¿Recuerdan que el pasado día 28 de mayo nos hacíamos eco de una noticia en la que se nos contaba que en Amazon se habían instalado unas cajas del tamaño de un ataúd llamada “sala de práctica consciente” para que sus empleados se encierren y se relajaran del trabajo? Pues parece que a algunos empleados les hace mucha falta encerrarse en la caja en cuestión porque están un poco histéricos.

O por lo menos parece hacerle falta a una repartidora de la compañía llamada Itzel Ramírez, de 21 años de edad, ya que ha sido grabada por una cámara golpeando a una clienta de 67 años en Castro Valley, California, aunque la pena es que, al no haber sonido, desconocemos los motivos que provocaron esta agresión.

Según algunas versiones, la clienta tenía algún tipo de queja con el reparto y la empleada de Amazon le reprochó a la clienta que hiciera uso de sus “privilegios de blanco”, comentario al que la clienta, también según esa versión, contestó con un comentario similar.

Pero el caso es que ahora Itzel Ramírez permanece detenida bajo fianza de 100.000 dólares a la espera de un juicio que se va a celebrar en los próximos días. Está todo el mundo, en todo el mundo, con los nervios a flor de piel.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Como no una basura de inmigrante y encima le agradece y le ataca por la espalda la pena es que la mujer en cuestión no tuviera una pistola entra en su casa y le pegará cuatro tiros que es lo que tenía que haber hecho porque basura como esa sobra en todas las partes

  2. amazon es una porqueria sin control te dejan el paquete sin apenas control de amazon

Comments are closed.