Hay muchas profesiones que han quedado retratadas con todo esto del virus y que han sido para muchos de nosotros una gran decepción, salvo algunas excepciones: policías, jueces, enfermeros y médicos, entre otros, han sido unos profesionales que han demostrado estar al servicio del poder y del discurso establecido, aunque haya sido a costa de mentir y de manipular a los ciudadanos, muchos de ellos se han convertido en cómplices de los malos ya que si estos hablaran, la farsa que estamos viviendo quedaría desmontada en cuestión de minutos. Ojo, que también tenemos testimonios de instaladores de antenas 5G que no se atreven a hablar en público.

Pero entre esos profesionales los que más nos han decepcionado han sido, probablemente, los médicos. Y decimos probablemente porque en esta competición de cobardía y servilismo hemos podido ver cosas vergonzosas, cobardes e incluso delictivas protagonizadas por muchos de ellos.

Tras protagonizar varias iniciativas como la denuncia presentada ante la Corte Penal Internacional contra el estado español, la abogada Cristina Armas ha vuelto a protagonizar otra iniciativa dirigida, esta vez, a que pueda ser utilizada por cualquiera que quiera participar en ella. Ha redactado un documento de denuncia para que cualquiera de nosotros lo podamos presentar ante el colegio oficial de médicos de nuestra provincia. Tan solo hay que descargar el documento, rellenarlo con nuestros datos personales y firmar.

Háganlo, es importante que seamos muchos para que inundemos los colegios de médicos con nuestras denuncias. Hay que hacer que se sientan acorralados y señalados para ver si, de esta forma, conseguimos que den un paso al frente y que se atrevan a contarnos la verdad de lo que está pasando porque, no tengan ninguna duda de ello, la verdad no es la oficial y la que están defendiendo hasta ahora.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

5 Comentarios

  1. El Colegio de Médicos de Bizkaia anima a la población a vacunarse ante la Covid-19
    • Ante la puesta en marcha de la campaña, recuerda a la población que la vacunación es un acto de responsabilidad individual y colectiva que salva vidas y anima a la ciudadanía a superar el temor ante posibles efectos adversos que, de producirse, nunca serían tan perjudiciales como el hecho de no vacunarse

    • Las y los representantes médicos del territorio histórico de Bizkaia piden que no se de crédito a los posibles argumentos de las corrientes antivacunas, basados en la creencia y no en la ciencia.

    No sé cómo adjetivar con precisión el posicionamiento del CMB, pero encuentro apropiado el siguiente (no solo por el “las y los”): Hortera. En su significado y denominación original era el dependiente, mancebo, mozo o menestral empleado en el floreciente comercio (¿de las vacunas?) de la burguesía madrileña del siglo xix y primer tercio del xx, retratado a menudo por sus contemporáneos como personaje pintoresco y castizo.

    Siempre hemos considerado a la clase médica como gente culta, responsable y prudente; con la formación, el rigor intelectual y moral imprescindibles para su profesión,… pero ahora, ese tal Hipócrates, ¿quién es?

  2. Rellenado y firmado y ¿Dónde tendríamos que presentarlo?
    Y después como sabemos que ese documento presentado no lo tiran a la basura?

    Podrías informar un poco mas de cuales son los trámites completos a realizar?

    Gracias

  3. Voy a imprimirlo, firmado y presentarlo ante el Colegio Oficial de Médicos de mi provincia…, Y YA LES CONTARÉ, DIOS MEDIANTE, aunque mucho me temo que darán la callada por respuesta.
    O no.

Comments are closed.