Estamos deseando que la gran mayoría de los padres de este país vayan despertando y tengan la valentía y el coraje de proteger a sus propios hijos porque, de lo contrario, esta clase política que nos gobierna puede provocarles serios problemas de salud tanto físicos como psíquicos.

Están obsesionados con los niños y no se han cansado de demostrarlo a lo largo de toda esta “pandemia”. Primero les convirtieron en culpables de los contagios a los mayores, después les han obligado a no respirar de forma natural obligándoles a llevar mascarillas durante horas en las aulas y ahora quieren experimentar con ellos poniéndoles unas vacunas que no necesitan puesto que el VIRUS NO LES AFECTA.

La individua encargada de esa persecución contra los niños dentro del gobierno es la siniestra ministro de Educación, Isabel Celaá. Y como lo que han sufrido los niños en los colegios le ha parecido poco ahora nos avisa que para el próximo curso pretende que también usen mascarilla incluso en los patios y que se vacune en los centros educativos a los niños de entre 12 y 15 años.

Empieza esta elemento declarando que “las mascarillas han sido esenciales para mantener la salud en las aulas y cuesta pensar que vamos a prescindir de ella” y ha puesto en duda la posibilidad apuntada desde la Comunidad de Madrid de que los niños vayan sin mascarillas en los patios.

Pero atentos a los de las vacunas para inocular a los niños de entre 12 y 15 años porque a esta tipa no la para nadie, “sí, se podría vacunar en los centros educativos. Si se envía allí el personal sanitario, sí”.

Padres, despierten, no crean que a esta sujeta le importa en lo más mínimo la salud de sus hijos. Tiene que cumplir una agenda que le han marcado y le da igual todo lo que se lleve por delante.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. No se si se le puede llamar por su nombre a esta zorra, parece el mounstro del Lago Nes, que asco me da esta cortesana.

Comments are closed.