Si hay un claro vencedor en esta competición empresarial que se está llevando a cabo para forrarse con las vacunas ese no es otro que Pfizer. Tras la eliminación de AstraZeneca del tablero por los dramáticos efectos secundarios decidió utilizarse a esta compañía como se utilizan los peones muchas veces en el ajedrez, se decidió sacrificar a ese peón.

Parece que lleva el mismo camino la compañía Johnson y Moderna parece no dar demasiado miedo puesto que no tiene la capacidad suficiente como para hacer frente a un gigante como Pfizer y además hay que disimular ofreciendo otras opciones.

Además de con los políticos, hemos visto cómo la prensa convertía a esta compañía en su gran protegida ocultando toda la información que pudiera provocarle algún tipo de problema, dejándonos claro quién paga más.

Y ante ese lavado de cara tan injusto como descarado, un farmacéutico ha publicado un hilo de Twitter en el que ha recordado todas las aberraciones cometidas por Pfizer en los últimos años y cómo se ha ocultado todo lo sucedido tapando bocas con dinero. Que quede claro que siendo las vacunas de todas las compañías malas, la publicidad y el dinero de algunas las pretenden convertir en buenas cuando en realidad no lo son.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Comisiones por aquí, comisiones por allá. Es éste país es muy recomendada.
    Por qué será.?

  2. Lo de Pfizer y Moderna, estaba claro desde el principio de la presentación de los experimentos en frasquitos, que se iban a llevar el premio al “esfuerzo” de sacar adelante el UPS génico. Las otras, no interesaban y además no son tan potentes económicamente. Pero da la impresión de que, tanto Astra Zeneca o como se llame ahora, J & J y el resto de contendientes, han perdido la batalla por el liderazgo, craso error, pues a la hora de hacer dinero, no es la farmacéutica o el laboratorio de turno, el que pierde o gana, sino los inversores en las cuales participan y casualmente, todos esos inversores, participan en todas ellas. Lo que no ganan por una , lo ganan por la otra. Es un negocio muy rentable, duradero y manipulador. y cómo bien dice este farmacéutico, sin responsabilidad aparente, por casi indemostrable y subsanable tapando bocas con dinero. ¿En manos de quién o quienes se encuentra la salud humana? Pues aquí lo vemos, de especuladores sin escrúpulos, que sólo mirarán sus cuentas corrientes, de vez en cuándo, para ver los beneficios de sus inversiones.

Comments are closed.