Hay que ser vanidoso, ególatra y mediocre para hacer lo que ha hecho el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en su cuenta de Twitter. Uno de sus medios afines, Huffington Post, ha publicado un artículo escrito por un pelota llamado Antonio Ruiz Valdivia que no es más que una sarta de alabanzas y de peloterismo hacia el ministro.

Como si con él no fuera la cosa y demostrando su falta de prudencia y de humildad, Campo se ha hecho eco de ese artículo que, a buen seguro, supondrá muchas palmadas en la espalda al autor. ¿Se puede ser más fantasma?

El artículo se titula “Retrato a pie de Campo” y dice, entre otras cosas, “fuentes que trabajan con él en Justicia, señalan que se trata de “un ministro accidental”, en el sentido de que él es un “jurista ante todo”: “muy riguroso, no es el típico político”. Campo se lee todos los papeles, revisa todo que sale de su departamento, se fija hasta en la última coma. De trato, señalan sus colaboradores, es “muy campechano, muy de Cádiz”. Aunque nació en Osuna, tiene como segunda tierra la gaditana, donde tuvo sus primeros destinos como juez en Sanlúcar y en Jerez. Siempre tiene abierto su despacho para todo el gabinete, y está atento a todos los detalles para preguntar por la ciática de alguno de ellos o si está enfermo algún familiar“.

Lo que se le ha olvidado decir al pelota que escribe ese artículo es que, además de todo eso, Campo es un fantasma engreído que no tiene abuela. Menudo sujeto el uno y menudo pamplinas el otro.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. Pero si la noticia es del Huffpost, ¿como no quereis que les caiga la lefa por la comisura de la boca? Si no hay noticia que en la que no les huela el morro a alcantarilla de tanto que lamen culos a la izmierda.
    Llamar a esa basura que escribe ahí periodista es como llamar enologo a un alcoholico.

Comments are closed.