hombres

La conocida como Ley Trans ya ha dado sus primeros pasos en su tramitación, ahora será debatida en las Cortes Generales para finalizar con su votación. Previsiblemente el texto definitivo dará la posibilidad de que cualquier persona mayor de 16 años se pueda cambiar de sexo con una mera declaración ante el Registro Civil. Es decir, según parece, será muy sencillo cambiarse de sexo, por lo que cualquiera lo podría hacer sin mayor problema.

[Adif y Adif AV anuncian la creación de cerca de 6.200 plazas de empleo público hasta 2025]

¿Os imagináis entonces que todos los hombres en España se cambien el sexo al de mujer?, ¿qué ocurriría?, ¿dejaría de haber varones en España? Pues eso sería posible gracias a la forma de legislar de esta izquierda rabiosa.

Y entonces, en casos de violencia ya no se podría aplicar la ley de violencia contra la mujer, pues el que agredería sería una mujer. Y esos hombres que se han cambiado de sexo podrían participar en deportes femeninos, porque serían mujeres. Y también podrían utilizar los baños y vestuarios destinados a mujeres, porque para eso lo son. Y esos hombres que se han cambiado el sexo a mujer participarían en las listas electorales, en los consejos de administración de las empresas y en demás cupos reservados a mujeres, ¿no?

Bueno, y también acabaríamos con el llamado ‘techo de cristal’, porque los altos cargos en empresas los ocuparían mujeres, también acabaríamos con la brecha salarial y con la discriminación por sexo, ¡porque todas serían mujeres!

Cuando con una ley ocurre lo que estamos planteando es que esa ley carece de sentido, está mal fundamentada y ha de ser derogada. No es lógica que se puedan producir estas situaciones en la sociedad.

Pero si eso es lo que quiere la izquierda rabiosa, ¿por qué no se lo damos?, ¿os imagináis una España sin hombres inscritos en el Registro Civil?, podría suceder, todo es ponerse…

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Entonces esos hombres tienen un problema. Que saquen todas las leyes absurdas que quieran, soy mujer y seguiré siendo mujer. Esto parece asustar como la homosexualidad, miedo a que se abra la veda y los hombres cambien de parecer. Entonces la cuestión no son las leyes sino las personas. Por cierto, menuda fijación tenéis con el género. Pobres hombres, malas mujeres. Algo apesta… parecéis ser víctimas constantes de todo. Un complot para quitaros vuestra hombría *rolleyes*. El que es masculino y hetero lo seguirá siendo por mucho que le digan y muchas leyes basura que saquen.

Comments are closed.