Es vergonzoso el documento que está circulando por las redes sociales publicado por una madre. Tenía que llevar a su hijo a una cita de neurocirugía infantil para un caso de plagiocefalia postural que padece su hijo y en el volante de la cita con el médico se encuentra un apartado de “condicionantes y problemas” en el que venía escrito: “Madre negacionista vacunas”, ¿les parece a ustedes normal?

¿Qué tiene que ver eso para esa cita médica? ¿Por qué un volante para la cita con un médico pediatra tiene que poner algo como eso? ¿Cómo lo saben? ¿Quizás cuando llaman por teléfono y te niegas a vacunarte te fichan en la seguridad social indicando eso? ¿Les parece a ustedes normal que en un documento oficial se califique a una persona como “negacionista”?

Esto es lo nunca visto. Lo que estamos viendo y viviendo en España es algo completamente surrealista, indignante, absurdo y propia de una película de ciencia ficción, pero de terror. Es evidente que el estado nos tiene fichados a todos y los que es peor, no se cortan a la hora de usar calificativos contra nosotros. ¿Negacionista? ¡Pero serán sinvergüenzas!

¿Cómo es posible que con este gobierno, con todas las atrocidades que está cometiendo, con todas las mentiras que nos está soltando, con todas las barbaridades que está haciendo pueda haber alguien que se ponga tranquilamente en sus manos para que le inoculen un potingue que recomiendan con tanto fervor?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

13 Comentarios

  1. Creo que algunos sanitarios van a tener mucho que pagar y me refiero a todas las ramas ,desde especialistas hasta auxiliares de enfermería ya que están haciendo mucho daño a la sociedad, nosotros a los que llaman negacionistas, no negamos nada,son estos sanitarios vendidos y los políticos los que niegan la verdad y nos quieren eutanasiar, 500 millones de personas para el año 2030.

  2. Juicios de Núremberg ya y que estos sanitarios se busquen un buen abogado, lo van a necesitar. Mercenarios de mierda. Sicarios hijos de Satanás.

  3. A mi me pasa eso y me presento en la consulta para cagarme en su puta madre depues de un guantaso total no tengo na que perde mamones

    • ¿La culpa de todo la tiene el preparao? Pues, parece que no.
      Actualmente, Sánchez encabeza esta traición genocida en España pero es que, además de sus listillos esbirros parásitos, existe una gran mayoría de los de a píe que siguen a pies juntillas las órdenes genocidas de la tv. Esto ha sido una operación se empezó hace muchos años lavando el cerebro desde 1975 –Adolfo Suárez, Felipe,… sin olvidarnos de la nefasta y degenerada dinastía bobonica e, incluso antes, con los curas traidores de aquel entonces (Tarancón, la hiena de Setién,…).
      Cuando vivíamos libres, en el bachillerato teníamos 3 asignaturas que llamábamos Marías: Religión, Gimnasia -Educación Física- y FEN –Formación del Espíritu Nacional-. Cuando pasamos a la época del engaño la asignatura de Religión se descafeinó (por lo observado en mí hijo y ya no digo en la actualidad); de la FEN en que se enseñaba los valores, tradiciones, etc., se pasó al popurrí autonómico-independentista y al borrado de nuestra gloriosa historia por una sarta de mentiras que culminó con la sucia memoria histórica de estos miserables y, finalmente, con la Gimnasia –Educación Física- se ha llegado a realizar ejercicio con mascarilla. Se ha ido programando a la sociedad y eso sin hacer uso de nano partículas de Grafeno, que ahora –en plena era de la comunicación 5G- podrá ser mentalmente teledirigida y/o quitada del medio. Estamos en la antesala de un genocidio masivo, pero es que somos cómplices casi todos, y de forma sorprendentemente fácil, porque en esa mayoría de sociedad su ESPIRITÚ y su ALMA ya están muertos.
      ¡Suerte con lo que se nos viene encima!
      P.D. El alma es inmortal, pero se refiere a ella como muerta cuando es condenada eternamente.

