científico

No lo decimos nosotros, lo publica en su edición de hoy el prestigioso diario británico Daily Mail, en la que explica que el científico Yusen Zhou presentó una patente para una vacuna COVID-19 en nombre del Ejército Popular de Liberación de China el 24 de febrero de 2020. En aquel momento la dictadura China solo había declarado la transmisión humana del virus cinco semanas antes.

[Todas las oportunidades de empleo de Expedia en Madrid e internacionales]

En la noticia del Daily Mail, que puedes leer en este enlace, se dice, además, que el científico Yusen Zhou ‘trabajó en estrecha colaboración’ con científicos del Instituto de Virología de Wuhan (WIV), incluida Shi Zhengli, la subdirectora del laboratorio que es famosa por su investigación sobre el coronavirus en murciélagos.

Es más, Zhou murió misteriosamente menos de tres meses después de que presentó la patente. El New York Post afirma que su muerte solo se informó en un informe de los medios chinos, a pesar de que era uno de los científicos más destacados del país.

Zhou había trabajado anteriormente en investigaciones vinculadas a las instituciones estadounidenses, incluida la Universidad de Minnesota y el New York Blood Center, informó el periódico.

Un hecho que de ser cierto, y no hemos de poner en duda la información, demostraría que el virus se fugó del laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan (WIV). Y si existía una vacuna creada por los mismos que crearon el virus, ¿por qué se ha mantenido oculta?, ¿qué está ocurriendo? Como siempre, que cada uno saque sus propias conclusiones.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. ¿Y quién es el propietario del laboratorio de Wuhan?, ¿QUIÉN FINANCIÓ EL LABORATORIO????????????????????????????.

Comments are closed.