Real Madrid

PARTE PRIMERA. Son las ocho de la tarde del domingo 9 de mayo de 2021. Estoy esperando que lleguen las nueve para de ver cómo se portan los árbitros en el partido de futbol Madrid-Sevilla, porque esta temporada, al Madrid, ya le han birlado ocho puntos. El VAR nació para evitar las injusticias de muchos arbitrajes, pero el resultado ha sido funesto y tiene en vilo a los aficionados. Y ello, a pesar de disponer de cámaras y ordenadores sofisticados para evitar los errores. Da la casualidad de que el Real Madrid se lleva la peor parte pues no castigan las faltas y penaltis que le hacen y se “inventan” contra él “penaltis” y “fuera de juego”. Cuando termine el partido contaré lo que vea.

[Bertín Osborne Y Su Programa ‘Mi Casa Es La Tuya’ Se Quedan Fuera De Telecinco]

PARTE SEGUNDA. Son las once y pico de la noche y, como me temía, el partido ha sido la sinfonía ratera de los árbitros al equipo más laureado del mundo. No sé quiénes dan las órdenes para estos robos, pero confío que algún día se sepan.

Ahora voy a relatar lo que yo he visto: el árbitro no ha querido pitar tres penaltis a favor del Madrid. El primero: “dos jugadores del Sevilla (dos) despejaron un balón con las manos dentro del área”; el segundo: “el portero sevillista -que debió ser expulsado- derriba, dentro del área, a Benzema”.  Y el tercero: “un jugador sevillista derriba dentro del área a Casemiro”. Sin embargo, ha señalado un penalti inexistente de Militao. Fue así: un jugador sevillista y Militao saltaron disputando un balón; en el salto, el sevillista tocó el balón con su mano haciendo una falta que “no ve” el árbitro, pero ahí debió terminar la jugada; tras esta mano, el balón sale rebotado hacia el cuerpo de Militao que estaba de espaldas y, tras este rebote, le roza la mano.

Curiosamente, es la mano que el árbitro “sí ve” y señala el injusto, e ilegal, penalti. Como el primer gol del Sevilla y la tarjeta a Casemiro no son legales porque no hubo falta de Casemiro, ninguno de los dos goles del Sevilla, debió subir al marcador.

CONCLUSIÓN. Si el arbitraje hubiera sido justo, y el Madrid hubiera acertado en los tres penaltis no pitados, el resultado debió haber sido de 5-0 a favor del Madrid. Sin contar el gol anulado al Madrid por dudoso fuera de juego.

Estos son hechos y tienen muchos precedentes. ¿Para cuándo una querella?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.