racista

Es lo que tiene la izquierda rabiosa, que no aguanta un asalto dialéctico cuando les cantan las verdades del barquero, y se tienen que dedicar a poner el ventilador y a insultar. Es lo que le ha ocurrido a la portavoz de Vox en la Asamblea de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, cuando ha recordado que el diputado de Unidas Podemos, Serigne Mbayé, llegó a nuestro país de manera ilegal.

[WhatsApp Vuelve A Recular Y Ya No Borrará Las Cuentas Que No Acepten Sus Condiciones]

Concretamente Rocío Monasterio ha dicho que Serigne Mbayé “es una persona que entró a nuestro país de forma ilegal, saltándose la cola de entrada a muchos inmigrantes legales que estaban esperando”. Y ha añadido la portavoz del partido de Santiago Abascal: “Además de entrar de forma ilegal, se lucró durante años vendiendo de forma ilegal a las puertas de los comercios y esas pymes a las que ustedes suben los impuestos y la factura de la luz”.

¿Es mentira que este señor entró de forma ilegal en España?, ¿es mentira que se dedicó a la venta ilegal como mantero? Y decir eso, ¿es ser racista? Creemos que no. Lo que ha dicho Rocío Monasterio no es ser racista, porque si el señor Serigne Mbayé fuera blanco la señora Monasterio habría dicho lo mismo.

Y es que constatar una verdad, para esta izquierda rabiosa, la que sí puede calificar a los demás de fachas, es ser un racista. Así lo manipulan todo, así imponen su relato y sus mentiras.

Rocío Monasterio no ha sido hoy racista, ni mucho menos, porque decir que ese diputado llegó a España de manera ilegal y desarrolló actividades ilegales no es ser racista, solo es constar una verdad.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Como permite la presidenta de la Asamble de Madrid que, este tío canalla, se levante con el puño en alto en un aquelarre repugnante. Mal empiezas.
    Nos está quedando una España preciosa.

  2. Todo es racismo. Todo es homofobia. Todo es transfobia. Aquí hay que callar y tragar, como los programados para consentir todo. Somos culpables por ser blancos y heteros, que eso ya está muy mal visto. A esta gente hay que ponerle alfombra roja y darles una paga, que ya en la calle se queda el autónomo y sin un duro en el bolsillo. Este país es de vergüenza. Muchos palmeros con pánico a ser señalados y tachados de ser *inserte palabra soltada al azar*. No hay más racista que el que señala a un blanco por ser blanco.

  3. La única forma de acabar con esas entradas ilegales sría la expulsión de esas personas del territorio nacional, o su envio a prisión…
    Y, POR SUPUESTO, NO LEGALIZARLES NUNCA, en tanto en cuándo no entren de una forma legal y ordenada.

  4. TODOS nuestros líderes nos han traicionado (por Soros) y abandonado. Estamos desorganizados y losd psicópatas de nuestro parlamento nos impiden organizarnos para recuperar el Estado de Derecho. De nosotros depende, no de esa gentuza parlamentaria al servicio del sionismo masónico

Comments are closed.