Creemos que con el más de año y medio que llevamos de experiencia a poca gente se le pasarán por alto las criminales estrategias que adopta este gobierno, siempre precedidas de algún montaje mediático en el que apoyarse para lograr sus asquerosos objetivos.

Ahora tienen la vista puesta en los niños. Solo Dios sabrá por qué, pero esta gentuza globalista está absolutamente obsesionada con los niños y nunca es por algo bueno, siempre es por motivos criminales, como en este acuso pretender que se inoculen un medicamento experimental sin que tengan necesidad alguna de hacerlo.

Lo que está sucediendo en Mallorca es una farsa asquerosa que tiene como objetivo la manipulación de todo el mundo para que a los jóvenes se les culpabilice de todo y se vea en la vacunación de la población más joven, incluso la de los niños, como una solución de algo que, sencillamente, no existe.

Ya no somos capaces de aventurarnos a hacer un vaticinio de lo que pensarán sobre este asunto la mayoría de los padres. En condiciones normales estaríamos seguros que se opondrían frontalmente a que sus hijos sirvan de cobayas para unas farmacéuticas y sus comisionistas políticos, pero viendo la evolución de la sociedad española en este año y medio, viendo la enorme cobardía de la que se está haciendo gala ya no nos atrevemos a vaticinar nada aunque, ingenuos que somos, en nuestro fuero interno seguimos manteniendo las esperanzas.

Lo que está claro es que la vacunación de los niños en otros países está provocando infinidad de efectos secundarios e incluso la muerte en algunos casos. Que tenga claro Pedro Sánc-HEZ y toda su banda que los niños no se tocan, que vamos a hacer lo posible y lo imposible para que no se les ponga una mano encima. Mucho ojo, Sánc-HEZ, si le pones la mano encima a los niños puede ser tu perdición y no saldrás en la vida de los juzgados.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Como bien comentáis, surge una duda en cuánto a la responsabilidad de los padres y no es otra que , en estos momentos en los que el bozal ha dejado de ser obligatorio, para todas la edades sin excepción, con lo que la libertad de una buena respiración es primordial para todos, haya “padres” que les siguen poniendo los bozales. Si en algo tan sencillo y que es salud, no ceden, lo más probable es que sean los primeros en entregar sus hijos al experimento, con el agravante de que los padres, por lógica, ya se hayan kakunado.
    En cuanto a los motivos de tan aberrante opresión para kakunar a jóvenes/niños y leyendo aquí y allá, una razón puede ser la esterilización a la cual ya someten en otros piases a jóvenes y no tan jóvenes. Utilizarán placebos en un porcentaje que ya tendrán estudiado y al resto, si no les produce reacciones adversas o muerte, quedarán marcados para toda su existencia. De aquí la responsabilidad de los padres para los menores y en igual porcentaje de responsabilidad para los mayores de 18, que pueden ser los que marquen la diferencia y no se vacunen, porque es muy posible que tengan más información y cerebro que sus progenitores.
    De todas formas , desde medios como éste, es importante hacer una oposición constante contra estas medidas y dejar claro que de ocurrir desgracias por la ilegal obligación de kakunar a este sector de la población, se les hará únicos responsables penales de tal decisión, porque lo mismo que hay “expertos, esos grandes desconocidos” que arremeten a favor de su imposición, también los hay que dicen lo contrario, luego y teniendo en cuenta que profesionales son tanto unos cómo otros,(realmente más unos que otros) cada uno puede acogerse la decisión que crea oportuna.

  2. Dejemos que todo borrego que quiera que le inyecten ese veneno a sus hijos lo haga, mas pronto que tarde todos vamos a ver las consecuencias de tanta irresponsaibilidad y de tanto borreguismo. Si caen todos ellos ¿no es este el argumento que emplean de que los beneficios superan a los riesgos? El beneficio que obtendremos es que España al fin se librara de todos los subnormales, de todos los borregos, y de todos los hijos de puta que ahora mismo conviven con los que aun queremos seguir vivos. Y que por cierto aun pensamos por nosotros mismos.

  3. No lo tengo tan claro que los padres no les pongan la vacuna, al contrario, estan deseandolo. Te lo dice alguien que lo ve a diario y es muy duro aguantarse y no decirles cuatro cosas a estos padres. Que lo hagan los adultos, la verdad, es que ya me resbala bastante porque no escuchan, no quieren ver. Pero que se lo hagan a sus hijos, esto me hierve la sangre, y no puedo hacer nada, por lo que sea, esto ya queda en otro nivel, ha de suceder así. Asi, como digo siempre, porque no puedo decir nada mas, que sea lo que el Creador Divino quiera.

Comments are closed.