Tras ser descubierto, investigado y denunciado por el canal de La Quinta Columna han sido muchos los ataques que se han recibido tras mostrar a personas que sufren magnetismo en su cuerpo después de la vacunación. Muchos ignorantes han llegado a decir que ese magnetismo se curaba “con agua y jabón” demostrando su absoluta falta de empatía y estupidez con lo que pueda sufrir el prójimo.

Pero hoy se ha producido un hecho completamente inusual en Twitter, algo a lo que nos estábamos acostumbrados ya que un médico ha denunciado con una fotografía que un familiar ha sufrido ese magnetismo después de vacunarse con Pfizer. El médico ha sido Julián Conejo-Mir, Catedrático de Dermatología. Jefe de Servicio & Director de la Unidad de Gestión Clínica de Dermatología. Hospital Universitario Virgen del Rocío.

El doctor Conejo-Mir ha publicado dos fotografías de un familiar, en una aparecía con varios cubiertos pegados al brazo y en la otra con un teléfono móvil. Sobre este asunto podrá decir la gente lo que quiera, podrá tomarse a cachondeo o decir insensateces como que esto se produce porque alguien no se lava pero lo único que está claro es que todo esto hay que investigarlo y no hacer el imbécil porque no es normal.

Y una vez se investigue y las autoridades políticas y sanitarias den una explicación sobre este asunto, que no la darán, que venga todo el cachondeo que haga falta. Aquí lo importante es saber qué narices está pasando.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

11 Comentarios

  1. Y un cátedratico en dermatología, que tiene la valentía de admitir en público, el magnetismo causado por la inoculación….¿ Cómo se le ocurre decir, que hay que salir de ésta situación ” vacunandonos todos”?.
    ¿ A caso, no se da cuenta de que ésta magnetización, no puede ser nada bueno?
    ¿ A caso, no se da cuenta, cómo están mintiendo los medios de comunicación, para ocultar ésta realidad?….. ¿¿NO PUEDE DEDUCIR, QUE LOS MENTIROSOS NO SON DE FIAR, Y QUE HAY ALGO OSCURO EN TODO ÉSTO??.
    Si éste hombre sin RAZOCINIO es catedrático, imaginen un simple médico de familia.
    Éste es el nivel.

  2. ¿Le han preguntado a una mosca porque come mierda? Si pudiera responder nos diria porque me gusta, vaya pregunta estupida! dame mas mierda! Pues eso es lo que hace este imbecil de medico ¿las vacunas son una mierda? Pos hala mas mierda pa tos.
    IM-BE-CIL

  3. Julián Conejo-Mir, se declara máximo defensor de la vacuna, dice que la “curiosidad” del magnetismo existe. Vale pero, oiga, y qué pasa con la “curiosidad” de las muertes y los daños irreversibles que “curiosamente” está causando su prodigiosa vacuna?
    (Silencio en la noche…)

  4. Raro no seguir pensando en vacunar, sin antes ver porque ocurre este fenomeno magnetico.
    Antes mejor parar la vacunacion hasta saber porque ocurre esto y sus posibles consecuencias.

  5. Este catedrático dice de vacunarse todos..¿Vacunarse de qué y para qué? Supongo que lo mismo dirá de los “bozales”,todos con ellos por un supuesto “virus” aéreo que sabe leer,porque si hay un documento de exención para alguien,en cuánto el exosoma le eche la vista,ya pasa de largo por el sujeto que lo lleve en la nariz. Jamás oí tamaña sandez….!

  6. ¿Por qué dirá el dr Conejo-Mir que “De esta salimos vacunándonos todos”? ¿Se lo habrá dicho un pajarito?

  7. En la comunidad médica empieza a desmoronarse el cuento chino.
    Este ostracismo contra los que denunciamos el electromagnetismo, el negar lo evidente empieza a pasar factura. Este comportamiento de exponer públicamente que existe el magnetismo en el cuerpo y que se observa después de ser pinchado empieza a resquebrajar el mutismo férreo por parte de los médicos sabiendo que se la pueden jugar cuando empiece a caer la población de forma masiva.
    Da la impresión que este doctor Conejo juega a 2 bandas: una es defender las vacunas y otra poner en conocimiento los efectos magnéticos de las vacunas. Es como muy contradictorio, pero es un cambio total del posicionamiento médico oficial.
    A partir de tener conocimiento de los efectos magnéticos en el cuerpo humano, los médicos no podrán argumentar DESCONOCIMIENTO DE EFECTOS ADVERSOS de lo que tan alegremente están siendo cómplices en este GENOCIDIO. Corren riesgo, ya no solo de que algún día empiece a funcionar la justicia, sino de algo más elemental cómo que la sociedad estalle de forma violenta y vaya directamente por ellos. Salió un vídeo de un periodista de la BBC que huye de unas pocas personas que lo estaban abucheando solo por decir mentiras; situación distinta sería el que un médico o sanitario se encontrase con una multitud enfurecida y desesperada por perder seres queridos, dudo mucho que solo le dijesen unas palabritas.
    Cuando se lleva a la sociedad al límite todo salta por los aires y esto se está acelerando.

  8. Otro que busca su minuto de gloria. Ya cansan con su solución única , la de “vacunarnos todos”, típico de quienes derrochan una personalidad destacada y unos conocimientos de premio Nobel, por lo menos.
    La mejor manera de prevenir de un cuento, es volver a leerlo desde el principio y entonces se ve que, quién , cuándo, cómo y por qué se ha escrito realmente.
    Con el esfuerzo que supone terminar una carrera de medicina. Hacer el MIR con su especialidad y encima catedrático, para terminar con la inoculación de este experimento, con las enormes dudas que generan, no sólo en su composición, también en la intención , sólo demuestra la mediocridad y falta de formación y profesionalidad de un gremio que , con sus actitudes, ha perdido en grado sumo, su credibilidad.
    Y sobre las imágenes que se publican y los videos , en los que se observan esas adherencias al cuerpo, son realmente preocupantes, pues ¿qué grado de magnetismo ha de tener una persona para que se sujete un móvil, que tiene un peso de entre 140 y 200 grs.?
    Casualmente esta mañana, hablando con un conocido que se ha vacunado con Pfizer y sin preguntarle nada, pues ya paso de hacerlo, me salta con que ,tras inoculársela y de motu propio, se colocó un imán en el brazo del pinchazo y se quedo adherido, pero que en el otro brazo, también. Es el primero que conozco en persona, con ese efecto y ya le he dicho que, ha sido un placer conocerle.

  9. A la gente también la perjudica el tener demasiado ego, hay que tener la mente abierta y cooperar un poco más.

  10. Sería interesante que a todos estos que salen en los medios, alabando la inoculación, sean lo que sean, desde el presidente del gobierno hasta el bicho más desconocido, se les hicieran inspecciones de Hacienda, no sólo en España, ya nos entendemos. Igual se solucionaba todo de un plumazo.

Comments are closed.