vía muerta

Primero se recibió a Soros y después en Davos, “el felón” se hizo la foto con el hijo del magnate, ¿cierto? Esta semana hemos asistido a un episodio clave para el devenir de nuestro presidente; el que los medios internacionales destacaran su irrelevancia. En España ha sido el hazmerreír por “La cumbre de los 26 pasos” como la bautizó Ayuso y, después “el bufón de Génova”, Almeida, escenifico con poca gracia y preocupando a su jefe que lo miraba perdonándole la vida, lo que tardan en pasar los 29 segundos del “affaire”. Pero el bochorno es asumible, pues son tantos los escándalos que la opinión pública parece una humilde cebolla -por sus innumerables capas-. Y teniendo en cuenta que en tres años solo se han producido dos manifestaciones para poner en un brete al “Magnánimo”,  afirmo que a esta administración que vive de continuo en el escándalo público no les preocupa, nada.

[Un Catedrático de Dermatología y Jefe de Servicio de un hospital denuncia con una fotografía de un familiar que el “magnetismo” después de vacunarse “es real”]

Partiendo de la base de que desde la Generalidad -con conocimiento del estado español y sus diferentes gobiernos- siempre se han dedicado a invertir en su relato con dinero público apoyando a grupos de presión indignos -lobbies de opinión- en la U.E., parece que por el hecho de que un diputado europeo socialista y letón presente un informe positivo hacia los indultos y el proceso catalán, ahora se nos caiga el cielo y nos echemos las manos a la cabeza. De hecho recordarán que la primera vez que salimos a la calle por el tema, fue además para mostrar apoyo y solidaridad para con la Monarquía. Una institución muy tocada y debilitada desde que el Rey emérito Juan Carlos I, firmara la Ley de Memoria Histórica de Zapatero. Parece mentira que: “de esos barros estos lodos”, y también parece mentira, que el Gobierno posterior, es decir, el de Mariano Rajoy, no se molestara en derogarla y modificar las leyes necesarias para eximir a la Monarquía de la obligatoriedad constitucional de tener que sancionar con su firma, cualquier basura que le pudiera llegar, como forma de blindarla.

Dicen que los hijos no son responsables de los actos de los padres, pero está claro que las herencias a veces llegan envenenadas, y de poco le va a servir a Felipe VI poner caritas o hacer pucheros cuando firme los indultos -si finalmente se producen-, salvo que no desee ver coronada algún día a su “princesita valiente”. Y a tenor de los resultados y de la falta de visión de la derecha, especialista en rasgarse las vestiduras en favor de una Monarquía a la que solo sabe defender gritando “viva el Rey”, esta será pasto de la globalización.

Y podemos echar la culpa a la derecha acomplejada más pendiente de restaurar el país sacándola de la miseria cada vez que la dejan, olvidando la ideología por aburrida como decía el gallego o también, podemos pensar en los tiempos en los que España se fumaba un puro con los pies encima de la mesa, hablando en mejicano con George Bush -hijo-, pero lo cierto es que la derecha, no ha sabido, o quizás no ha querido cuidar de la Monarquía como institución en si misma, quizás también porque el “juancarlismo”, que es la segunda opción: siempre estuvo más a gusto con el socialismo que con los que lo alzaron obedeciendo a Franco. Ideólogos en definitiva de la autodestructiva Constitución que tenemos y que en ese momento aplacaba a las bestias, confiando quizás a la hora de su diseño, en que el Rey contribuiría a promocionar su reforma si las condiciones llegaran a ser posibles más adelante. Pero ni Aznar estuvo a la altura cuando se rindió ante Pujol, sacrificando a Vidal Cuadras, ni juan Carlos firmando su abdicación y la de su estirpe con Zapatero, ni después este, rindiendo España a la ETA. Por lo tanto, que Sánchez termine el trabajo sucio, haciéndose fotos dentro del zulo de Ortega Lara, igual que Felipe y Letizia, solo era cuestión de tiempo…

