Cada tanto hago un recorrido por internet observando los distintos blogs y foros que se dedican a debunkear ―valga la absurda conjugación de un sustantivo― todo el trabajo de aquellos que tuvieron la osadía de ir un paso más allá y mostrarle al mundo que la magia existe. Realmente me sorprende la falta de criterio y de coherencia argumentativa de estos “sujetos”, a los que yo llamo, los idiotas de siempre. Su análisis y visión es tan limitado, que no se dan cuenta que todo lo que digo es una mentira y que están luchando contra molinos de viento. Hablo concretamente de mi caso particular y del blog, en donde “Don gato y su pandilla” no escarmientan y se dedican afanosamente a desprestigiar y ridiculizar todo lo que expongo.

Si… “MENTIRA”, como escucharon… porque solo forma parte de mi universo particular, de mi cinta de Moebius, de mi quinto camino, de mi forma de transmitir verdades que escapan a la percepción, para la cual utilizo ideas y conceptos abstractos, y que, si no usara un lenguaje nuevo y una matemática y física diferente, serían imposibles de explicar, ejemplificar y transmitir, y por último, sería imposible hacerlos pensar.

¿Qué importa si existen los vaet, si son positivos o negativos, y si se pueden medir o comprobar? ¿Qué importa si puede existir una esfera de radio cero, o un espacio matricial 7×7 o 4×4? ¿Qué importa si la resonancia Schumann es de 7.82, 13.33, 14.40, 15.64 o dos millones de hercios? ¿Qué importa si el efecto Tesla influye o no en los seres humanos y en la vida? ¿Qué interesa si la octava gira o vibra, si su secuencia es 0,1428571 o 1,7142857, y si es de siete, doce o quinientas notas? ¿Qué idiota pierde tiempo y energía en rebatir una teoría sobre el sol o la luna promulgada por un desconocido en la red, o cualquier otra sarta de estupideces como las que digo yo o mis colaboradores y lectores? Lo importante son las energías que se mueven en cada loco capítulo, en cada palabra, en cada choque, en cada comentario, en cada opinión de los miles de lectores. Lo realmente importante es lo que sucede en el interior de cada uno, en su espíritu, en su Ser, en su día a día, que, gracias a poder tomar consciencia de su existencia y su Ser, son mejores personas que ayer, y la magia vuelve a sus vidas, la magia que le sustrajeron los idiotas de siempre, aquellos que no llegan a ser ni siquiera Lhumanus, porque se quedaron en Pasus fronterizos, grises, y amargados, sin sueños, tristes sombras conformistas y vacías. Esos idiotas de siempre que promueven y defienden la miseria del hombre y esta realidad para que sigamos inmersos en la basura. 

Tuve la intención de exponer sus propósitos, de publicar el informe de la investigación, pero me di cuenta que no vale la pena, porque no son lo que creía, son los idiotas de siempre, tan idiotas que hasta los oscuros los desprecian, porque arruinarían sus planes como perfectas máquinas de estupidez que son. Los oscuros por lo menos son inteligentes, muy inteligentes, y tienen un propósito definido, aunque sea despreciable y contrario al nuestro, pero los idiotas de siempre no tienen ni eso, tienen nada más que su idiotez. Y sí… ya sé… el próximo encabezado del blog del idiota y similares será “POR FIN MORFÉO RECONOCIO QUE MENTÍA”. “Miento” igual que Jean-Pierre Garnier Malet, Nassim Haramein, Marko Rodin, Corrado Malanga, Bob Dean, Rafael Palacios, Alberto Canosa, Jose Luis Camacho, David Icke, y tantos otros mentirosos empedernidos que tuvieron y tienen la valentía de admitirlo. Miento como mienten los sitios web despertares, lastinieblasdelamente, radiotierraviva, selenitaconsciente, librodemisterios, esenciaveda, laverdadnoshacelibres, valdeandemagico, hueleadespertar, masacriticaconsciente, originalthinks, laintegraldelkaos, dinorahoy, km0personal, pijamasurf, dygnet.com e infinidad más de blogs y webmasters amigos que diaria y valientemente divulgan la verdad.

Este espacio sencillo y humilde, está integrado como muchos otros, por personas de todo tipo: Lhumanus comunes simples y sinceros, empresarios, empleados, comerciantes, educadores, ingenieros, matemáticos, físicos, estadistas, técnicos, informáticos, astrólogos, astrónomos, músicos, artistas plásticos, escritores, miembros de las fuerzas armadas, de los cuerpos de seguridad, militares, masones, rosacruces, gnósticos, judíos, protestantes, ortodoxos, budistas, seguidores del zen, del tao, de Krisna, religiosos en general, rescatistas, médicos, psiquiatras, psicólogos, periodistas, amas de casa, padres de familia, jóvenes, adultos, deportistas y tantos otros de los que no tengo conocimiento. Lhumanus, Humanos y Viryas que por su propia decisión eligieron las “mentiras” de este espacio y de este administrador para intentar conseguir lo que los idiotas de siempre les quitaron: la fe, el amor y la ilusión de que existe un mundo mejor, un mundo donde la magia hace posible lo imposible, un mundo donde el hombre sea feliz, libre y justo, donde el sufrimiento, el dolor y la enfermedad sean un mal recuerdo, donde la palabra sea un contrato, donde decir “hermano” no sea una muletilla, donde llorar, abrazar y besar no sea sinónimo de debilidad, donde decir la verdad no sea una utopía, donde el amor sea el AMOR y no un eslogan, donde la amistad valga más que el dinero, donde el espíritu sea el habitante del Ser, donde el respeto sea la norma y donde nadie, absolutamente nadie, se encuentre ―como muchos lo están ahora― solo, aunque esté rodeado de gente. Todo aquel webmaster que le interese conocer a los idiotas de siempre, para atestiguar la estupidez de los implicados, puede pedirme el informe de inteligencia en privado, y gustoso le remitiré un resumen del mismo luego de verificar sus credenciales.

No se confundan, no estoy enojado ni molesto. Digo esto porque quiero, porque es mi casa y soy el anfitrión. Esta no es una reacción de mi ego, es una manifestación de mi espíritu, que es el protector del Ser y el defensor del prójimo, que es el guerrero más implacable que existe, porque tiene el fuego del dragón, la frialdad y templanza del acero, y la dureza del diamante, que le da el contacto con el Ser. Al espíritu no le tiembla el pulso cuando tiene que actuar por una acción, y si es necesario puede sacrificarse por el propósito y el prójimo. Como esta es mi casa, y soy el espíritu de mi Ser manifestado, puedo accionar a consecuencia sin preocuparme que se ofusquen u ofendan, y si algún defensor de causas perdidas de los idiotas de siempre se siente aludido, pues lo invito a que se retire antes que yo lo eche de mi castillo. Sé que por su propio encono terminaron convirtiéndose en lectores habituales de este espacio, sé que intentaron e intentan comentar con distintos nicks, y aunque algunas veces lo permití y otras no, no soy ajeno a sus intenciones. Ahora ya me aburrí y no estoy dispuesto a seguir su juego, así que me llevo mi pelota, ustedes búsquense la suya, fin del juego para ustedes y comienzo del juego para mí, el cual me gusta jugar y juego muy bien. El juego de “voy a molestar a los idiotas de siempre hasta que me aburra”, publicando todas las “mentiras” que se me ocurran, mientras sirvan para despertar, y manifestar al Ser.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.