Países Bajos

Mientras en España el miserable gobierno de Sánchez ya se plantea la vacunación de los niños incluso antes de comenzar las clases y con estrategias como obligar a firmar a los padres un documento que les exima de cualquier responsabilidad, en Estados Unidos es cada vez mayor el número de personas que alzan la voz para que se pare la vacunación entre los jóvenes y los niños por los problemas de inflamaciones cardiacas que están provocando.

Incluso medios nada sospechosos de “conspiranoicos”, como lo es el Wall Street Journal, publican un artículo firmado por el especialista en ética médica de la Universidad de California-Irvine, Aaron Kheriaty, y el profesor de derecho de la Universidad de Notre Dame, Gerard Bradley, llegan a invocar el Código de Nuremberg para luchar contra las intenciones de un buen número de universidades del país por vacunar a sus alumnos antes de que comience el curso.

Y al contrario del discurso que se nos pretende inculcar desde el relato oficial, aquel de que los beneficios son superiores a los riesgos, es abiertamente criticado debido a que tanto los jóvenes como los niños pertenecen a un grupo de población que no tiene riesgo alguno con el virus, el planteamiento que se hace es que “incluso un riesgo leve de una reacción adversa grave a la vacuna podría inclinar el cálculo de riesgo-beneficio”.

Ahora se está a la espera de la reunión de los CDC en la que se iba a tratar este asunto para escuchar sus opiniones y la decisión que se toma. Vean que, a pesar de todo lo que está pasando en el mundo con este asunto, el gobierno de España ni se inmuta y parece que sus pretensiones de vacunar a niños y jóvenes no se van a alterar en lo más mínimo pase lo que pase. Deberemos ser los padres los que pongamos fin a esta absoluta locura.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Está claro que, primero, no es obligatoria ni te pueden coaccionar para ponerla y segundo y más claro, son los padres o tutores legales, los que han de autorizarlo. Aunque siempre estarán los covidianos ,que harán de las suyas.

  2. Los covidianos son peligrosísimos, como todos los idiotas, y no dudarán en sacrificar a sus hijos. Luego saldrán en las revistas de las vísceras llorando como Magdalenas y cobrando buen dinero. Eso no se puede erradicar, siempre ha habido gente así.

Comments are closed.