Ya nos vamos empezando a acostumbrar a ver cosas a lo largo de este año y medio que para nosotros antes de que surgiera este virus habrían sido inimaginables. Son muchos los personajes famosos, personas y profesionales que nos están decepcionando y el último en hacerlo de una forma clamorosa ha sido Federico Jiménez Losantos.

Y es que una cosa es defender la vacuna, la vacunación con libertad de elección y, sobre todo, con una información completa sobre lo que te vas a meter en el cuerpo y otra cosa muy distinta es defender esa vacunación atacando e insultando a los que estamos en contra porque tenemos serias y más que fundadas dudas.

Esto último es lo que está haciendo Federico Jiménez Losantos desde su programa y desde su empresa. Y no podemos evitar estar completamente sorprendidos con esto puesto que siempre se presume, tanto desde su programa como desde su empresa, de luchar por y para la libertad. ¿Qué clase de libertad se puede ejercer cuando a quien demanda y busca información sobre un producto que puede afectar a la salud se le insulta, se le acusa de ser un lobby e incluso se llega a decir que está financiado por los rusos para atacar a una empresa farmacéutica en concreto?

Porque eso es exactamente lo último que se acaba de hacer desde Libertad Digital, decir que los rusos ofrecen dinero a “influencers” para atacar a la vacuna de Pfizer. Esto es nuevo, ahora ya no se defiende la vacuna en general, se defiende la vacuna de una empresa en concreto.

Y lo más curioso de todo, lo que más llama la atención de ese artículo es que tiene toda la pinta de ser uno de esos publirreportajes publicitarios que salían antes en las televisiones, tiene pinta de ser un artículo pagado por Pfizer, aunque nunca se reconocerá.

Y aunque consideremos que lo que aquí se denuncia es falso, vamos a dar por buena esta información para preguntarnos, ¿por qué es bueno que ‘Libertad Digital’ gane dinero defendiendo la vacuna de una empresa e iba a ser malo que lo ganaran otras personas defendiendo la de otra empresa distinta? Pero es que aquí hay un error de base, si leen el comentario de Luis del Pino dice “la campaña antivacunas no tienen nada de espontáneo”.

Está claro, entonces, que hay una contradicción evidente porque los que estamos en contra de ESTA vacuna no atacamos la de una empresa en concreto, atacamos todas, creemos que todas son igual de peligrosas y perjudiciales, ¿qué sentido tiene centrar el asunto en Pfizer en lugar de hacerlo con todas? Entendemos que el dinero.

Es evidente que con las vacunas está habiendo una guerra comercial de la que la clara ganadora ha sido Pfizer. Todos los ataques se han centrado en AstraZeneca y Johnson como si una fuera buena y las demás malas, cuando son todas igual de malas. Entendemos, porque nosotros sí que creemos en la libertad de verdad, que las empresas ganen dinero y entendemos perfectamente que Libertad Digital lo haga. Lo que no entenderemos nunca es que lo haga atacando a los demás de esta forma.

Con todo lo que estamos viendo tenemos claro que nos estamos quedando solos y que todos los grandes medios de comunicación se han posicionado con el pensamiento único. Si se dan cuenta todos ellos coinciden incluso en los calificativos: “negacionistas”, “antivacunas”… nada cambia.

Pero lo que está claro es que, a pesar de que todos los grandes medios defiendan el mismo discurso, parece que entre todos los pequeños que estamos en contra sumamos y hay miedo por lo que podamos decir. Quizás pequemos de ilusos pero creemos que llegará el día en el que salga la verdad de todo lo que está pasando porque, además, los defensores del relato oficial parecen estar bastante desesperados debido a los bandazos que están pegando en sus informaciones: “inmunizados que se contagian”, “vacunados con PCR positivos”… Ojalá ese día llegue, ojalá esa verdad salga a la luz porque estamos deseando ver de qué forma empiezan a recular muchos y a hacer el “pío, pío”.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

8 Comentarios

  1. “EN su empresa” y “EN su programa”, no “DESDE su empresa” y “DESDE su programa”. El lenguaje, que es de todos, no se puede destrozar.

    • Las tesis de Del Pino sobre el 11M me parecen muy bien documentadas y plausibles, aunque sobre el tema de las vacunas me empezó a taladrar de manera insoportable y tuve que dejar de escuchar su programa “sin complejos” que seguía todos los fines de semana. Ahora me ha pasado lo mismo con Losantos: seguía diariamente su programa de las mañanas, pero ya no. Empezó pasando de puntillas sobre este asunto, y ha acabado siendo un “pro vacunas” que no tolera las opiniones discrepantes. Una verdadera lástima. Ya sólo me queda Canal 5 Radio, El Diestro y elToroTV.

  2. Liberticidio Digital jamás ha defendido la Libertad, jamás. Losantos es un patético ‘tirano’ de metro y medio que vive de subvenciones, publicidad y propaganda institucional, y del patrocinio de cualquiera que esté dispuesto a soltar la pasta. La demencial y aberrante defensa de esos venenos que no inmunizan de nada, unido a los ataques a aquellos que no estamos dispuestos a pincharnos terapias génicas mortíferas porque consideramos que no tenemos que protegernos de absolutamente nada, dejan claro, en mi opinión, que esa gentuza está recibiendo dinero a espuertas de las farmacéuticas para que vendan sus productos mediante infumables y esperpénticos publireportajes. Y de vosotros, Javier, hablaremos otro día, porque en este asqueroso basurero llamado España, no hay medio de comunicación que se salve. Por acción, por omisión y por cobardía delictiva.

  3. Pero si los judíos se han “vacunado” en masa, ¿por qué no habría de hacerlo un pro judío, que nunca cristiano, liberal financiado con dinero público de la comunidad de la provincia de Madrid y de la Alcaldía de la capital de España?

  4. Creo que todos coincidiremos que LibertadDigital y EsRadio son pilares en la lucha contra el sanchismo, pero…
    No olvidemos que ambos medios nunca han tenido poder económico suficiente como para sostener el grupo, máxime si están capados muchas partes del territorio español (sobre todo Cataluña) La necesidad de obtener ingresos han obligado a Federico a cogerse de la ‘tetilla’ de estas vacunas experimentales, agradezco la noticia de este periódico, llevo pensando eso mismo hace ya algún tiempo.
    En asunto de vacunas no escucho a Federico

  5. En su página web el artículo basura sobre el “lobby de los antivacunas” tuvo tantísimos comentarios criticándolo que han censurado a la mayoría. yo ya no puedo comentar en ninguno de sus artículos ni leer los comentarios. La libertad digital claramente termina donde empieza la obediencia al que paga

Comments are closed.