasta entonces, jugarán el juego de los llamados refrigerios contra las diversas tribus y emitirán códigos QR como premios o rifas de autos.

Las acciones de Dugin contra la pandemia serían más radicales. Sugiere introducir un estado de emergencia, combatir la corrupción oficial, acabar con la economía capitalista, cerrar las fronteras e introducir una dictadura basada en el ejército. Pero Dugin agregó que era consciente de la impopularidad de sus soluciones.

Fuente

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

6 Comentarios

  1. El SARS-CoV-2 es un arma biológica que se utilizó de forma involuntaria, pero desgraciadamente otro experimento con grafeno se utilizó de forma involuntaria en esas fechas y, como las desgracias no vienen solas, alguien pulso un botón al microondas 5G de forma igualmente coincidentemente involuntariamente. Y claro, las muertes fueron de forma involuntaria. Y como está cambiando el clima anunciamos -esta vez sí- de forma voluntaria que nos venía una pandemia.
    Es decir, todo el mundo actuó con muy buena fe aunque coincidentemente, estos de muy buena fe, tienen vendida su alma.
    ¡menudo asesor tiene Putin!

  2. No estamos de acuerdo con lo que dice este hombrecito.Las últimas investigaciones militares afirman que se trata de un virus hecho por el PCCh y expandido conscientemente,su letalidad es mínima si se trata adecuadamente:invermectina,hidroxicloroquina, vitamina d,etc.
    Mientras que las inyecciones génicas malllamadas vacunas son otra arma biológica destinada a asesinar a la gente,para despoblar la tierra y cumplir los propósitos globalistas y enfermos del G20.

  3. No entiendo que puede aportar a Putin este cantamañanas. Con sus absurdeces “euroasiáticas” y su gazpacho fascis-comunista. Con lo que aquí expone ya se retrata como un tarado que vive en su puta burbuja. Incapaz de ver la realidad, adapta ésta a su tinglado mental.

  4. Este personaje es un charlatán más como muchos. Leer lo que dijo es una pérdida de tiempo!!

  5. Putin esta oibligando a la vacuna porque los Rusos no se fian.
    Espero que pronto lo retiren por traidor y por estar detrás de toda la basura globalista incluido todo el comunismo.

Comments are closed.