tonto que Abundio

Seguramente lo habrás escuchado decenas de veces y en más de una ocasión habrás pronunciado este dicho popular tan extendido en España. Eres más tonto que Abundio es uno de esos dichos que todos consideramos parte de nuestra cultura popular y que más de una vez nos ha incitado a preguntarnos ¿quién era ese Abundio y qué hizo para parecer tan tonto y pasar a la historia del refranero español?

[Consulta las vacantes de SACYR en España, Perú, Chile, EEUU y Canadá]

En torno a este dicho popular se dicen cosas tales como que, Abundio vendió los zapatos para comprarse los cordones o que fue a vendimiar y se llevó uvas de postre, pero, ¿alguien sabe quién fue realmente ese Abundio tan tonto? Existen distintas teorías que los exponemos a continuación. Abundio fue un nombre muy popular en España, por el culto a San Abundio, un presbítero originario de Córdoba que, a pesar de ser martirizado por los árabes en el año 854, se negó una y otra vez a desdecirse de las injurias al Corán. Muchos piensan que fue este santo el que dio origen al dicho popular.

También en Córdoba existió otro Abundio que pudo haber dado lugar al refrán. Se trata de un personaje que vivió entre los siglos XVII y XVIII y al que se le acusó de haber pretendido regar un cortijo con el solo chorrillo de la verga, según apunta Celdrán en el libro El gran libro de los insultos.

José María Iribarren, por su parte, sitúa el origen de la fama del tal Abundio en Navarra. En su libro El porqué de los dichos, cuenta de este personaje que una tarde de estío los dueños de una huerta le mandaron al pueblo por bolados (dulces) y a la vuelta, para que no se le calentasen los azucarillos, sumergía la cesta en las acequias del trayecto.

En España tenemos 17 autonomías, más dos ciudades, de Ceuta y Melilla. Tenemos un conflicto muy gordo con Cataluña, ya que las otras, aquellas que empezaron su cabalgar por los caminos de la separación con el resto de la nación, ablandaron a la jaca desmontándola, aunque a tenor de este tonto andaluz -al parecer- veo que, aquí, había un quijote de risa, con perdón a Don Miguel de Cervantes .Por aquellos días de junio del 2017, este nuevo quijote de risa, llamado Pedro Altamirano Macarrón, del partido Andalucista, tuvo la burlona idea de erigirse y manifestarse, el solito en el nuevo tonto, además de capirote. Aunque a veces pienso que, a río revuelto, ganancia de pescadores. Mira por donde, este se llama Pedro, igualito que el Pedro Sánchez que todos conocemos. Pues bien, este ya le había inscrito con el nombre al nuevo partido llamado ANA (Asamblea Nacional Andaluza y el reconocimiento de Republica Andaluza. ¡Casi na!

En esta clase de tontos podemos meter y engrosar a estos estultos que, aunque parezca este adjetivo de mejor familia, es lo mismo, lo mismo que aquel guardia que, cuando entregaba la multa a los sancionados y, como no sabía firmar, se llevaba el dedo a la boca, lo bañaba de baba y lo estampaba en el documento sancionador.

Ahora veo que mi querido abuelo Rafael que sabía mucho, me decía: Pepín, si cortas un manojo de uvas de la parra, corta todos los racimos el mismo día, ¡que sabio era mi abuelo Rafael! y, cuánta razón tenía. Digo todo esto, porque se oyen revoloteos y movimientos extraños y, como hemos dejado la parra sin cortar el resto de racimos de uvas para llenar un cesto y como hay en España más tontos llamados Abundio y además, se oye, se comenta que hay agitaciones, movimientos y, en septiembre tenemos la vendimia, posiblemente veremos por los caminos a prójimos con cestos para llenarlos de uvas.  El que avisa de lo bueno y lo malo, nuca será un traidor. Este refrán era el favorito de mi querido abuelo Rafael.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

6 Comentarios

  1. Si hubiese muchos Abundios no iríamos muy mal, lo malo es que hay mucho gilipollas, debemos de ser el país del mundo con más gilipollas por metro cuadrado, pero esto no es lo peor, lo peor es que hay muchos progres hijos de la gran puta que se creen superiores en todo al resto. Esta es la verdadera lacra que tenemos. Nada más hay que ver como estamos.

  2. Ser más tonto que el Abundio 2021, que cambió a DIOS por los políticos satánicos y perdió sus propiedades, su pensión, su historia y su vida aquí en la tierra y en el otro barrio ganó el sufrimiento eterno.

  3. Sí, pero es que parece que no se sabe cómo es el dicho completo: “Eres más tonto que Abundio, que echó una carrera solo, y llegó el segundo”.

  4. La sociedad jesuita dividió el mundo en dos tipos de personas:los listos y los tontos,o de otro modo,los que tienen carrera universitaria y los que no la tienen.El problema ya no es el de ser tonto que siempre será un problema,el problema es pasarse de listo.En el Gobierno no hay ningún tonto,lo que hay es mucho sinvergüenza.Antes no era necesario tener carrera para tener una propiedad un trabajo y poder criar una familia,ahora eso ya es exclusivo de los que tienen carrera y son funcionarios,eso si pueden tenerlo todo en un estado jesuita,los demás ya no pueden tener nada ni siquiera llevar adelante una familia cristianamente,por qué es imposible.Los secesionistas también tienen carrera,así que es un engaño de los universitarios que se burlan de los que no tienen estudios superiores y a los que consideran esclavos.
    Nos gustaría tener un Gobierno más reducido y que hubiesen menos funcionarios y menos administraciones duplicadas,un Gobierno más justo,equitativo,capacitado y con un sentido elevado de la justicia,es decir un gobierno menos masón,menos jesuita.

  5. Soros y los globalistas están empeñados en que desaparezcan los Estados Nación y se inventan estúpidos mitos como el de la catalanidad víctima que cuajan porque el globalismo es todopoderoso y nos impone stas y otras bestialidades como las contenidas en la ideología de género, en la legislación de la llamada memoria histórica, en la marroquinidad de Ceuta, Melilla y Canarias, la pedofilia o la imposición de venenosas inyecciones. Somos más tontos que Abundio

Comments are closed.