Que le suceda esto a la Monarquía no es algo tan grave si lo pensamos asépticamente; de hecho hay una gran parte de la derecha que no es monárquica y muchísimo menos defensora de los borbones. En sí mismo no debe tampoco escandalizar a nadie esta afirmación, pues ser republicano no implica estar cercano a postulamientos de izquierda. Que al Rey Juan Carlos I cuando firmo la Ley de Memoria Histórica de Zapatero “no le picara la sarna y tampoco le produjera gusto” es un hecho irrefutable, pero lo que es increíble es que después con una mayoría del Partido Popular, no se hiciera nada al respecto -quizás es que no se quiso-, porque; ¿se gestionó el asunto? Complicado saberlo pero lo que está claro es que ahora nos ponemos a llorar porque Junqueras y Puigdemont, junto con los vascos del PNV y BILDU están más cerca de ganar la partida.

Bien fuera un error de la Casa Real o de Moncloa en manos del Partido Popular más socialdemócrata jamás visto y conocido -y si no pensar en Soraya Sáenz de Santamaría y sus barones, es decir; Feijoo, Moreno Bonilla o Mañueco, por poner algunos ejemplos-, lo cierto es que el reinado de Felipe VI nació marcado con tinte nacionalista y republicano, una vez que los mimbres para la rendición del Estado tal y como lo conocemos, y de la propia Monarquía como pegamento territorial, ya estaba engendrada desde tiempos de su “real” padre, hoy felizmente jubilado disfrutando del autoexilio y las mieles del triunfo, a la par que resolviendo a distancia sus pufos con la Hacienda Pública; la de todos los españoles que le aclamaron, mientras vendía la patria al socialismo como defienden algunos al no apoyar el golpe de Tejero, para reconducir la situación acabando con el socialismo, el comunismo y el nacionalismo en España, para de esta forma asegurar su futuro.  Pero en fin, estas teorías con el tiempo solo han quedado en ensoñaciones truculentas…

Aun así el mal menor es decir, el Partido Popular del flojo y desleal Pablo Casado, parece que resurge gracias a los descontentos de las filas socialistas que votan por impulso a unos o a otros, y desprecia públicamente a los miles de la Plaza de Colón -en la que estaban los suyos a mansalva mientras él se quedaba fuera más nervioso por irse que otra cosa-. La promoción de saldo dos días después de su Congreso de Octubre en Valencia, sin la Sociedad Civil a la que ningunea por no aclamarlo, lo hará de nuevo más débil, pero no aprenden. Sabemos que es un iluso pero que hacer sino, hasta que Ayuso lo tumbe de un soplido.

Ahora también digo y ya para terminar, que solo gracias a la pesada ancla de VOX, hecha de materiales sobrantes de baja calidad, aleaciones sin valor hasta para el chatarrero más insignificante, saldremos temporalmente de esta situación.

“Si José Antonio levantara la cabeza, se pondría una gorra de la Caja Rural para pasar desapercibido y disfrutaría de su pensión, plantando tomates morunos”…   

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Yo he defendido a este personaje hasta que me di cuenta que no era más que un muñeco al que manipulan o se deja manipular fácilmente , a las marionetas se las maneja con unos hilos y se hace con ellas lo que quieren y para mi que a este títere le queda poco, a mi no me hace falta un Rey para que lo mantenerlo y que solo sirva de espantapájaros ,un rey que abandona al pueblo y que da premios a una satanista al menos yo no lo quiero, de apreciarlo he llegado a cogerle asco y estoy deseando que se vaya, el año pasado nos tuvieron engañados con mentiras que si el emérito tal que si el emérito cual y aquí no apareció nadie, no sabemos si está vivo o muerto y la verdad es que a mi me da igual porque ya han acabado con España.

  2. “del Partido Popular más socialdemócrata jamás visto y conocido -y si no pensar en Soraya Sáenz de Santamaría y sus barones, es decir; Feijoo, Moreno Bonilla o Mañueco, por poner algunos ejemplos-”

    E ivan redondo, máximo jefe del PProgre, ahora, oh casualidad, máximo jefe sorosero del Progresoe, son la misma mierd4, con matices y uno más malo que otro o más lento en la agenda siniestra malvada, sorraya también inmediatamente contratada como asesora del psoros después de la moción.

    “el estado de bienestar se tiene que acabar”
    rajao y asna r (expresidentes de España)

    ¡Un balido!

Comments are closed.