  4. Bueno, qué decir de esta mafia manipuladora que dice, vela por nuestra salud. A parte de que efectivamente, no viene a cuento, presupone que esa señora niega la realidad de la eficacia de las vacunas, en su más amplio espectro. Hasta la aparición de “el experimento” que están inoculando, la sociedad en general, aceptaba la inoculación de vacunas en los niños desde su nacimiento, hasta la edad tope de las “recomendadas” si bien y como he comentado, en general nadie negaba su eficacia, dado que las enfermedades más virulentas, (“naturales”) casi han desaparecido y con la cierta “seguridad “, que habían pasado por los controles y experimentación en tiempo y forma que les era exigido para su total desarrollo. Cierto es, que había ya voces disonantes que cuestionaban, ya no sólo su eficacia, sino también el hecho de que por su inoculación se desarrollaban efectos secundarios importantes, tanto en el sujeto directamente, como indirectamente al inocular a las madres. Como ejemplo, el autismo que llevan años denunciando.
    A estos grupos o personas que disentían se le denominaba “antivacunas”, sin más. Eran casos aislados aunque cierto es que , de vez en cuando, se hacían oir.
    Casualmente y ante evidencias tan sumamente claras, que no dan lugar a discusión, supuestamente se exonera a un experimento génico, de cumplir con un mínimo de seguridad, siguiendo las fases necesarias y legales para su implantación , por motivos de urgencia sanitaria, negando cualquier medicación alternativa posible, aunque supuestamente exista y así no quede más salida que su inoculación.
    Las medidas tomadas por los gobiernos, han creado con sus actitudes, un escepticismo tal, que hay que tener las neuronas muy dormidas, para que no surjan dudas, sobre la implantación de este experimento y la subyacente obligación de que se inocule a toda la población mundial, cuando la incidencia en fallecimientos y “supuestos” contagios por ese virus(ya se sabrá algún día los reales), no era para una configuración de pandemia.
    Volviendo a ese “negacionismo”, palabreja que fue básica en su momento, para aquellos que negaban el holocausto y posiblemente introducida por los que se relacionaban por raza o religión con afectados, ahora se utiliza del mismo modo y con la misma intención que en aquel entonces e que incluso de vez en cuando sale algún caso y cuya intención es menospreciar a aquellos disientes del oficialismo. Negar una realidad, o negar a los que ven la realidad de otra manera, sería igualmente una forma de negacionismo, por ambas partes. Aquí se mezclan los aspectos de negarse a que se inocule un experimento y el negar que lo que nos están vendiendo sea real y con un fin sanitario.
    Vamos viendo, algunos desde hace años quienes ,supuestamente, se encuentran detrás de todo este montaje, sus manifestaciones públicas y los personajes de dudosa moral y ética que las refrendan , con lo que la animadversión hacía todo esto, crece por días. El origen de sus creencias y su mal hacer a lo largo de siglos, con la culminación de ese holocausto que les ha servido para instalarse “humildemente”, en todos los estamentos de los cinco continentes. Es muy posible, que ese término “negacionismo” haya sido difundido por estos psicópatas, que curiosamente alguno de ellos, más sus descendientes de entonces, lo utilizaran en su momento para criminalizar y que ahora son ellos, los presuntos criminales.
    Y ya que el término no parece ser el propio, ¿qué tal si introducimos el término afirmacionismo? ¿O negador o afirmador?.

  5. Sanitarios colaboracionistas, pagaréis con vuestra vida todo el mal que estáis haciendo a la sociedad y esos mismos con los que colaborais serán los que os sean el pasaporte porque ya no le vais a hacer falta para nada,traidores, asesinos.

  6. Sanitarios colaboracionistas, pagaréis con vuestra vida todo el mal que estáis haciendo a la sociedad y esos mismos con los que colaborais serán los que os den el pasaporte porque ya no le vais a hacer falta para nada,traidores, asesinos.

  7. No se signifiquen ante nadie de lo que realmente piensan a menos que sea absolutamente necesario.

  8. Los asesinos y sus cómplices pagarán, de igual modo que pagaron los nazis y sus cómplices en Núremberg. Esto es un espanto, y de momento lo único que se puede hacer es difundir el espanto y que cada vez más gente vea en qué infierno estamos todos metidos, también los que se están dejando inocular los venenos génicos experimentales.

  9. De verdad no se puede hacer nada contra esto? No hay abogados por la verdad….o lo que sea…si hay que poner denuncias.. y cuesta X …entre todos y aportando poco… yo el primero que se haga pero YA

Comments are closed.